Recreativo Granada-Yeclano/La Crónica

El Recreativo se desespera

  • El cuadro rojiblanco cae por 2-3 ante el Yeclano a pesar de firmar un gran inicio de partido

  • Tres zarpazos y la expulsión de Butzke tiran otro partido marcado por la falta de puntería

Rubén Sánchez encara a un defensor del Yeclano Rubén Sánchez encara a un defensor del Yeclano

Rubén Sánchez encara a un defensor del Yeclano / Carlos Gil

El Recreativo Granada volvió a morir en la orilla. El conjunto rojiblanco perdió por 3-2 ante el Yeclano Deportivo en un partido en el que jugó sus mejores minutos de la temporada, pero los mismos pecados de siempre, falta de gol y errores atrás, condenaron de nuevo al equipo. Los futbolistas de Tenorio firmaron 20 minutos iniciales brillantes y abrieron la lata, pero un gol a balón parado en la primera llegada rival derrumbó la moral del bloque, que tiró sus opciones en el primer cuarto de hora del segundo acto con dos goles más en contra y una absurda expulsión de Adri Butzke. Un golazo de Mario Ruiz dio el toque de corneta para los minutos finales, pero el empate no llegó.

Un arranque excelso

El filial protagonizó un inicio de partido apabullante. En el primer minuto Rubén Sánchez probó a Serna tras un rechace larguísimo de la zaga rojiblanca. Los pupilos de Tenorio se apropiaron de la posesión con autoridad. En el minuto cinco Serna volvió a salvar los muebles para los murcianos con una doble intervención, la primera tras un centrochut de Yael que Rubén dejó pasar con inteligencia, y la segunda en un disparo ajustado de Pepe a la escuadra con el que el meta visitante volvió a lucirse.

El adalid granadinista fue sin duda Aranda. El extremo fue un dolor de cabeza para el Yeclano con su habitual desparpajo. El ‘19’ filtró un gran balón para Rubén, que ganó la espalda de la zaga rival, pero fue taponado antes de encarar portería. En el 11’ llegó por fin el merecido premio. Aranda mandó un cañonazo al larguero tras un saque de esquina, pero Rubén Sánchez cazó el rebote para anotar con la testa el primer gol de la mañana.

Viedma controla el cuero ante la oposición de un rival Viedma controla el cuero ante la oposición de un rival

Viedma controla el cuero ante la oposición de un rival / Carlos Gil

El gol reforzó más aún la idea del filial, que en el intervalo del primer acto disfrutó de dos nuevas ocasiones en las botas de Aranda y Yael mientras seguía negando al Yeclano la posesión del cuero. A pesar del control absoluto el 2-0 no llegaba, y la historia de esta temporada volvió a repetirse para el Recreativo.

Pasada la media de hora de partido el cuadro de Yecla igualó la contienda en un balón parado por medio de Héctor Camps, que remató totalmente solo dentro del área de Luka. El tanto del empate afectó al bloque de Tenorio, que finalizó la primera parte muy atascado.

15 minutos para olvidar

El arranque de la segunda parte fue un despropósito absoluto por parte del Recreativo. Nada más arrancar Tonete anotó el 1-2 tras un buen regate y mejor definición ante Luka. El segundo tanto rival terminó de liquidar en lo anímico a los canteranos rojiblancos, que parecían un equipo completamente distinto al del inicio del choque.

No había digerido el equipo el 1-2 cuando llegó el 1-3 justo antes de cumplirse la hora de juego. El Yeclano volvió a golpear a balón parado por medio de Fran Martínez, que aprovechó un gran servicio de Álex Vaquero. Cualquier opción de rescatar un punto se esfumo en el 60’, cuando Collado López expulsó a Butzke, que propinó un golpe a Fran Martínez en un forcejeo previo a un saque de esquina.

Mario Ruiz y Echu entraron desde el banquillo para liderar la reacción rojiblanca

El encuentro entró en una espiral de quiero y no puedo. David Tenorio introdujo al portugués Rui Pedro por Fran Serrano en busca de la épica, pero sus futbolistas seguían incrédulos tras los mazazos recibidos. El entrenador rojiblanco quemó sus naves con Echu y Mario Ruiz. Mario, que había arrancado en el banquillo tras muchas semanas como titular, revolucionó el partido. El ‘20’ marcó un gol de bandera a falta de diez minutos para el final tras una arrancada desde la izquierda que finalizó clavando el esférico en la escuadra izquierda de Serna. El golazo levantó de nuevo el ánimo de los pupilos de Tenorio, que volvieron a arrinconar al Yeclano con garra. Echu y Mario tomaron los mandos ofensivos del equipo creando peligro de forma constante en ambas bandas.

El Recreativo disfrutó de varios balones parados, pero el Yeclano defendía con todo el resultado. Pepe disfrutó de la última oportunidad del partido tras un buen centro de Viedma al segundo palo, pero el lateral rojiblanco no acertó a rematar. El pitido final del colegiado dejó rotos a los jóvenes granadinistas, que se marcharon de vacío un día más a pesar de ser superiores a su rival. El Recreativo volvió a vivir la misma pesadilla de otras ocasiones, aunque el coraje mostrado en el tramo final del choque es una muestra de que este equipo sigue teniendo fe en lo que hace, sólo faltan los resultados, que lamentablemente es lo que más prima en el fútbol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios