Granada CF

“La palabra que mejor define al equipo es la integridad”

  • Roberto Valverde va a comenzar su sexto año consecutivo como técnico de las rojiblancas

  • El bastetano califica la próxima temporada en la nueva Liga Reto Iberdrola de “muy difícil” aunque cree que también será una campaña “bonita”

Roberto Valverde desea conseguir el ascenso a la Liga Iberdrola Roberto Valverde desea conseguir el ascenso a la Liga Iberdrola

Roberto Valverde desea conseguir el ascenso a la Liga Iberdrola / Toni Juárez

Roberto Valverde, entrenador del Granada CF femenino, va a comenzar su sexta temporada de dedicación a sus “niñas”, como él mismo las llama. El bastetano está muy comprometido con el crecimiento y apoyo al equipo femenino de la ciudad y tiene intención de poder llevarlo a lo más alto del fútbol español.

¿Qué destaca de la plantilla?

La integridad. Si tengo que definirlas con una palabra es integridad, sin duda.

¿Qué cree que ha cambiado en el equipo desde que usted lo entrena?

Las niñas siempre se han mantenido igual. Lo que hay que destacar como un cambio es la dirección que ha tomado el club. Hay que darle las gracias sobre todo al Granada CF. Con Antonio Fernández Monterrubio han cambiado todos los aspectos, desde el familiar y el técnico hasta el plan deportivo. Todo para mejor porque yo creo que el femenino estaba un poco desahuciado y gracias a él ha cambiado todo pero no sólo el cuadro femenino. Creo que se está viendo y reflejando en la ciudad que el equipo ha ido hacia arriba. El nombre propio del responsable del cambio es el suyo, el de Antonio Fernández Monterrubio.

Esta temporada va a ser la sexta que entrena al femenino. ¿Cómo lo hace para seguir ahí tanto tiempo?

La verdad que cuando uno entra en un equipo le coge cariño. En mi caso ha sido estar con ellas en estas cinco temporadas. Son muy luchadoras. Al principio estaban un poco dejadas pero Antonio Fernández ha hecho que cada temporada las coja con más ilusión. La verdad que estoy muy contento de poder estar con ellas, es como si fueran mis hijas ya, mi familia. Me han salido muchas ofertas, incluso de femeninos de superiores categorías, pero es muy difícil que puedas buscar algo más cuando ya te sientes como en casa, sobre todo con lo que hemos vivido en estos dos últimos años.

¿Cómo es la relación con el cuerpo técnico?

Llevo mucho tiempo con ellos y tengo una relación extraordinaria con todos. Más que cuerpo técnico se pueden considerar amigos. Además, profesionalmente son los mejores.

Roberto Valverde posa sentado sobre un balón Roberto Valverde posa sentado sobre un balón

Roberto Valverde posa sentado sobre un balón / Toni Juárez

¿Entrenar al femenino tantos años ha hecho que cambie algo dentro de usted?

Sí. La verdad que el fútbol masculino y el femenino se diferencian en algunos aspectos, sobre todo en el físico. Sí es cierto que pienso que han evolucionado. Y yo mismo he evolucionado, tanto moral como técnicamente. Creo que las chicas en este aspecto son más técnicas porque no tienen un tanto por ciento del físico que pueden tener en el masculino, pero lo compensan con lo técnico. Y sobre todo con las ganas de progresar y hacerlo bien. Es una experiencia que, tanto a mí como a las chicas, nos ha mejorado como personas y profesionales.

Desde su punto de vista, ¿cómo va a ser esta primera temporada sin Lula y Amy White?

Es cierto que son bajas muy importantes que hemos intentado compensar con otras chicas pero las vamos a echar de menos porque son de la casa y aportaban muchísimo, tanto psicológica como técnicamente. Vamos a intentarlo porque ellas siempre van a estar aquí. De hecho, Lula sigue como fisioterapeuta dentro del equipo y el otro día se pasó Amy por el campo. No es ningún problema, estoy seguro de que van a estar con nosotros siempre.

El equipo lleva desde 2014 intentando volver a Primera y la temporada pasada estuvo cerca. ¿Qué cree que hace falta para volver a la Liga Iberdrola?

Lo que ha pasado estos años atrás es un espejismo porque en una décima de segundo de un partido cometes un error y eso se paga hasta el final. Fallar un penalti nos costó una temporada. Al final ha sido un fallo técnico lo que nos ha costado una temporada. Eso es injusto porque no hemos tenido suerte estos tres o cuatro años atrás. Creo que hemos sido mejores que otros equipos, pero no nos ha sonreído la suerte. Yo creo que este año va a ser totalmente diferente porque estamos todos al mismo nivel. Es decir, todos los equipos son fuertes, todos han apostado y va a ser una liga sobre todo muy bonita. Pero lo que ha pasado otros años de estar en lo más alto de la tabla es bastante más complicado que otras veces. Ahora va a haber menos equipos flojos. Aunque creo que si lo intentamos lo podemos conseguir. Como dice nuestro lema, ‘Eterna lucha’.

¿Entonces califica esta próxima temporada como difícil?

Sí. Va a ser una liga muy complicada pero muy bonita y también competida. Este año no creo que haya resultados abultados como otras veces. Pero bueno, todas las ligas son difíciles, así que vamos a estar al pie del cañón en ella.

¿Cómo ha sido este verano para el equipo?

Hemos planificado seis encuentros de pretemporada. Jugamos dos veces contra el Huelva, uno contra el Iznalloz y quiero sacar otro partido contra otro equipo. Empezamos el pasado día 1 de agosto a entrenar y la temporada empieza el 8 de septiembre. Creo que será suficiente tiempo como para que el cuerpo técnico y yo podamos hacer que las niñas estén preparadas para el primer partido.

Es curiosa la oscilación de edades que hay entre las jugadoras. Por ejemplo, Miriam Costa tiene 31 años y María Valenzuela, 17. ¿Las entrena de diferente manera?

No, son todas iguales. Lo bueno que se destaca de nuestro equipo, como de todo el Granada CF, es que es una familia. Tanto el más veterano como el más joven sabe cuál es su papel. Las jugadoras mayores que tenemos son honestas y eso produce que puedan compenetrarse perfectamente con las más jóvenes.

El club se ha implicado mucho durante estos años con el fútbol femenino, aunque todavía no se les valora igual que al equipo masculino. ¿Qué cree que falta por hacer para equilibrar la balanza?El fútbol femenino está siguiendo el proceso que tiene que seguir. El masculino también tardó muchos años en ser lo que ha sido. Este año ha dado un paso de gigante y pienso que cada vez irá a más. Creo que, de aquí a cuatro o cinco años, el fútbol femenino estará profesionalizado y evolucionará. Estará donde tiene que estar, a la altura del masculino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios