Granada CF

La eterna lucha de Fran Rico

  • El medio, que se acerca al año y medio de baja, se somete con éxito a una neuromodulación por radiofrecuencia

  • Trabaja a diario en su recuperación sin fecha fijada para su reaparición

Fran Rico golpea el balón ante Messi en el último partido que jugó como rojiblanco, el 14 de mayo de 2016. Fran Rico golpea el balón ante Messi en el último partido que jugó como rojiblanco, el 14 de mayo de 2016.

Fran Rico golpea el balón ante Messi en el último partido que jugó como rojiblanco, el 14 de mayo de 2016. / archivo

Pocos futbolistas han sufrido tanto con las lesiones como Fran Rico. Igual que el club al que pertenece, el Granada, el centrocampista gallego vive en una eterna lucha permanente. En su caso, contra su rodilla derecha. Esa que le tuvo hace un lustro casi un año y medio sin jugar y que ahora, con 31 años cumplidos ayer, le coloca en la misma tesitura.

Fran Rico se acerca a los 18 meses de ausencia de los terrenos de juego. Desde el inicio de la pretemporada trabaja a diario en la ciudad deportiva del Granada, club al que regresó lesionado tras dos años de cesión en el Eibar. Este viernes la entidad emitió un comunicado para anunciar que el jugador "ha sido sometido a una neuromodulación por radiofrecuencia de su rodilla derecha".

27meses. Es el tiempo que ha pasado desde que disputó su último encuentro como rojiblanco

De forma escueta, la nota agregaba que la intervención "estaba programada en el proceso de recuperación de las molestias que sufre en dicha articulación" y que "el resultado de la misma ha sido satisfactorio". Nadie se atreve a indicar cuándo podrá regresar Fran Rico a los terrenos de juego. Las molestias permanecen y aventurar fecha para su reaparición es osado.

La neuromodulación es un tratamiento quirúrgico programado desde el exterior con radiofrecuencia que sirve para reducir el dolor y tratar de acelerar la recuperación en una zona lesionada. El tiempo determinará su eficacia.

La trayectoria de Fran Rico, que ha vivido sus mejores momentos como futbolista en Granada, ha alternado momentos de gran nivel futbolístico debido a su calidad e inteligencia sobre el terreno de juego, con otros marcados por los quirófanos y las lesiones, casi siempre por culpa de la citada rodilla derecha.

En 2008, con 20 años y cuando empezaba a sonar su nombre a nivel nacional por su buen hacer en la cantera del Real Madrid, sufrió una rotura del ligamento cruzado y el menisco de su rodilla derecha. Fue operado, se recuperó y volvió a su mejor nivel en el Castilla, lo que provocó que lo firmara el Granada.

Llegó en el verano del 2011 al club rojiblanco y en su primera temporada como nazarí empezaron los problemas. En marzo tuvo que parar por los dolores que sufría en la rodilla y en abril se sometió a una artroscopia al serle detectado un problema de sinovitis en la articulación.

Antonio Fernández, hasta hace sólo unas semanas máximo responsable de los servicios médicos del Granada, dijo en la pretemporada de la campaña 2012/13 que Fran Rico tenía "una lesión importante y bastante grave" y que el único objetivo era "recuperarlo para la práctica del fútbol". En enero 2013 se le realizó una nueva artroscopia en la rodilla porque apareció una úlcera que fue tratada con factores de crecimiento.

El 18 agosto de 2013, casi año y medio después de su último partido oficial, el Granada inicia el curso ganando por 1-2 en el campo del Osasuna y Fran Rico disputa los últimos minutos al entrar sustituyendo a Piti. Tras un curso completo en blanco, en las dos temporadas siguientes está por encima de los treinta encuentros disputados en cada curso, que se reducen a 24 en la 2015/16.

En el verano de 2016, tras ser menospreciado por Piru y por Paco Jémez, es cedido por el Granada al Eibar. En sus primeros meses como azulgrana olvida las molestias en la rodilla que en su última etapa como rojiblanco vuelven a amenazar al jugador y luce con los vascos. Se convierte en fijo para el técnico José Luis Mendilibar, juega casi una veintena de partidos y marca dos goles, uno de ellos ante el Real Madrid en el Bernabéu que sirve al Eibar para puntuar.

En febrero de 2017 regresan los problemas. Tras varias semanas con molestias juega su último encuentro oficial. Desde entonces está de baja. En abril de ese año pasa por el quirófano para someterse a una limpieza de adherencias en la rodilla derecha, que parece estar detrás de los dolores que le impiden jugar.

Las previsiones de los servicios médicos del Eibar eran que pudiera estar disponible en la siguiente pretemporada, pero a finales de septiembre volvió a pasar por el quirófano debido a una condropatía en la citada articulación. El 9 enero pasado, su última intervención hasta la neuromodulación de estos días, en este caso para limpiar unos osteofitos de la rodilla. Se estimó entonces tres meses más de baja.

Pero Fran Rico sigue en proceso de recuperación. Hace casi año y medio que no juega y más de dos, desde 14 mayo de 2016, cuando el Barcelona ganó la Liga en el Nuevo Los Cármenes, que no lo hace con el Granada.

Como hace seis años dijeron los doctores, la sensación es que el objetivo ahora es recuperarlo para la práctica del fútbol. La eterna lucha de Fran Rico es la pelea contra su rodilla para poder volver a jugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios