Granada CF

Lío entre el Granada y el Ayuntamiento

  • El retraso por la falta de acuerdo entre ambas partes para firmar un nuevo convenio de uso del Nuevo los Cármenes abre un cisma entre Luis Salvador y la entidad, a la que apoya el G-19

Encuentro entre Salvador y Lizhang en presencia de Monterrubio Encuentro entre Salvador y Lizhang en presencia de Monterrubio

Encuentro entre Salvador y Lizhang en presencia de Monterrubio / Archivo (Granada)

Las relaciones entre el Ayuntamiento de Granada y el Granada CF viven en los últimos días unos picos de tensión que no deberían de ir a más y sofocarse en las semanas venideras.

No obstante, éstos han sembrado el nerviosismo entre el granadinismo, que no entiende que uno de los momentos más importantes a nivel deportivo en la historia del club se vea alterado por estos roces.

En el inicio del lío se encuentra el hecho de que aún no se ha llegado a un acuerdo entre ambas partes para prolongar el convenio de cesión para el uso por parte del Granada CF del Estadio Nuevo Los Cármenes, que es de propiedad municipal.

La historia está deparando capítulos nuevos casi a diario y este jueves fue el turno en el guion para el alcalde de la ciudad, Luis Salvador, quien defendió la postura municipal sin apagar el fuego; y para el G-19, la asociación que agrupa a las peñas del Granada, que defendió al club en el ‘culebrón’ y pidió “responsabilidad y cordura” a los máximos gestores municipales para finiquitar con éxito el asunto lo antes posible.

El Granada

Alertó del conflicto Antonio Fernández Monterrubio, director general del Granada, que en la rueda de prensa de resumen de la temporada ofrecida la pasada semana avanzó los problemas que estaban teniendo con el Ayuntamiento para poder renovar el convenio de uso, que acaba a finales de septiembre, lanzando varios dardos.“Llevamos meses trabajando con la licencia UEFA, hace falta ser propietario del estadio y en eso estamos. Este año se ha perdido mucho tiempo, nos han dado demasiadas largas y es el momento de ponerse a trabajar. Yo soy poco de fotos y más de trabajar. El Granada no quiere nada gratis", dijo.

"La cuestión está en definir el equilibrio entre lo que recibimos y el estado en que lo recibimos, y ese canon. No vemos problema en pagar un canon, todo lo que hagamos en el estadio y los alrededores será para la ciudad de Granada”, explicó entonces el director general rojiblanco.

El G-19

Este jueves llegó el respaldo de la afición al club en forma de comunicado del G-19. En el mismo se afirma que “de los 32 equipos de la Primera y la Segunda División española que disputan sus partidos en un estadio municipal, Granada es una de las únicas ciudades que no concede a su equipo un convenio de larga duración, siendo la duración media de esa concesión superior a los 25 años”.

En el tiempo de concesión que se acuerde en el convenio está uno de los principales puntos de conflicto, ya que el Granada desea que sea a largo plazo, para, entre otras cosas, poder acometer obras y reformas en interiores y exteriores de la instalación que le puedan ofrecer una rentabilidad en el tiempo.

El Ayuntamiento se agarra a la legalidad necesaria y a conocer de boca del máximo accionista del club, el chino Jiang Lizhang, el futuro que quiere darle a la entidad para aceptar lo que pide el club.

El G-19 dice no entender que el Ayuntamiento “ponga en riesgo” la participación del equipo en la Liga Europa, desprestigie “la figura” de Monterrubio como interlocutor en las negociaciones y cree “un grave perjuicio al club, la afición y los granadinos” con la postura tomada por el alcalde, Luis Salvador.

Por eso apelan a la “responsabilidad y cordura” de “instituciones y políticos” para llevar a cabo una negociación “agil y razonable” ya que “el tiempo corre en contra”.+

El alcalde

Salvador aseveró este mismo jueves en Radio Marca Granada que el equipo “competirá en Europa con toda seguridad y lo hará en el Nuevo Los Cármenes” y pidió a la afición que se preocupe “exclusivamente de lo deportivo”.

El edil aclaró apoya al club “al mil por mil” y que él también apuesta por un convenio “a largo plazo, que sea para varios años” pero que no puede hacer algo que sea “precipitado e ilegal”.

Salvador insistió en que “el Granada no va a tener problema para jugar en su estadio” pero que “otra cosa son otro tipo de reformas exteriores y otros usos”, y calificó como “normal” que quiera “despejar la incógnita” en relación a lo que el presidente del Granada tiene en mente y que “la última palabra tiene que ser la suya”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios