Granada CF Diego Martínez: "Lo teníamos controlado"

  • Al entrenador del Granada el empate de su equipo en Oviedo le dejó "un mal sabor de boca"

Diego Martínez, durante el partido en Oviedo Diego Martínez, durante el partido en Oviedo

Diego Martínez, durante el partido en Oviedo / Agencia LOF (Oviedo)

El entrenador del Granada CF, Diego Martínez, reconoció en la rueda de prensa posterior al choque disputado ante el Real Oviedo en el Estadio Carlos Tartiere que tenían “el partido controlado” cuando llegó el empate “en una acción que le ha tocado a Germán, pero que es un error de todos porque en este equipo cuando ganamos lo hacemos todos y cuando fallamos, fallamos todos”.

“En la segunda parte, tras el gol, tuvimos nuestra mejor fase. Hubo ocasiones como un pase atrás de Vadillo que es muy claro o el gol anulado a Ramos, que está al límite, y controlamos muy bien su juego directo. Te queda mal sabor de boca al final pero estoy muy orgulloso del equipo por cómo ha competido ante un gran rival”, dijo el preparador sobre el choque.

“En la segunda creo que el gol nos dio fuerza y confianza. Siempre hemos sido competitivos. Cuando el partido lo teníamos controlado viene la acción del gol. Después fuimos a hacer el 1-2 porque los dos equipos quisimos ganar el partido”, subrayó Diego Martínez.

De la primera parte comentó que les costó “jugar ante un rival que apretó muy bien arriba”. “Nos costaba ir hacia adelante y nos precipitamos en el último tercio de campo. La mentalidad ha sido la misma en el primer tiempo y en el segundo, otra cosa es que las cosas salgan o no. En el primer tiempo cometimos errores pero principalmente por el mérito del Oviedo”, agregó.

Martínez explicó que el choque fue típico de “final de temporada”, donde suele haber “partidos muy igualados que dependen mucho de pequeños detalles”.

No mira la tabla

En un clásico ya de sus ruedas de prensa, el preparador afirmó al ser cuestionado por la tabla que “la clasificación la miraremos cuando finalice la jornada 42. Estoy muy orgulloso de los 68 puntos que tenemos, que los hemos merecido y los hemos ganado a pulso. Todo puede pasar con quince puntos por delante”.

Sobre la actuación arbitral y la dureza de los locales en algunas fases, comentó que “hay gente tocada por golpes” porque fue “un partido de mucha tensión con dos equipos que se emplean a fondo y con un arbitro encargado de impartir justicia”. “Vimos muchas amarillas y algunas son evitables por nuestra parte”, sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios