Granada CF

Luis Milla, otro comodín para Diego Martínez

  • La polivalencia del jugador encaja a la perfección en la pizarra del técnico rojiblanco

  • Su llegada supone la existencia de un sustituto de Montoro en las tareas de creación

Luis Milla durante un encuentro con el Tenerife Luis Milla durante un encuentro con el Tenerife

Luis Milla durante un encuentro con el Tenerife / LaLiga

El nivel de acierto de un fichaje se debe ver con su rendimiento sobre el terreno de juego, pero la incorporación de Luis Milla al Granada ha abierto el mercado estival rojiblanco con una ilusión considerable. El perfil del centrocampista encaja perfectamente con las ideas de Diego Martínez. El futbolista puede adaptarse a distintos esquemas y a distintas posiciones en la medular. El aterrizaje del ex del Fuenlabrada en el vestuario cumple con la necesidad de tener un relevo natural para Montoro, pues Milla tiene dotes para dirigir el juego. Su influencia en el balón parado es otro punto a favor para el equipo.

El ‘EuroGranada’ ha empezado el mercado de fichajes con fuerza. La dirección deportiva rojiblanca se ha hecho con los servicios de una de las sensaciones de la categoría de plata. Luis Milla da el salto a Primera por meritos propios. El jugador ha demostrado durante su etapa en el Tenerife su capacidad para aportar en muchas facetas al bloque.

Una de las virtudes más valoradas del futbolista de 25 años es su polivalencia. El ex del Fuenlabrada puede acoplarse en el doble pivote por delante de la defensa, pero también puede jugar detrás de los delanteros si la situación lo requiere. Para jugar en el Granada de Diego Martínez se debe estar dispuesto a jugar donde el técnico gallego disponga

El centrocampista madrileño tiene un ‘guante’ para las jugadas de estrategia

El primer fichaje del verano encaja en el clásico 4-2-3-1 del entrenador gallego. Su compatibilidad con Montoro será una de las claves para ganar minutos en la campaña. Las condiciones del jugador son idóneas para el 5-4-1, el otro esquema estrella del último curso. Milla es un centrocampista con mucho recorrido. El futbolista acostumbra a participar mucho en la salida de balón del equipo, pero también tiene llegada al área rival, algo importante cuando se juega con un único referente en la delantera. El ex chicharrero se amolda también al 4-4-2, pues ha sido un esquema empleado por Rubén Baraja en la campaña de Segunda División. Su temprana llegada al equipo es una ventaja para él y el cuerpo técnico rojiblanco, ya que podrá aprender los automatismos del bloque nazarí desde el primer día de la pretemporada.

El madrileño llega a la máxima categoría del fútbol español tras curtirse en divisiones inferiores del panorama nacional. Milla no destaca por ser un jugador poderoso en lo físico, pero su despliegue en la medular es considerable. El centrocampista se ha batido el cobre en Segunda División B para llegar a la élite, por lo que sabe bregar pese a ser un jugador que destaca por otras cualidades.

La calidad técnica de Luis Milla le permite cumplir con las funciones de Montoro en el equipo cuando la situación lo requiera. Las ausencias del valenciano fueron muy dolorosas para el conjunto rojiblanco, por lo que tener un perfil parecido en el plantel es más que necesario. El ‘19’ rojiblanco es un excelente ejemplo para el nuevo integrante del vestuario. Montoro destaca por ser un jugón, pero siempre da la talla en recuperaciones y trabajo defensivo.

El ex del Guijuelo fue el especialista del Tenerife en las jugadas a balón parado del cuadro canario desde su llegada en el mercado de invierno de 2018. Su ‘guante’ en la estrategia es un atractivo para un equipo que saca mucho provecho de la pizarra. En la recién terminada temporada histórica rojiblanca eran Vadillo y Montoro los encargados principales de servir los saques de esquina y faltas. Milla se distingue también por su acierto desde los once metros, aunque el cuadro rojiblanco cuenta con otros lanzadores fiables como Roberto Soldado.

Milla tendrá que validar sobre el césped las expectativas que ha levantado con su llegada al Granada CF, pero sobre el papel parece un acierto mayúsculo. El mercado de jugadores destacados de Segunda División es un nicho muy valioso, algo sabido de sobra en un club que se ha metido en Europa con numerosos jugadores que debutaban en Primera División.

La trayectoria del futbolista invita al optimismo, pues sus saltos de categoría han llegado cuando su rendimiento ha pedido a gritos dar un paso más en su carrera. El verano pinta movido en las oficinas rojiblancas, pero el punto de partida es sobresaliente para la dirección deportiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios