Atlético de Madrid-Granada CF | Crónica A otra cosa mariposa

  • Un Granada irreconocible, con varios cambios en su once y con la mente puesta en el partido del jueves en Suecia es goleado por los colchoneros al ritmo marcado por un extraordinario Joao Felix

Momento en que Domingos comete penalti sobre Joao Felix Momento en que Domingos comete penalti sobre Joao Felix

Momento en que Domingos comete penalti sobre Joao Felix / Efe (Madrid)

El primer ‘día tonto’ del Granada de Diego llegó en el Wanda. Han tenido que pasar dos temporadas completas y un poco de la tercera para que el conjunto rojiblanco firme un partido lamentable, de esos calificados para olvidar, con el gallego en el banquillo.

Un marcador, 6-1 en contra ante el Atlético de Madrid, y una imagen impropios de este equipo, con múltiples fallos defensivos, muy poca fe en lo que se está haciendo y una bajada de brazos inhabitual.

Hay múltiples motivos que pueden explicar, que no justificar, lo ocurrido: el esfuerzo del pasado jueves, la mente puesta en el decisivo choque de esta semana en Suecia, las rotaciones, el flojo papel de los menos habituales o de los que jugaron en una posición a la que están poco acostumbrados, la extraordinaria actuación de Joao Felix, que esta vez no funcionó el cambio de dibujo de Diego con el marcador en contra, el colmillo afilado de Luis Suárez y de Marcos Llorente cuando salieron...

Lo recomendable, sin duda, olvidar cuanto antes lo ocurrido y centrar todos los esfuerzos en el decisivo encuentro del jueves.

Igual que todo el mundo tiene derecho a equivocarse, cualquier equipo puede hacer un paupérrimo partido, más aún si has dado tantísimas alegrías en los últimos meses como ha dado este Granada, te juegas en cuatro días lo que te juegas ante el Malmoe y te mides como visitante a uno de los mejores equipos del mundo al que, encima, le sale casi todo. Faltaría más.

Rotaciones

Seis cambios introdujo en el once inicial Diego Martínez respecto al último partido y otra media docena de jugadores que serán titulares seguro el jueves se quedaron de inicio en el banquillo.

El Atlético de Madrid mandó con autoridad en el primer cuarto de partido ante un Granada que apenas tuvo el balón. La presión de los locales maniataba una y otra vez los intentos de ataque visitantes.

Además, los atléticos se encontraron en su estreno con un Joao Felix enchufado. El luso hizo mucho daño partiendo siempre desde la izquierda. Casi todas las acciones de peligro de los suyos, mientras estuvo en el campo, llevaron su sello o partieron de sus botas.

No intervino en el 1-0, que subió al marcador demasiado pronto (9’). Tras un par de llegadas al área de ambos conjuntos sin importancia, un despeje poco contundente de la zaga visitante acabó con Trippier llegando al balón antes que Kenedy y con un centro libre de marca de Correa para que Diego Costa firmara con la testa el 1-0.

La cosa pudo ser mucho peor. Un Domingos desconocido en los primeros compases apareció tarde al corte ante Joao Felix y lo pisó dentro del área. Rui Silva resolvió el desaguisado con un paradón en la pena máxima lanzada por Saúl, que tampoco pudo marcar en el rechace.

Celebración atlética de un gol, con Vallejo desolado Celebración atlética de un gol, con Vallejo desolado

Celebración atlética de un gol, con Vallejo desolado / Efe (Madrid)

Al Granada le costó casi media hora enterarse de que o espabilaba o el partido iba a quedar resuelto en el primer tiempo. Dio un pase adelante, Luis Milla tomó la batuta y los de arriba empezaron a encontrar espacios donde recibir la pelota.

La ocasión del empate

Cambió la decoración del choque pero no el resultado porque Oblak se interpuso entre el remate de Víctor Díaz y la red en el minuto 38. El envío en la falta de Luis Milla fue al sitio justo, el lateral remató sin demasiada colocación y el esloveno tiró de reflejos.

Antonio Puertas, Jorge Molina, Yangel Herrera, Kenedy y el propio Milla también firmaron intentos, mas no tan claros como el de Víctor Díaz.

El Atlético, menos lúcido ahora tanto con balón como sin él, no se volvió a asomar al área visitante hasta el tiempo añadido. Rui Silva volvió a salvar la papeleta ante Carrasco y Joao Felix.

El 2-0 llegó al inicio del segundo tiempo. Foulquier, horrible su partido en la izquierda, volvió a dejar libre a Correa, que aprovechó el perfecto envío del omnipresente Joao Felix.

Partido finiquitado

Ahí se acabó el partido. Trató de agitar Diego el encuentro con la entrada de Machís y Alberto Soro, colocando zaga de tres centrales con Azeez y Foulquier de carrileros.

Fue peor el remedio que la enfermedad. Joao Felix, Correa y Diego Costa volvieron a conectar para el 3-0.

Simeone metió a los voraces Marcos Llorente y Luis Suárez, y casi entre ellos solos se fabricaron tres goles más ante la inaudita y nunca antes vista pasividad de la zaga nazarí.

Con 4-0, marcado por Llorente tras grave fallo en la salida de Azeez, Diego hizo como los jugadores, pensar en el Malmoe, y dio descanso a Luis Milla, el mejor del Granada en el Wanda, y a Yangel Herrera.

Jorge Molina marcó desde el suelo el gol de la honrilla granadinista entre la primera y la segunda diana de Luis Suárez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios