Granada CF | Jorge Molina El rendimiento de Jorge Molina a base de goles hace olvidar a Carlos Fernández

  • El alicantino es, tras Antonio Puertas, el jugador de la plantilla del Granada CF que ha participado en más encuentros

Jorge Molina en el momento de anotar el tanto que le marcó al PSV Eindhoven.

Jorge Molina en el momento de anotar el tanto que le marcó al PSV Eindhoven. / Pepe Villoslada / Granada CF

Cuando terminó la pasada temporada, la ilusión de los aficionados al Granada CF era que Carlos Fernández siguiera vistiendo la elástica rojiblanca. Se trataba de un jugador propiedad del Sevilla FC, por cuyo traspaso pedía una cantidad inalcanzable para una entidad que iba a jugar por primera vez en Europa pero que no contaba con un límite salarial tan sobrado como para afrontar un gasto de ese tipo.

Carlos se fue a su equipo de siempre, donde apenas contó con oportunidades de jugar con Julen Lopetegui. Pero la entidad hispalense hizo negocio traspasándolo en el pasado mercado invernal a la Real Sociedad, con la que ha firmado hasta el 30 de junio de 2027, por un total de diez millones de euros más dos en variables, además de un 20% de la plusvalía en caso de una futura venta.

Hasta 2022

Ocupar el lugar de un futbolista que en su único año caló y de qué manera en la afición no era fácil. La dirección deportiva trató con sigilo la incorporación de su sustituto y el pasado 25 de agosto anunció la contratación del delantero Jorge Molina, que firmó por la entidad nazarí por dos temporadas, hasta junio de 2022, procedente del Getafe a sus 38 años. Dentro de un mes, cumplirá 39 pero el rendimiento del alicantino está siendo excelso.

Suma once goles entre las tres competiciones en las que gozado de minutos

Del de Alcoy se conocía que tenía gol. Lo demostró en todos los equipos por los que pasó, y en especial en Elche, Getafe y Real Betis. Pero Molina aporta muchas más cosas. Si bien es cierto que le costó adaptarse en un primer momento y fue entrando poco a poco en el once inicial, cuando ha tenido continuidad ha dejado claro que su profesión es goleador, independientemente de la edad que tiene. Su fichaje no levantó demasiadas expectativas sobre todo porque se entendía que venía de vuelta, a retirarse con dos años de contrato y más, teniendo en cuenta que rescindió el año que tenía firmado con el Getafe para fichar por los rojiblancos. Pero los números le están dando la razón a la dirección deportiva.

40 partidos

Hasta el momento, tras la disputa de 28 jornadas de LaLiga Santander, trece encuentros de Europa League y cinco de Copa del Rey, Molina acumula un total de 2.047 minutos. Pero el dato más llamativo es que, del total de encuentros celebrados que son 46, ha estado disponible siempre siendo, tras Antonio Puertas, el futbolista que en más partidos ha participado con un total de 40. Únicamente no jugó en Copa del Rey ante el Barcelona y en Liga frente a Athletic Club, Osasuna, Sevilla, Barça y Celta. Unos registros al alcance de muy pocos futbolistas y más en la intensa temporada que está llevando a cabo el Granada CF.

El delantero rojiblanco celebra el tanto anotado al Molde. El delantero rojiblanco celebra el tanto anotado al Molde.

El delantero rojiblanco celebra el tanto anotado al Molde. / Efe

Por competiciones, la regularidad de cara a portería es lo más destacado. En Primera División, ha disputado un total de 23 choques, once como titular y tres completos para 1.047 minutos. En ellos ha logrado cuatro goles. Se estrenó en la goleada del Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano, facilitó el empate ante el Huesca en Los Cármenes con su segundo tanto y le dio el triunfo a su equipo ante el Valencia con un gran remate de cabeza. Su último tanto fue en San Mamés en la derrota ante el Athletic Club. A su acierto de cara a portería, hay que sumar las tres asistencias que ha dado, la última el pasado domingo en Mestalla con un sutil toque para que Soldado definiera.

En Europa ha saltado al terreno de juego en todas las citas, en total trece. De ellas, tres las completó, dando una asistencia y anotando tres goles ante Lokomotive Tbilisi, PSV Eindhoven y Molde en casa, para un total de 632 minutos de juego, siendo en seis ocasiones titular.

La Copa

Pero fue la Copa del Rey donde comenzó a adquirir confianza. En el torneo del ‘KO’ fue determinante, bien es cierto que ante rivales de inferior categoría. Los tantos logrados ante el San Juan, Cultural Leonesa, Málaga y Navalcarnero permitieron al Granada CF acceder a cuartos de final, donde cayó ante el Barcelona en el único partido en el que no actuó ni un minuto. En Copa acumuló 368 minutos más, llegando incluso a jugar los 120 en León en un duelo que se tuvo que ir a la prórroga.

No se ha perdido ni una convocatoria y cuando no ha jugado ha sido por decisión técnica

El mérito que tiene Jorge Molina cobra una mayor dimensión en la actual campaña pues no se ha perdido ni una convocatoria, por lo que los problemas físicos no han aparecido hasta el momento él y habrá que tocar madera porque es de los pocos que no han pasado por la enfermería este curso. No es más que, además de una pizca de suerte, cuidarse a nivel personal de ahí que haya podido prolongar su carrera tanto.

El sprint

La lesión de Luis Suárez es evidente que le ‘benefició’ al poder contar con más minutos y la confianza de Diego Martínez, que no ha dudado en alabar al alicantino por su profesionalidad y todo lo que aporta dentro y fuera del campo. Su experiencia es un valor a tener en cuenta y el cuerpo técnico lo está aprovechando. Pero él también ha puesto de su parte como el sprint que realizó ante el Nápoles en el minuto 93 para presionar a la zaga italiana y que no sacara el balón con comodidad que hizo que todos sus compañeros, empleados y miembros del palco no pararan de aplaudirle. Una imagen que quedará para el recuerdo, al igual que su excelente juego de espaldas que tanto ayuda a su equipo, o su claridad de ideas y definición en el área.

Se fue Carlos Fernández pero llegó un killer consagrado que lo ha hecho olvidar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios