Granada CF

El Granada CF logró el ascenso con una plantilla tres millones de euros más cara

  • Los jugadores rojiblancos aumentan su caché hasta los 20,2 tras lograr el objetivo del ascenso a la Liga Santander y dejan al club en la sexta posición de la tabla en la 1|2|3.

Pozo, durante su acto de presentación en el verano de 2018. Pozo, durante su acto de presentación en el verano de 2018.

Pozo, durante su acto de presentación en el verano de 2018. / Álex Cámara

El éxito del Granada CF sobre el césped ha repercutido en muchos más ámbitos de la entidad, que la próxima temporada volverá a codearse con las mejores entidades a nivel nacional e internacional. Y es que la propia plantilla rojiblanca ha aumentado su valor económico hasta alcanzar un crecimiento del 22,1% (3,65 más con respecto a septiembre de 2018) y superar de esta forma los 20 millones de euros (20,2 en concreto), según los datos ofrecidos por la web especializada Transfermarkt.

Sin tener nada que ver con el presupuesto real de la entidad ni el límite salarial impuesto por la LaLiga, al tratarse de datos que maneja de manera independiente dicho portal, la plantilla confeccionada por Hope en el verano de 2018 tenía un valor de 16,55 millones de euros (a fecha 15 de septiembre tras el cierre del mercado de fichajes), siendo la sexta más cara de la competición por detrás de Málaga (que doblaba en valor al llegar a los 30,6), Las Palmas, Dépor, Sporting y Osasuna.

Desde ahí, la buena línea seguida sobre el césped sólo trajo consigo un aumento del caché de los 23 futbolistas reconocidos como de la primera plantilla que dirigió Diego Martínez. Tras el cierre del mercado invernal y con la llegada de Dani Ojeda, Bernardo y Ramón Azeez (más la salida de Pablo Vázquez como cedido), el valor de los rojiblancos ascendió hasta los 19,1 millones de euros (un crecimiento del 5,8% y 1,1 millón con respecto a septiembre), según datos del portal especializado a fecha 15 de febrero del presente año.

Tras cerrar la temporada y una vez celebrado el ascenso a la máxima categoría, los rojiblancos alcanzaron su máximo valor según los estudios tomados como referencia a fecha 15 de junio, quedando como la sexta más valorada de la competición. El futbolista con mayor revalorización en los diez meses fue Fede San Emeterio, que pasó de tener un coste estimado de 1,5 millones de euros a 2 (500.000 euros de subida).

Por detrás se encuentran Rui Silva y Fede Vico, jugadores que continuarán en la plantilla rojiblanca en la máxima categoría; además de José Antonio Martínez. El meta luso, con un valor actual estimado en el millón de euros, sumó 300.000 euros de cotización; mientras que el centrocampista ascendió lo mismo su caché, aunque en su caso alejado del millón y medio que alcanzó de valor en 2013. El central propiedad del Eibar pasó de tener un valor de 500.000 euros hasta los 800.000 actuales gracias a su buena temporada.

En el caso contrario y según los datos de Transfermarkt, Nico Aguirre, Ramón Azeez y Fran Rico (con 200.000 euros), y Alberto Martín (con 100.000) fueron los jugadores que perdieron valor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios