Granada CF

Quini, de parche a exitosa solución en el Granada CF

  • El lateral diestro ha sido uno de los mejores futbolistas rojiblancos en los dos primeros partidos pese a jugar en la izquierda, un remiendo convertido en un gran plan sin visos de fin

Quini, de parche a exitosa solución en el Granada CF Quini, de parche a exitosa solución en el Granada CF

Quini, de parche a exitosa solución en el Granada CF / Carlos Gil (Granada)

Una de las virtudes que más valoran los entrenadores de sus jugadores en el fútbol actual es la polivalencia. Tener en tu equipo a un jugador que puede actuar en más de una posición es una bendición para los técnicos.

El Granada CF se caracteriza por esta circunstancia. Carlos Fernández puede jugar en punta o más atrás, Antonio Puertas en cualquiera de los cuatro puestos del frente de ataque, Montoro o Azeez más adelantados o más atrasados, Víctor Díaz de lateral o de central... y así muchos más.

Con todo, el jugador que mejor representa esa virtud en el cuadro rojiblanco es Quini, un lateral diestro puro que tuvo que marcharse a la banda izquierda por obligación tanto la pasada temporada como en la actual hasta el punto de que lo que en un principio era un remiendo, un parche provisional, se ha convertido en una solución que está dando un excelente resultado y que nadie se atreve a vaticinar cuánto se prolongará en el tiempo.

Si un aficionado poco entendido ve el partido que firmó este viernes el cordobés contra el Sevilla, lo último que se imagina es que Quini sea un diestro que juega a banda cambiada y, más aún, que ese no es su puesto natural.

Ya en Villarreal completó una buena actuación en el 4-4 con el que abrió el campeonato el Granada, pero es que ante los hispalenses fue el mejor jugador del encuentro, completando una notable actuación tanto en defensa como en ataque y exhibiendo un despliegue físico espectacular.

El origen

Quini comenzó jugando la pasada temporada como titular en su lugar habitual, el lateral diestro, porque Víctor Díaz era usado por Diego Martínez como central.

Cuando cayó lesionado Alex Martínez, y ante la coincidencia de que el otro lateral zurdo de la plantilla, Adri Castellano, también atravesaba problemas físicos, fue situado como zaguero por la izquierda de forma provisional. Y, por diferentes motivos, el principal su sensacional rendimiento, ya nadie lo ha quitado de ahí.

Se recuperó Adri Castellano pero era tal la solvencia y las buenas prestaciones que ofrecía Quini en el lateral zurdo que se mantuvo como titular, salvo en determinados partidos en los que no pudo jugar o en los que se tuvo que ir a la derecha por la ausencia de Víctor Díaz.

El destino ha querido que este curso haya ocurrido algo más o menos similar. Se lesionó durante la pretemporada Alex Martínez y también le ocurrió lo mismo a Neyder Lozano, central colombiano incorporado este verano pero que también probó como lateral.

A eso se unió que el club no ha terminado de encontrar el ansiado lateral zurdo que lleva tiempo buscando para reforzar esa posición. Carlos Neva, que ocupa esa ubicación, se ganó con su buena pretemporada una ficha en el primer equipo para este curso.

Pero Quini está por delante de él. Neva fue suplente en Villarreal, mientras que ante el Sevilla fue el descartado de los 19 convocados.

Las interrogantes

La situación genera un par de preguntas. ¿Hasta cuándo seguirá Quini como titular en la izquierda?, ¿y si dado su gran rendimiento el puesto a reforzar es otro y él se queda ahí?

El último nombre que se ha asociado al Granada, en este caso desde Italia, como un lateral zurdo en el que está interesado la entidad es Davide Santon, jugador transalpino que pertenece a la Roma. Curiosamente, Santon se desenvuelve en la banda zurda pese a ser un futbolista diestro, como Quini.

El club rojiblanco sólo tiene ya una semana para reforzarse, puesto que el próximo lunes se cierra el mercado estival de fichajes. Antes, el domingo que viene, el Granada visitará al Espanyol y, si todo transcurre con normalidad, Joaquín Marín volverá ser el lateral izquierdo titular.

Ya se ha convertido en una costumbre. Lo que empezó siendo un parche, tanto el pasado curso como este, es una exitosa solución. Y quién sabe si definitiva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios