Granada CF

Las normas del ‘nuevo’ fútbol

  • Los jugadores, cuerpo técnico, empleados y demás miembros de los equipos deberán adaptarse a las distintas medidas que se prevén antes, durante y después de los partidos

Carlos Fernández desinfecta un balón en el entrenamiento de este domingo. Carlos Fernández desinfecta un balón en el entrenamiento de este domingo.

Carlos Fernández desinfecta un balón en el entrenamiento de este domingo. / Pepe Villoslada / Granada CF

El Granada CF volvió al trabajo con sesiones individuales de sus jugadores pero cumpliendo con estrictas medidas de seguridad e higiene. Será algo a lo que tendrán que acostumbrarse todos los equipos de la Liga de Fútbol Profesional de cara al regreso a la competición, para el que aún no hay una fecha concreta. Se hace raro ver, por ejemplo, a Diego Martínez con mascarilla dar instrucciones sobre el césped pero no queda otra. Y cuando se celebren los partidos más aún. Ya no tendrán que preocuparse los jugadores de banquillo de taparse la boca cuando hablan entre ellos cuando les enfocan las cámaras de televisión.

Sin embargo, según el protocolo con el que trabaja LaLiga pero que aún no es oficial, antes de los partidos deberán tomar una serie de medidas nada habituales. Para empezar, dos días antes del choque, todos deberán ser sometidos a un test de PCR que detectará si están contagiados o no con el COVID-19, de forma que que cuando llegue la cita se conozca el resultado del mismo. En caso de dar positivo, ese futbolista no jugaría, pero tal y como declaró Javier Tebas en Bein Sport, “la aparición de un caso positivo en un partido no va a suspender la liga”.

Sin pasamanos

Otro de los aspectos a los que habrá que acostumbrarse será a ver cómo los jugadores no se saludarán antes del inicio del choque, el habitual pasamanos, con tal de reducir al mínimo los contactos. Sin embargo, esto es considerado por muchos como una medida absurda pues durante los 90 minutos más el descuento que dura un encuentro, habrá miles de contactos.

Los viajes en carretera se deberán hacer en dos autobuses y escupir supondrá amarilla

En la Premier se estudia no celebrar los goles y, de hecho, Diego Martínez en su rueda de prensa de la pasada semana señaló que su banquillo tendrá que buscar nuevas fórmulas para “transmitir afecto” cuando su equipo marque un tanto. Pero, ¿y en los saques de esquina? Es evidente que contacto habrá pues en torno a quince futbolistas o más se concentrarán en el área para rematar, por lo que controlar eso es imposible.

Diego Martínez da instrucciones a Ismail Köybasi en un entrenamiento. Diego Martínez da instrucciones a Ismail Köybasi en un entrenamiento.

Diego Martínez da instrucciones a Ismail Köybasi en un entrenamiento. / LaLiga

Además, al descanso y según dicho protocolo, los jugadores deberán cambiar por completo su indumentaria y depositar la usada en cubos de ropa previstos para ello con el objeto de ser desinfectada. Otra de las novedades es que escupir será sancionado con tarjeta amarilla, un acto reflejo en muchas ocasiones pero que en esta situación es un riesgo evitable.

Los viajes

Para los clubes todas las medidas supondrán un coste extra pues, por ejemplo, y debido a la nueva norma de los cinco cambios y la posibilidad de convocar a 23 jugadores, los desplazamientos en autobús se deberán hacer por medio de dos vehículos para mantener la distancia de seguridad entre los componentes del equipo.

Aunque se mantendrá el VAR, está previsto que se reduzca el número de personas en la sala VOR

Si se viaja en avión, deberán ser por medio de vuelos charter que casi todos los conjuntos emplean pero, eso sí, con dos metros de distancia entre los pasajeros y siempre con elementos de protección como guantes, mascarillas y frasco de hidroalcohol. Si el viaje se hace en tren, sería mediante la contratación de AVE charter y en cada fila de asientos se sentará un miembro de la expedición.

El VAR

También el colectivo arbitral pasará test y, aunque se mantendrá el VAR, está previsto que se reduzca el número de personas en la sala VOR. En definitiva, una serie de medidas encaminadas a poder reanudar la competición, terminar las distintas ligas y que los clubes no pierdan una gran cantidad de millones procedente de las televisiones. En concreto, en el Granada CF se cifró en caso de no reanudarse LaLiga Santander unas pérdidas de más de 17 millones de euros con todo lo que ello supondría para las arcas del club presidido por Jiang Lizhang.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios