GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Recreativo Granada-Cartagena/La Crónica

Orgullo sin premio para el Recreativo Granada

  • El filial cae en casa por 0-1 ante el Cartagena pese a hacer méritos para sumar puntos

  • Los rojiblancos sufrieron su falta de gol y una actuación pésima por parte del colegiado

Mario Ruiz y Elady pugnan por un balón dividido Mario Ruiz y Elady pugnan por un balón dividido

Mario Ruiz y Elady pugnan por un balón dividido / Álex Cámara

El Recreativo Granada cayó derrotado por 0-1 ante el Cartagena. El conjunto rojiblanco mereció al menos el empate, pues dominó el partido durante muchos tramos el juego. Un solitario gol de Jovanovic en el minuto 16 decidió a la postre el encuentro. El cuadro de Tenorio compitió a un gran nivel, pero la falta de gol volvió a ser su condena. Para colmo, la actuación del árbitro, el valenciano García Aceña fue determinante para el resultado, pues el trencilla no vio una mano clara dentro del área visitante. Los granadinistas lo intentaron hasta el final incluso con diez, ya que Caio no pudo acabar el partido tras un derribo de Fucile en un duelo aéreo. El encuentro se perdió, pero el camino es competir así.

El Recreativo arrancó el choque con mucha marcha. En la primera jugada Mario se marchó en carrera y puso el balón al segundo palo para un Aranda que disfrutó la primera ocasión. El disparo de Aranda acabó en un saque de esquina que trajo la segunda ocasión. Pepe remató solo al borde del área pequeña, pero no acertó. El Cartagena respondió con un larguero de William en el 3’. En un ataque, Isi reclamó un penalti por mano rival, pero el árbitro no señaló nada. Lo cierto es que la decisión del colegiado desquició a Tenorio, que fue amonestado con tarjeta amarilla.

Gol en contra

El gran cuarto de hora inicial del cuadro rojiblanco tuvo el peor premio. En una segunda acción tras una falta lateral Jovanovic adelantó a los murcianos. El gol en contra afectó a los granadinistas, que tardaron unos minutos en recomponerse. En el minuto 19 los cartageneros dieron otro susto a balón parado, pero el filial volvió a coger los mandos.

Las llegadas rojiblancas volvieron a sembrar sensación de peligro, pero el tanto no llegaba. Viedma se multiplicó para aparecer por todas partes y adquirir protagonismo en el ataque junto a Mario Ruiz. En el 41’ llegó la más clara. Una gran jugada por banda izquierdo dejó en gran posición a Alberto López, que realizó un pase de la muerte magistral para Rubén Sánchez, que para incredulidad de la grada no superó a Marc Martínez. El Recreativo se marchó al descanso con esa jugada en la mente y un pequeño susto tras un contragolpe murciano.

La segunda mitad arrancó con un ritmo de juego muy parado, pues constantes interrupciones quitaron toda fluidez. El cuadro de David Tenorio tenía posesión, pero el ritmo ofensivo bajó notablemente las pulsaciones respecto a la primera parte. El primer cuarto de hora del segundo acto pasó sin pena ni gloria con un Cartagena bien pertrechado y el colegiado García Aceña desesperando a ambos equipos con sus decisiones.

Rubén Sánchez trata de rematar tras fallar la ocasión más clara del partido Rubén Sánchez trata de rematar tras fallar la ocasión más clara del partido

Rubén Sánchez trata de rematar tras fallar la ocasión más clara del partido / Álex Cámara

Isi y Fran Serrano se retiraron para dar entrada a Butzke y Caio. El Recreativo puso el modo de acoso y derribo, pero el Cartagena dio un paso atrás y congestionó con creces la circulación local. La solución local fue colgar balones a Rubén Sánchez y Adri Butzke, que pelearon con los centrales rivales sin éxito.

Elady se erigió como el héroe cartagenero con sus arrancadas, que dieron oxígeno a su equipo en momentos puntuales. El jienense fue un dolor de cabeza para la defensa jugando de extremo en la primera mitad y de delantero en la segunda. Afortunadamente para el Recreativo su defensa rindió también a buen nivel, con un Pepe sobresaliente durante los 90 minutos.

Rui Pedro entró por Montoro para el arreón final, pero desgraciadamente Caio se lesionó tras un derribo de Fucile, por lo que el filial acabó el partido con un jugador menos. El bloque siguió intentando el milagro incluso con inferioridad numérica, pero finalmente no sumó un solo punto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios