Granada CF-Levante | El marcaje

Montoro naufraga tras la expulsión

  • El centrocampista rojiblanco sufre en labores defensivas con la ausencia de Maxime Gonalons

Montoro intenta un pase vertical Montoro intenta un pase vertical

Montoro intenta un pase vertical / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS (Granada)

Ángel Montoro vive del balón, de entrar en contacto con él, de combinar con sus compañeros. Se gusta cuando el Granada CF es poseedor del esférico y cuando tiene oportunidad de componer desde el inicio de la jugada o de recibir entre líneas.

En el partido ante el Levante sólo pudo disfrutar del fútbol durante quince minutos. Cuando el conjunto entrenado por Diego Martínez se quedó con uno menos, Montoro quedó relegado a tareas defensivas, achicando balones en numerosas ocasiones. Montoro es menos Montoro sin balón. Y el Granada lo sufrió.

Adelantado

Comenzó el partido como el centrocampista más adelantado del trío que formó en la medular junto con Luis Milla y Maxime Gonalons, en una posición prácticamente de mediapunta en triángulo invertido.Estuvo constantemente sobre el punto de mira de Mickäel Malsa, pivote defensivo del Levante, que no dejó de hostigar al valenciano cada vez que recibía el balón de espaldas para construir jugadas.

Las labores de carácter ofensivo de Montoro se fueron al traste al cuarto de hora de partido, cuando Gonalons fue expulsado por pisar por encima del tobillo al exgranadinista Rubén Rochina. Nuevo partido, nuevo rol.

Superado

El ‘diecinueve’ dio un paso atrás y acompañó a Luis Milla en un doble pivote circunstancial para formar un 4-4-1 con Machís y Puertas en las bandas. Sufrió sobremanera en la incesante ida y venida de un partido que pasó a timonear el Levante de Paco López.

Perdió el duelo aéreo con su par en defensa, Rubén Vezo, que significó el definitivo empate a uno entre los dos equipos. El portugués se anticipó en un córner.

Acabó siendo sustituido cerca de la hora de juego, en el minuto 56, por el venezolano Yangel Herrera, más habituado a partidos de gran desgaste físico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios