Árbitro del PSV Eindhoven-Granada CF Felix Zwayer, el colegiado 'abandonacampos'

  • El árbitro designado para la cita de los rojiblancos en Holanda tuvo un curiosa historia con el actual técnico del cuadro de Eindhoven, Roger Schmidt

Tuvo que ser Rudi Voller el que convenció al colegiado para que regresara al campo. Tuvo que ser Rudi Voller el que convenció al colegiado para que regresara al campo.

Tuvo que ser Rudi Voller el que convenció al colegiado para que regresara al campo. / Efe

El Granada CF ya conoce el colegiado que dirigirá el choque que le medirá este jueves desde las 18:55 horas en el Philips Stadion de Eindhoven al PSV. Se trata del alemán Felix Zwayer, árbitro FIFA que se encuentra dentro del grupo élite de la UEFA.

Se trata de un trencilla de 39 años con mucha experiencia en competiciones europeas. Sin embargo, como suele pasarle a los integrantes del colectivo arbitral, se dio a conocer por una situación un tanto rocambolesca. Y es que el árbitro germano tuvo un incidente con su compatriota Roger Schmidt, que curiosamente es el actual técnico del PSV, cuando éste entrenaba al Bayer Leverkusen en la temporada 2015-2016.

Hecho insólito

Tras expulsar a Schmidt y la negativa del técnico a abandonar el campo, fue el propio árbitro el que se fue a los vestuarios. Un hecho insólito que en un duelo que enfrentó al Leverkusen con el Borussia Dortmund. Todo ocurrió en el minuto 63 de partido cuando una falta cometida sobre un jugador del Dortmund la ejecutó rápidamente Ginter tres metros más adelante del lugar donde se produjo la infracción. Una acción habitual en el mundo del fútbol que no habría pasado a más de no ser por el hecho de que fruto de ella, el actual delantero del Arsenal, Aubameyang, logró el tanto para el Dortmund que finalmente sería definitivo.

El colegiado, en el momento de abandonar el terreno de juego. El colegiado, en el momento de abandonar el terreno de juego.

El colegiado, en el momento de abandonar el terreno de juego. / Efe

La decisión desató las airadas propuestas de Roger Schmidt, que fue expulsado por Zwayer. Pero el técnico alemán se negó a abandonar el terreno de juego y ante la negativa del preparador, fue el colegiado el que se marchó del terreno de juego y suspender el partido ante el asombro de todos. Tuvo que ser el histórico Rudi Voller, director deportivo del Bayern, el que convenció al colegiado para que regresara al campo para que siguiera el encuentro. Este jueves se volverán a ver las caras y seguro que ambos aprendieron la lección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios