Entrevista Fede Vico Granada CF “Invito a la afición a que se lo vaya creyendo poco a poco”

  • El cordobés considera que lo mejor que tiene el conjunto rojiblanco es “el sacrificio de todos sus jugadores”

  • Para el mediapunta cedido por el Leganés, el vestuario del Granada CF es “el mejor en el que he estado”

A sus 24 años, disputa su séptima temporada en Segunda División A. A sus 24 años, disputa su séptima temporada en Segunda División A.

A sus 24 años, disputa su séptima temporada en Segunda División A. / Álex Cámara

Comentarios 0

Está cedido por el Leganés pero no le importaría seguir en Granada donde se encuentra muy cómodo. Fede Vico, (Córdoba, 1994), es un fijo en los onces de Diego Martínez y pese a su juventud cuenta con mucha experiencia. Una vida como futbolista profesional que comenzó con apenas 16 años.

–¿Esperaba cuando llegó el rendimiento que está ofreciendo el Granada CF esta temporada?

–Cuando uno llega a un nuevo equipo tiene las expectativas lo más altas posibles. Firmé aquí muy ilusionado porque volvía a Andalucía, que ya tenía muchas ganas, y la verdad es que estamos cosechando buenos resultados y esa es la línea que tenemos que seguir. No soy adivino y no sé lo qué pasará en los últimos diez partidos pero la dinámica del equipo es muy buena.

–Futbolísticamente hablando, ¿qué es lo mejor que tiene este equipo?

–El sacrificio de todos los jugadores. Todos defendemos, todos atacamos. Es algo que se respira y que en pocos vestuarios he visto.

–¿Es el mejor vestuario en el que ha estado a nivel profesional?

–Cuando eres pequeño, los vestuarios son un grupo de amigos. Pero a nivel profesional, el vestuario que me he encontrado en Granada jamás lo he vivido.

–Está siendo indiscutible para Diego Martínez. ¿Se siente importante en el Granada CF?

–Vine con mucha ilusión pero uno nunca sabe cuál va a ser su papel en un equipo. Todos somos importantes y un ejemplo claro es Adri Castellano, que apenas había jugado y que cada vez va a más. Lo que quiero decir es que todos los jugadores van a tener su momento y van a tener un papel fundamental en el equipo, no sólo yo.

“Este año la gente se creía que íbamos a estar en mitad de la tabla o luchando por jugar el ‘play off’”

–A nivel defensivo, ¿ha aprendido personalmente más esta temporada que en las anteriores?

–Desde pequeño te enseñan lo básico a la hora de defender pero es verdad que el compromiso que existe en este vestuario hace que florezcan las ganas, la pasión y que cada balón es como si fuese el último. Por ejemplo, ante Las Palmas pese a ir perdiendo 0-1, seguimos luchando sin dar un balón por perdido porque sabemos que vamos a tener nuestra oportunidad. Nunca le hemos perdido la cara a ningún partido en la presente temporada. Y eso dice mucho del equipo.

–Sobre todo en la primera vuelta, era un fijo en los cambios para el técnico. Lleva cinco partidos en los que ha jugado todos los minutos. ¿Está mejor físicamente?

–Sin duda y quizá por ello estoy terminando los partidos. Intento dar siempre lo máximo y cuando no puedo más prefiero pedir el cambio a arrastrarme en el campo, pero es cierto que en los últimos partidos lo estoy jugando todo. Yo estoy encantado.

–¿Está disfrutando esta temporada en Granada?

–Mucho. Estoy disfrutando de cada entrenamiento, de cada viaje, de cada concentración…Y eso, al margen de que los resultados van bien, es porque hay un grupo humano que en pocos equipos, o ninguno, he tenido. Aquí somos una familia, nadie es más que otro y eso se refleja en el campo.

Vico está siendo uno de los jugadores más importantes en el esquema de Diego Martínez. Vico está siendo uno de los jugadores más importantes en el esquema de Diego Martínez.

Vico está siendo uno de los jugadores más importantes en el esquema de Diego Martínez. / Álex Cámara

–Ha anotado cuatro goles y dos de ellos al Córdoba, el equipo en el que se formó. ¿Qué sensación le quedó cuando los marcó llegando a ser pitado en los dos partidos por la que fue su afición?

–Hay un dicho que dice que nadie es profeta en su tierra. Siempre le estaré agradecido al Córdoba por la oportunidad que me dio. Siempre seré cordobesista y eso no me lo va a quitar nadie. Yo hice mi trabajo. Es cierto que ante ellos, el Albacete o el Lugo, mis ex equipos, tengo un extra de motivación pero siempre intento marcar en todos los partidos. Se dio que fue ante el Córdoba y lo siento mucho pero mi función es aportar al Granada CF.

–Quizá el gol es lo que le está faltando esta campaña. ¿Está satisfecho con su número de tantos anotados?

–Es cierto que juego arriba pero también tengo un desgaste físico porque intento conectar el centro del campo con los jugadores de banda y el punta. Por mi posición quizá debería haber marcado algún gol más pero no me considero un goleador. Si meto diez mejor, pero no es una cosa que me preocupe porque además de goles puedo aportar en otros aspectos del juego.

–Con llegada de Dani Ojeda tiene más competencia en su puesto pero sigue jugando. ¿Su polivalencia le beneficia para seguir siendo titular?

–La polivalencia siempre ayuda para seguir saliendo en el once inicial. Puedo jugar en ambas bandas y por dentro y digamos que soy un comodín para el míster aunque en la media punta es en la posición en la que me siento más cómodo y donde me están saliendo bien las cosas. Hay compañeros que lo pueden hacer bien en esa posición y lo han demostrado y salga el que salga lo hace bien porque el compromiso es tremendo.

“Estoy disfrutando de cada entrenamiento, de cada viaje, de cada concentración… porque somos una familia”

–¿Están últimamente más cómodos fuera de casa que en Los Cármenes?

–No es que estemos más cómodos es que el planteamiento de los rivales en Granada lo tienen muy claro. Conocen nuestras virtudes, se encierran más y plantean partidos menos abiertos. Fuera de casa, ante su público, tratan de jugar más dejan espacios que son los que tratamos de aprovechar. En cualquier caso, en ambos escenarios nos encontramos cómodos.

–Conoce la categoría y en la recta final suelen darse resultados sorprendentes en LaLiga 1|2|3. ¿Cuál es la pócima mágica para cumplir con los objetivos?

–Se suele decir que los diez últimos partidos son los más importantes. Y es cierto. Pero también lo es que antes has jugado 32 y nosotros tenemos 58 puntos y esos ya no nos los va a quitar nadie. A lo que me refiero es que los primeros encuentros de liga son tan importantes como los últimos. Valen lo mismo, tres puntos, pero es cierto que en la recta final entra un factor nuevo que es el físico y el que mejor esté a ese nivel será el que consiga su objetivo. Nosotros creo que estamos en esa línea. Tanto anímicamente como físicamente veo al equipo muy fuerte y con mucha ilusión.

–A pesar de su juventud, tiene mucha experiencia en el mundo del fútbol porque empezó muy pronto. ¿Eso se nota en un vestuario?

–Sin duda. Hay experiencias que ya sabes de qué van. Situaciones en las que uno ya se percata si huelen bien o no y a las que te puedes anticipar. Son sensaciones que si no tienes experiencia te pillan de nuevo.

El cordobés suma cuatro goles y otras tantas asistencias. El cordobés suma cuatro goles y otras tantas asistencias.

El cordobés suma cuatro goles y otras tantas asistencias. / Álex Cámara

–¿Qué aprendió de su aventura en Bélgica?

–A mucha gente le choca pero para mí, a nivel personal, ha sido la mejor experiencia que he tenido, no así a nivel futbolístico donde no saqué nada. Me sirvió para madurar. Me fui muy joven y lo pasé realmente mal, no se lo puede ni imaginar y mi familia casi peor que yo. Pero son circunstancias de la vida y hay que aprender de ellas y levantarse. Me pilló, por suerte, siendo muy joven, con 20 años. La verdad es que estoy muy agradecido por haber vivido esa experiencia porque me curtió y sirvió para ser más hombre que hace cuatro años.

–Está cedido por el Leganés. El hecho de pertenecer a un equipo de Primera División, ¿le hace llegar a Granada con el objetivo claro de demostrar que es válido para jugar en la élite?

“Nunca le hemos perdido la cara a ningún partido en la presente temporada y eso dice mucho del equipo”

–Gran parte de mi trayectoria en el fútbol ha sido estando cedido por lo que no me pilla de nuevas. Sinceramente, no me considero un jugador cedido sino un futbolista del Granada CF porque al fin y al cabo es donde estoy jugando y voy a defender sus colores como si fuese el Córdoba.

–Si le dijeran desde el club que han hablado con Leganés y que se queda en Granada por más tiempo, ¿lo firmaría?

–En Granada estoy muy cómodo y no me importaría jugar aquí otro año. Pero hay contratos que hay cumplir y cláusulas pero a día de hoy no lo sé, creo que había algo pero yo me dedico a jugar. En este mundo, si lo haces muy mal tienes que salir a un nuevo destino y si lo haces muy bien también vas a salir, aunque es cierto que en este club estoy muy a gusto.

–¿Qué le pediría a la afición rojiblanca?

–Las entradas en Los Cármenes han ido de menos a más. Un lleno es cierto que no ha habido pero también se entiende. No se les puede pedir más.

–¿Tiene la sensación de que los seguidores aún no son conscientes que la próxima temporada podrían ver a su equipo de nuevo en Primera División?

–Creo que la afición no se esperaba la temporada que estamos realizando tras el palo del año pasado tras descender y tener, en cierto modo, la presión de volver a la máxima categoría. Este año no tenemos esa presión y la gente se creía que íbamos a estar en mitad de la tabla. Lo único que les digo es que se lo vayan creyendo poco a poco. Les invito a que confíen en este equipo hasta el final.

“No soy adivino ni sé lo qué pasará en los últimos diez partidos pero la dinámica del equipo es muy buena”

–¿Qué es lo que más le ha impresionado de la entidad?

–El recibimiento que tuve por parte de los compañeros fue increíble. Pero las instalaciones que tenemos no las he visto en ningún sitio salvo en el Anderlecht. Hay equipos de Primera que no tienen una Ciudad Deportiva como la que tiene el Granada CF. Todo lo que tenemos a nuestra disposición suma además del grupo que tenemos. A pesar de que el club ha estado seis años en la máxima categoría, somos una familia y eso se nota.

–Cuando le nombran a Lucas Alcaraz, ¿qué le viene a la mente?

–Yo era un renacuajo y me hizo debutar con 16 años en Segunda División por lo que le voy a agradecer toda mi vida esa oportunidad que me dio. Poca gente puede decirlo.

–¿A quién le debe el hecho de ser futbolista?

–Sin lugar a dudas, a mis padres pero también a entrenadores como Lucas Alcaraz que me dio la oportunidad, Paco Jémez que me consolidó, Rafa Berges…pero sin mis padres que me llevaban a todos los pueblos y me han apoyado siempre, no sería futbolista, habría sido imposible. Tuve una época en la que no me gustaba tanto el fútbol y prefería irme con mis amigos por ahí pero mi familia y los entrenadores de las categorías inferiores del Córdoba, y hasta algún profesor que tuve que me ayudó a compaginar los estudios, me apoyaron y me hicieron ver que tenía que seguir en este mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios