Granada CF-Lokomotiv Tbilisi | La pizarra

El Granada, mismo dibujo de principio a fin

  • Diego Martínez mantiene su apuesta por el 1-4-1-4-1 y lo mantiene durante todo el encuentro

Ángel Montoro formó parte del once inicial. Ángel Montoro formó parte del once inicial.

Ángel Montoro formó parte del once inicial. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

Para el histórico primer partido del Granada en competición europea como local, el técnico Diego Martínez apostó por un once titular con cuatro novedades respecto al que el pasado domingo venció en liga al Alavés.

Víctor Díaz, Germán, Montoro y Kenedy actuaron de inicio en el lugar que ocuparon ante el cuadro vasco Foulquier, Domingos Duarte, Yangel Herrera y Antonio Puertas. Como era de esperar, el técnico repitió el 1-4-1-4-1 de salida usado en todos los choques oficiales de esta campaña. Con el once elegido, Rui Silva, Carlos Neva y Soldado quedan como los tres únicos jugadores que han sido titulares hasta ahora en todos los partidos.

El rival

El conjunto georgiano se presentó en el Nuevo Los Cármenes con poco que perder y siendo consciente de la teórica superioridad del Granada. Eso provocó que desde el inicio del partido el dibujo 1-4-2-3-1 que planteó sobre el verde tuviera un cariz defensivo, con los jugadores tratando en todo momento de mantener sus líneas juntas y cerrando los máximos espacios posibles para dificultar los ataques de los rojiblancos.

Diego Martínez, el jefe. Diego Martínez, el jefe.

Diego Martínez, el jefe. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

Sin embargo, el cuadro visitante se mostró valiente, ya que presionó arriba cuando pudo, no se encerró en su área sino que trató de defender lo más lejos posible de ella y trató de combinar y de mantener la posesión del esférico siempre que pudo.

A balón parado

El Granada no estuvo fluido en su juego en el primer tiempo, especialmente en la media hora inicial, a pesar de que las ocasiones no dejaron de producirse prácticamente durante todo el encuentro.

Las primeras, eso sí, fueron a balón parado. Mejoró el equipo con el paso de los minutos, cuando encontró la profundidad por las bandas, con los dos laterales percutiendo una y otra vez por sus costados, y cuando los medios empezaron a llegar al área rival.

Cambio de bandas

También fue importante para que llegara la mejoría el cambio de posición de Machís y de Kenedy. Los dos suelen partir de la izquierda, por lo que uno tuvo que irse a la derecha y le tocó a Machís. Cuando poco antes del descanso Diego mandó al venezolano a la zurda y al brasileño al perfil diestro las prestaciones del equipo crecieron. En una de las habituales acciones de Machís hacia dentro para golpear con la derecha llegó el 1-0.

Sustituciones

Los relevos desde el banquillo no aparecieron hasta la hora de juego, cuando el Lokomotiv ya estaba en inferioridad numérica. Alberto Soro fue el primero en entrar y mostró desparpajo y movilidad en su estreno como rojiblanco en partido oficial.

El mismo dibujo

Los otros dos cambios tampoco modificaron el esquema de un Granada que jugó de principio a fin con el 1-4-1-4-1. Jorge Molina entró por Soldado. Participó mucho, demostrando una y otra vez su buena juego de espaldas y marcó el 2-0 definitivo en el añadido de un segundo tiempo en el que Rui Silva fue un mero espectador. Con la entrada de Antonio Puertas por Machís tampoco varió nada.

A Madrid sin Quini

La única mala noticia del día es el anuncio del club de la lesión de Quini. Un problema muscular que le impedirá estar en varios encuentros, empezando por el próximo del domingo ante el Atlético de Madrid. Carlos Neva, que volvió a jugar los 90 minutos, se queda sin su principal relevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios