Recreativo Granada-UCAM Murcia|La Crónica

Una derrota dolorosa

  • El filial pierde en casa ante el UCAM Murcia por 0-1 con un tanto encajado en el descuento

Rubén Sánchez conduce el esférico durante el encuentro ante los murcianos Rubén Sánchez conduce el esférico durante el encuentro ante los murcianos

Rubén Sánchez conduce el esférico durante el encuentro ante los murcianos / Carlos GIl

El Recreativo Granada volvió a recibir un duro palo en casa. El conjunto de David Tenorio cayó por 0-1 ante el UCAM Murcia tras encajar un gol en el descuento. El filial disputó un choque igualado ante un rival que disfrutó de mejores ocasiones. La falta de mordiente arriba volvió a penalizar a los rojiblancos, que vieron más reducido aún su margen para salvar la categoría.

El choque arrancó con poca actividad en las áreas. Ambos conjuntos se tantearon durante diez minutos en los que los porteros fueron dos espectadores más. La primera jugada destacada llegó en el 10’, cuando Dani Segovia mandó un cuero al palo tras una buena jugada de los amarillos, pero el ariete estaba en fuera de juego. Mustafá dio un susto de verdad poco después. El fichaje estelar del UCAM recibió un balón largo en una posición escorada, se revolvió y lanzó un disparo al palo largo de Andorinha. Afortunadamente para el filial el esférico se topó con la madera de la meta que defendía el portugués.

El cuadro visitante cogió las riendas del partido y mostró ideas más claras con el balón en los pies. En el intervalo del acto David Tenorio decidió cambiar de banda a Mario y Migue García para que el ‘7’ ayudase a defender a Mustafá, que dio mucho trabajo a Pepe. Rebasada la media hora de juego llegó la polémica al verde de la Ciudad Deportiva. Migue García entró al área tras superar a su par y fue derribado por otro defensor, pero el colegiado entendió que el contacto no fue suficiente para sancionar la pena máxima. El banquillo al completo del Recreativo se volvió loco con la decisión de Holgueras Castellanos.

En el minuto 36 Rubén Sánchez realizó una buena acción individual que él mismo finalizo, pero su disparo se topo con un defensor que desvío a saque de esquina. El filial trató de ejecutar una acción ensayada en el córner, pero hubo falta en un bloqueo previo. El último intento previo al descanso fue de Nuha Marong, que finalizó una contra sin la suerte de encontrar puerta. El cuadro de Tenorio se marchó al vestuario consciente de que había que mejorar.

Aketxe decidió el partido con su gol en el descuento Aketxe decidió el partido con su gol en el descuento

Aketxe decidió el partido con su gol en el descuento / Carlos Gil

El conjunto granadinista salió con mejor cara del vestuario y empezó a sentirse más cómodo sobre el verde de la Ciudad Deportiva. Los primeros compases estuvieron marcados por un mayor dominio de balón de los locales, aunque faltaba que llegasen las ocasiones. El arranque del segundo tiempo fue calcado al del primero respecto al peligro en las áreas. Lo intentaban con más empuje los rojiblancos, pero la hora de partido se cumplió sin que Iricibar realizase una sola parada.

En el minuto 69 llegó una jugada que define perfectamente lo que es este Recreativo Granada. Todo inició con una transición liderada por Rubén tras una recuperación en mediocampo. El ‘9’ se plantó en la frontal del área sin oposición, pero decidió abrir a la derecha para Sebban en lugar de disparar. El francés tampoco se animó a tirar y centró al segundo palo para un Mario Ruiz que falló en el control del balón. Tres oportunidades para finalizar una ocasión sin remate alguno.

El encuentro se animó y los acercamientos comenzaron a tener más peligro. David Tenorio agotó todos sus cambios en apenas siete minutos. Mario Ruiz, Alberto López e Isi, en ese orden, dejaron su sitio a Caio, Dani Villa y Sergio Parla. El ex del Villarreal se ubicó por delante de Migue García en el carril izquierdo.

El conjunto rojiblanco cargó su juego por banda izquierda, donde Migue García volvió a mostrar más acierto en sus jugadas. La insistencia dio como fruto varias ocasiones a balón parado que el bloque nazarí no aprovechó. La falta de contundencia de cara a puerta continúa siendo un problema.

El mazazo

En el descuento, con el equipo volcado en busca del triunfo, llegó el mazazo. Un rechace de la defensa cayó en los pies de Aketxe, que había ingresado al terreno de juego en el 68’. El atacante condujo unos metros y abrió a la derecha para Carlos, que centró al área de Andorinha. El cuero llegó al segundo palo, donde había llegado Aketxe para remachar a bote pronto y ajusticiar al Recreativo.

Apenas dio tiempo a una última jugada tras el tanto encajado. El colegiado pitó el final y los pupilos de Tenorio se marcharon abatidos tras no cosechar nada positivo tras el esfuerzo realizado. El filial volverá a jugar fuera de casa, en Mérida, con la obligación de buscar los tres puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios