Recreativo-Villarobledo

Sufriendo sabe mejor

  • El filial rojiblanco consigue su primer triunfo ante el Villarrobledo por 2-1 en un choque sufrido

  • Rubén Sánchez anotó los dos goles del cuadro de David Tenorio, el último de ellos en el 87’

Alberto López subió en numerosas ocasiones por su banda Alberto López subió en numerosas ocasiones por su banda

Alberto López subió en numerosas ocasiones por su banda / Photographers Sports

El Recreativo Granada consiguió su primer triunfo de la temporada. Los de Tenorio derrotaron por 2-1 al Villarrobledo manchego en un partido con numerosas ocasiones para ambos equipos, pero con poca puntería. Hasta dos veces tuvo que adelantarse el cuadro rojiblanco para llevarse los tres puntos. Rubén Sánchez marcó los dos goles, el decisivo en el minuto 87 tras una gran asistencia del portugués Tavares.

Arrancó el encuentro con igualdad y las defensas imponiéndose. El dominio era alternativo entre las medulares de ambos equipos. Isi estuvo especialmente activo en la elaboración rojiblanca. El ‘10’ daba un paso más por delante que Yael a la hora de atacar para enganchar con Rui Pedro, que ejerció de mediapunta, y Mario Ruiz, que fue el jugador más incisivo del Recreativo en la primera mitad. La banda izquierda tuvo más protagonismo en los intentos locales con un Alberto López que llegó varias veces a la línea de fondo.

A la media hora de partido, en una de las internadas del ex del Málaga, llegó la primera gran ocasión del encuentro. López apuró hasta el final su carril y cedió bien atrás para Rui Pedro que, tras un buen recorte, forzó a Salcedo a realizar una buena intervención. El portugués necesita más continuidad en sus acciones, pero es notorio que atesora calidad. Un minuto después, el Villarrobledo replicó con un disparo de Huertas que bien podría haber sido el 0-1, pero Unai paró y uno de sus defensores terminó de conjurar el peligro.

Isi fue vital en la creación de juego del cuadro rojiblanco Isi fue vital en la creación de juego del cuadro rojiblanco

Isi fue vital en la creación de juego del cuadro rojiblanco / Photographers Sports

Por momentos parecía increíble que el choque siguiera 0-0. Caio mandó fuera una ocasión más que clara tras una jugada colectiva que procedía de una buena presión de Rubén Sánchez a los centrales rivales. Antes del descanso, Dani Lozano asustó a los rojiblancos con un buen disparo desde fuera que se marchó cerca del poste izquierdo de Unai Etxebarría. A pesar del calor, ningún equipo bajó la intensidad hasta que el colegiado indicó el final de los primeros 45 minutos.

El conjunto granadinista salió del vestuario con intención de adelantarse por fin en el marcador, pero la pelota seguía sin entrar. Nada más arrancar, Alberto López volvió a poner un gran balón desde el flanco izquierdo al que Mario Ruiz hubiera llegado si tuviese un número más de pie.

Cúmulo de ocasiones

No habían transcurrido ni 10 minutos del segundo acto y los pupilos de Tenorio contaron con dos ocasiones más. Primero probó Yael con un gran lanzamiento desde fuera del área que pasó por encima del travesaño. Poco después, en un balón parado, Fran Serrano consiguió sacar un buen remate de cabeza, pero no encontró portería.

El Villarrobledo subió aún más su intensidad para cortar el goteo de ocasiones rojiblancas. Manolo y José Carlos fueron amonestados con tarjeta amarilla. El Recreativo continuó protagonizando buenos minutos de la mano de Mario Ruiz, que se animó a bajar más a la medular para participar en la creación de juego. Los manchegos reaccionaron al cuarto de hora de la reanudación con un cabezazo en plancha de José Carlos que se marchó fuera por muy poco. Pekes tuvo poco después una ocasión clarísima en un pase de la muerte que el delantero visitante remató mordido.

David Tenorio se vio obligado a realizar su primera sustitución por una fuerte conmoción de Caio. El brasileño comenzó a sangrar debido a una brecha tras recibir un codazo en la disputa de un balón aéreo. El técnico introdujo a Viedma.

El premio para los locales llegó finalmente en el 72’. Un balón parado dio lugar a un pequeño barullo en el área rival que derivó en gol de Rubén Sánchez tras un fallo de Salcedo. Los jóvenes rojiblancos habían logrado lo más complicado, ponerse por delante, pero el Villarrobledo no iba a dar su brazo a torcer. Jesús Castellanos introdujo a Agus Alonso e Isma para buscar el empate, que no tardó en llegar.

David Tenorio sacó del campo a un exhausto Rui Pedro para meter a Montoro, que estaba llamado a contribuir a la tarea de mantener la renta. El cambio se realizó justo antes de un balón parado rival. No había llegado el canterano al área y el Villarrobledo sacó con el permiso del árbitro. La jugada, para enfado de Tenorio, acabó en gol de Agus Alonso.

La suerte sonrió esta vez

El conjunto visitante fue demasiado valiente y quiso buscar su segundo tanto. Los granadinistas aprovecharon la osadía de su rival y, tras un córner, golpearon de nuevo. El contragolpe fue llevado de izquierda a derecha, desde donde Tavares puso un balón perfecto a Rubén Sánchez, que tras un control orientado perforó de nuevo la meta rival para alegría y euforia de la parroquia rojiblanca. El Recreativo suma tres puntos valiosos y algo más importante, confianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios