Valencia-Granada CF/Uno por uno

Un Quini a dos bandas

  • El cordobés vuelve a la titularidad para jugar en los dos laterales

  • El carrilero rojiblanco defiende a gran nivel pero apenas pisa el campo rival

Quini encara a Gayá en una acción del encuentro Quini encara a Gayá en una acción del encuentro

Quini encara a Gayá en una acción del encuentro / Agencia LOF

Quini recuperó en Mestalla su presencia en el once inicial rojiblanco. El ‘17’ demostró que a nivel defensivo continúa siendo un futbolista muy difícil de superar. El cordobés arrancó el partido como lateral diestro debido a la lesión de Víctor Díaz, pero la ofensiva final de Diego Martínez le llevó a jugar los últimos minutos de nuevo como lateral zurdo. El defensor subió la banda con poca frecuencia, algo atípico en su juego.

Manu Vallejo fue la primera pareja de baile de Quini en el partido. El ex del Cádiz no pudo ganarle la partida a Quini, algo que ha sufrido ya más de un atacante de la Liga Santander. Puertas ayudó al lateral a contener con firmeza la banda izquierda valencianista, pues al talentoso Vallejo había que sumar las subidas de un Gayá con alma de extremo.

Pocas subidas 

El fuerte ritmo del choque en sus primeros compases no afectó a un Quini cuyo nivel físico está ya a buen nivel. El ex del Rayo cumplió con nota al igual que sus compañeros de zaga, pero su presencia en línea de fondo rival fue muy poca para lo que acostumbra a ofrecer Quini.

En el tramo final de la primera mitad el andaluz mostró su disconformidad con una caída de Vallejo tras una entrada limpia de Domingos Duarte. El defensa recriminó al atacante rival su actitud y protestó al colegiado. En esos minutos finales el Valencia ya jugaba a una marcha más que el Granada, pero el cuadro rojiblanco aguantó. En una de las llegadas ches Gayá soltó un manotazo al rostro del ‘17’ en una pugna por un rechace. El colegiado indicó falta, pero no amonestó al jugador rival.

El sufrimiento para Quini, al igual que para el resto del equipo, aumentó en el segundo acto. El defensor se vio muy exigido en la salida de balón rojiblanca, pues acabó el partido con 14 pérdidas debido a la presión valencianista. El rifirrafe entre el cordobés y Manu Vallejo acabó teniendo consecuencias para el granadinista en forma de tarjeta amarilla. En el minuto 78 una disputa entre ambos terminó con un pisotón de Quini a Maxi Gómez, aunque el lateral protestó que existía falta previa del jugador de banda che.

Vuelta al lateral izquierdo

La entrada de Carlos Fernández por Carlos Neva empujó al futbolista a volver a jugar en el lateral izquierdo. En la búsqueda final por el empate Quini se dejó ver más por ataque, pues ya no había nada que perder. La ofensiva final no hizo que el carrilero se olvidase de defender, pues fue el primero en replegar para tratar de abortar las contras locales durante el descuento. Quini era uno de los defensores presentes en el golazo de Ferrán, pero poco se pudo hacer para evitar la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios