Granada CF | Renovaciones Una política deportiva poco habitual en el Granada CF

  • Renovar tras poco más de tres meses de competición a dos jugadores y al entrenador sin haber concluido la primera vuelta del campeonato no se recuerda en la entidad rojiblanca

La renovación de Álvaro Vadillo es una de las prioridades de la dirección deportiva. La renovación de Álvaro Vadillo es una de las prioridades de la dirección deportiva.

La renovación de Álvaro Vadillo es una de las prioridades de la dirección deportiva. / Carlos Gil

Es indudable que algo está cambiando en la política deportiva del Granada CF. Las medidas que se han tomado en el último mes y medio así lo indican, algo que reconocen y de lo que se alegran los aficionados. Y es que hubo un tiempo en el que cada año se configuraba una plantilla nueva. No se mantenía la base del año anterior y, salvo excepciones, existían otros intereses por parte de sus dirigentes a la hora de traspasar y mover futbolistas.

Pero eso parece que ha cambiado. O al menos los hechos así lo reflejan. Aún no se ha llegado al mes de diciembre y, por tanto, no ha concluido la primera vuelta y son ya dos renovaciones de futbolistas a la que hay que sumar la prolongación del contrato de Diego Martínez un año más que se anunció la semana pasada. Tras mantener el bloque que logró el ascenso, cerrando la continuidad de hombres como Víctor Díaz, Álex Martínez, el regreso de José Antonio Martínez o el salto al primer equipo de Carlos Neva, que ya debutó en Segunda, la política que se está llevando a cabo se traduce en continuidad y no se va a quedar ahí.

Dos pendientes

Sobre todo porque hay dos elementos fundamentales hasta el momento en el esquema de Diego Martínez que cumplen contrato el 30 de junio del próximo año y que ya han manifestado públicamente lo cómodos que están en la entidad rojiblanca. El primero de ellos es Álvaro Vadillo, que a sus 25 años ha encontrado en Granada el sitio idóneo para explotar su calidad y olvidar su pasado de lesiones. El trabajo de prevención que diariamente realiza con el cuerpo técnico y médico, ha hecho que no se haya lesionado desde su llegada. El extremo gaditano es uno de los objetivos de la dirección deportiva para que continúa y él, mientras, hace guiños cada vez que se le pregunta por su situación en Granada.

Aún no se ha llegado al mes de diciembre y son ya dos renovaciones de futbolistas más la del técnico

El segundo futbolista que ya ha manifestado incluso que le encantaría seguir en Granada de por vida es Antonio Puertas. El almeriense, en su primera temporada en LaLiga Santander, es indiscutible y el máximo goleador del equipo y su trabajo es muy valorado por el técnico. Tras estar en el ostracismo con José Luis Oltra tras ser firmado una vez consumado el descenso a Segunda en la campaña 2017-2018, el curso pasado fue el Pichichi de los nazaríes y su rendimiento sigue en aumento. En plena madurez deportiva a sus 27 años, su polivalencia, pues puede jugar en los cuatro puestos por delante de los medioscentros, es muy valorada y negociaciones existen para prolongar su vinculación.

La renovación de Diego Martínez era una de las prioridades de la dirección deportiva. La renovación de Diego Martínez era una de las prioridades de la dirección deportiva.

La renovación de Diego Martínez era una de las prioridades de la dirección deportiva. / Álex Cámara

Junto a ellos, al margen de los cedidos Carlos Fernández (sin opción de compra), Martínez, Gonalons y Yangel Herrera con posibilidad de ser adquiridos en propiedad pagando las cláusulas estipulados en sus contratos, hay tres futbolistas más que cumplirían el 30 de junio Se trata del guardameta Aarón, del turco Köybasi y de Roberto Soldado, aunque en este último caso cuando firmó el pasado 15 de julio incluyó una opción para continuar un año más.

Aarón

Con Aarón se está muy satisfecho con su trabajo y actitud y seguramente en el choque de la Copa del Rey ante el Hospitalet se estrene esta temporada. Es consciente de su rol pero todo portero necesita jugar por lo que su renovación, o no, se planteará más adelante. Por lo que se refiere a Köybasi, hasta el momento no convence y sus minutos están ahí. Con Álex Martínez recuperado y Carlos Neva aprovechando su oportunidad, será difícil, a día de hoy, que siga el próximo curso.

Caso Ramos

Mención aparte merece Adrián Ramos, cuya situación es la más incómoda de cuantas hay en la plantilla. El delantero colombiano finaliza su contrato dentro de poco más de un mes, concretamente el 31 de diciembre, y sobre su futuro existe mutismo absoluto. No está jugando, tuvo en su momento problemas con los máximos responsables por el impago de las cantidades previstas en su contrato de las que el Granada CF se hace cargo de una mínima parte y no sería de extrañar que haya que buscar un delantero que supla su posible marcha si es que finalmente se concreta.

En cualquier caso, la prioridad son Puertas y Vadillo, que elevaría a trece el número de jugadores que lograron el ascenso la campaña anterior y que seguirían formando parte del proyecto de Jiang Lizhang. Las oficinas rojiblancas echan humo en las últimas semanas, en una época poco habitual en el mundo del fútbol para cerrar renovaciones. Los tiempos de Gino Pozzo, Quique Pina y Juan Carlos Cordero han pasado a mejor vida y ahora prima tener patrimonio a nivel futbolístico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios