Granada CF | Lesionados Los numerosos lesionados del Granada CF, pendientes del alta 'virtual'

  • El grupo de jugadores rojiblancos con problemas físicos antes del parón estaba integrado por siete aunque de ellos, con Neyder, Quini, Álex Martínez y Montoro habrá que tener mayor cuidado

Ángel Montoro se lesionó ante el Mallorca en el último partido de la primera vuelta, el cinco de enero, y ya no ha vuelto a pisar un terreno de juego.

Ángel Montoro se lesionó ante el Mallorca en el último partido de la primera vuelta, el cinco de enero, y ya no ha vuelto a pisar un terreno de juego. / Álex Cámara

A la espera de que el Gobierno y el Ministerio de Sanidad den el visto bueno para el regreso al trabajo de los equipos de Primera y Segunda División, los futbolistas profesionales suman ya 45 días sin pisar un terreno de juego. Demasiado tiempo teniendo en cuenta que sus vacaciones no suelen prolongarse tanto y que además, cuando regresen al verde, tendrán que prepararse para seguir competiendo antes de volver a parar y disfrutar de sus días de descanso.

Lo que se preveía como una minipretemporada ahora habrá que quitarle el prefijo mini, pues todo hace indicar que se podrían rozar los dos meses sin tocar el cuero hasta que el Gobierno autorice a entrenar. La última vez que el Granada CF saltó al césped de su Ciudad Deportiva fue el 13 de marzo, un día antes de que se decretara el Estado de Alarma en todo el país debido a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Recuperación

Sin embargo, hay un grupo de jugadores a los que el parón le ha afectado más, aunque por otro lado les puede beneficiar. Se trata de los lesionados, la nota negativa de la temporada, pues han sido muchos los que este curso han tenido que pasar por la enfermería y en algunos casos para tratar dolencias muy graves. Inmersos en pleno proceso de recuperación cuando se produjo el parón tanto de entrenamientos como de la competición, el Estado de Alarma provocará que cuando se vuelva a trabajar diariamente, haya que tener mayor cuidado con ellos si cabe para evitar posibles recaídas y comprobar que su estado físico no ha sufrido un retroceso.

Eteki, Yangel y Gonalons presentaban molestias físicas justo antes del parón de las que ya estarán recuperados

En el último parte médico que ofreció la entidad rojiblanca, allá por el día 11 de pasado mes de marzo, siete eran los jugadores con problemas físicos. En concreto eran de Neyder Lozano, con una lesión ósea en la tibia derecha; Quini, debido a su rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda; Álex Martínez, que fue intervenido del síndrome de Haglund en la zona de la inserción del tendón de Aquiles; Montoro, que sufrió en el último partido de la primera vuelta una lesión fibrilar en el recto anterior izquierdo; Yan Eteki, con una meniscitis en la rodilla izquierda; Yangel Herrera, con una lesión fibrilar en el aductor izquierdo y Maxime Gonalons, con una pequeña sobrecarga en el isquiosural derecho.

Yangel Herrera y Álex Martínez estaban incluidos en el último parte médico de la entidad rojiblanca. Yangel Herrera y Álex Martínez estaban incluidos en el último parte médico de la entidad rojiblanca.

Yangel Herrera y Álex Martínez estaban incluidos en el último parte médico de la entidad rojiblanca. / Álex Cámara

De todos ellos, los tres últimos presentaban molestias físicas que seguramente hayan desaparecido tras 45 días sin entrenar con la intensidad que caracteriza las sesiones que dirige Diego Martínez junto a su preparador físico Víctor Lafuente. Sin embargo, en los casos de Neyder, Quini y Álex Martínez habrá que tener mucho cuidado en la vuelta. Al igual que con Montoro, propenso a tener lesiones musculares, y que sin tener los cuidados diariamente de los fisioterapeutas y recuperadores de la entidad, la cicatrización de su lesión centrará a buen seguro la atención del cuerpo técnico.

Pautas

Es evidente que los profesionales sanitarios del club le dieron a los jugadores una serie de pautas y la entidad les abasteció de material para entrenar en casa. Pero hay lesiones como las de Álex Martínez o Montoro que requieren de una serie de masajes y demás ejercicios, que no se habrán podido llevar a cabo en las mismas condiciones que cómo si estuvieran trabajando diariamente en la instalación de la carretera de Alfacar. El no contar con las máquinas de última generación para acelerar el proceso de sanación hará que tengan que andar con pies de plomo en el regreso al trabajo...cuando llegue, claro.

Un futbolista, cada día que pasa sin entrenar a buen nivel, reduce su estado de forma

Y es que cada día que pasa para un profesional de cualquier deporte y del fútbol en particular, bajan los parámetros de rendimiento pues el nivel de exigencia no es el mismo por mucho que entrene en casa y disponga de medios para ejercitarse. Existen ya estudios que reflejan que los futbolistas podrían llegar a perder hasta un 70% de su estado de forma con respecto al fin de semana del 8 de marzo, que fue el último en el que hubo competición oficial.

Problemas futuros

Pero es que, además, cuando el Granada CF y el resto de equipos profesionales vuelvan a trabajar, no lo harán como habitualmente sino gradualmente, según el protocolo elaborado por el Consejo Superior de Deportes junto a la Liga de Fútbol Profesional. Es decir, de manera escalonada e inicialmente en solitario, para hacerlo más tarde en pequeños grupos, porque hasta que se llegue a entrenar en grupo como habitualmente, pasará un tiempo y eso ralentizará el periodo de readaptación con el riesgo que ello supone. Y más teniendo en cuenta que en caso de volver a jugar, la intensidad será alta. Está previsto disputar tres partidos a la semana, con lo que ello conlleva a nivel físico y más en equipos que no están acostumbrados a hacerlo.

Afortunadamente, el Granada CF tiene una posición en la tabla clasificatoria que le permite poder hacer rotaciones pues la permanencia la tiene en el bolsillo a falta de concretarla matemáticamente...si es que la competición se reanuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios