Atlético de Madrid-Granada CF | La pizarra

El cambio de dibujo no dio resultado

  • Diego Martínez empieza con el habitual 1-4-1-4-1 y termina el encuentro con un 1-3-4-3

Soro controla el balón entre Felipe y Carrasco Soro controla el balón entre Felipe y Carrasco

Soro controla el balón entre Felipe y Carrasco / EFE (Madrid)

Diego Martínez optó, como viene siendo habitual, por un sistema de 1-4-1-4-1 para hacer frente a un partido que se antojaba complicado –más de lo estipulado– debido a las múltiples rotaciones ocasionadas por el trascendental encuentro que los nazaríes jugarán el próximo jueves ante el FF_Malmö.

El resultado fue devastador. Diego vio cómo su equipo se vio totalmente superado en la primera mitad y optó, tras el 3-0, por cambiar a un ofensivo 1-3-4-3 que tampoco resolvió ninguno de los problemas nazaríes. El partido del jueves , pese a la arenga del técnico del Granada CF, existió antes de tiempo. 

Rotaciones

El circunstancial once del Granada no fue más que una causa del cansancio adquirido por la acumulación de minutos. Ramón Azeez estrenó titularidad como interior y Jorge Molina hizo lo propio como delantero centro. Foulquier, lateral izquierdo de urgencia, sustituyó a pierna cambiada a un Carlos Neva que hasta ahora lo había jugado todo. Robert Kenedy entró en el flanco zurdo por Darwin Machís y Puertas, junto con Yangel Herrera, volvieron al once tras descansar entre semana.

Azeez y Yangel

Los interiores del Granada no dejaron de intercambiar su posición a lo largo de los primeros 45 minutos. Azeez comenzó por la derecha y Herrera hizo lo propio por el otro lado. Pese a que permutaron su zona constantemente, solía ser el nigeriano el que acababa descolgándose a zonas de tres cuartos en ataque. Luis Milla, tercer centrocampista y el más atrasado de los tres, bajó de manera continua entre centrales para tratar de sacar el balón de forma limpia.

Duelos individuales

El Atlético de Madrid del ‘Cholo’ Simeone vio un manantial de ocasiones al exprimir al máximo la poca  vehemencia del Granada en duelos individuales. Los colchoneros siempre llegaban un par de segundos antes a cada balón o acometían con más entereza las jugadas divididas.

Joao Félix

La posición de la joven estrella portuguesa desconcertó por completo al conjunto nazarí. El luso se movió a sus anchas por el césped del Wanda Metropolitano y creó espacios con sus ofrecimientos en la salida de balón y sus pases, casi siempre al primer toque, a unos acertados Diego Costa y Ángel Correa. El media punta hizo estragos en la inicial defensa de cuatro zagueros del Granada  y se exhibió antes de dejar el terreno de juego tras 71 minutos.

El Granada cambió el sistema a la hora de encuentro El Granada cambió el sistema a la hora de encuentro

El Granada cambió el sistema a la hora de encuentro

Sustituciones

Tras una hora de juego y un resultado adverso (2-0), Diego Martínez quiso introducir dos jugadores que agitaran el encuentro. Los elegidos fueron Soro y Machís, que entraron por Puertas y Kenedy, respectivamente. Al poco de ingresar al terreno, con nulo resultado, el Atlético de Madrid hizo el tercero y dejó a los granadinistas con la mente en Suecia. El entrenador del Granada dio entrada a dos futbolistas más (Eteki y Fede Vico) y se inclinó por dar descanso a dos jugadores importantes como Milla y Yangel Herrera. A cinco del final, en plena apoteosis atlética, Germán Sánchez entró por Duarte y agotó las sustituciones de los rojiblancos._cambio de sistema

Cambio de sistema

A la desesperada, Diego Martínez cambió el dibujo del Granada y formó a sus jugadores con un extremadamente ofensivo 1-3-4-3. Víctor Díaz, Germán y Jesús Vallejo formaron la línea de tres atrás mientras que Ramón Azeez y Dimitri Foulquier fueron los carrileros. Yan Eteki y Fede Vico se alinearon en un inusitado doble pivote que no terminó de funcionar. Darwin Machís ocupó su habitual puesto en el costado izquierdo y Alberto Soro, que cuajó unos buenos minutos en Europa League, partió desde la derecha y apareció asiduamente por el centro gracias a virtuosas diagonales. Jorge Molina quedó solo en la punta de ataque y convirtió su segundo gol de la temporada y que significó el 5-1. El tanto del honor.

Suecia

Después de la mayor derrota desde la llegada de Diego Martínez al Granada no le queda otra opción que no sea reponerse. La escuadra rojiblanca tiene tres días para preparar el que será el partido más importante de la historia del club nazarí. El jueves, 1 de octubre a las 19:00 horas, no habrá fatiga ni rotaciones en las que escudarse. Diego Martínez saldrá con todo a por una clasificación que puede ser histórica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios