Las Palmas-Granada CF | La Pizarra

Un Granada CF demasiado plano en ataque

  • Los de Aitor Karanka ofrecen en Las Palmas una mala imagen y van dos seguidas a domicilio

Tres jugadores rojiblancos rodean a Viera.

Tres jugadores rojiblancos rodean a Viera. / Agencia LOF (Las Palmas)

Al Granada CF no le sienta bien jugar lejos de Los Cármenes. Cuatro salidas y tres derrotas es el balance, las tres últimas seguidas, y lo peor fue dejar una mala sensación. Ocurrió en Eibar y se volvió a repetir en Las Palmas, donde fue incapaz de generar oportunidades de gol.

Las ausencias por lesión y la convocatoria de Ricard y Uzuni con las distintas selecciones condicionó el once de Aitor Karanka en Las Palmas. Ello provocó que el técnico vasco apostará por un centro del campo en el que Petrovic y Víctor Meseguer formaron en la sala de máquinas con Bodiger más adelantado para presionar la salida del cuadro canario desde atrás y, en ataque, intentar aprovechar su buen golpeo del galo.

Por dentro

Avisó el técnico vasco del peligro que tenía el conjunto de García Pimienta por dentro, lo que hizo que el tráfico en el eje de futbolistas fuera la tónica. En escasos metros se juntaron muchos jugadores y eso generó constantes pérdidas y robos por parte de ambas escuadras. Sin embargo, cuando el cuero pudo circular, fue Las Palmas el que dominó claramente, quedando el cuadro rojiblanco a la espera de un robo para salir a la contra y sorprender a su rival.

Un remate de Víctor Díaz tras un córner fue la jugada más peligrosa de los rojiblancos

La idea cuando defendía era tener la línea de atrás muy adelantada pero a base de tocar, los canarios fueron encerrando a los granadinistas que tuvieron que ceder metros ante la calidad de los jugadores que tenían enfrente, que pudieron adelantarse por medio de Álvaro Jiménez que estrelló el balón en el palo en el primer acto. Pero era cuando se estiraba el Granada CF y, en cierto modo, se desarmaba, el peligro era evidente. Sobre todo cuando recuperaron el cuero los amarillos en zonas peligrosas con el equipo saliendo.

Rochina fue titular por primera vez. Rochina fue titular por primera vez.

Rochina fue titular por primera vez. / Agencia LOF (Las Palmas)

Poco a poco los de Karanka le fueron perdiendo el respeto a los locales y comenzaron a acercarse con peligro a las inmediaciones de Valles, que evitó el 0-1 tras un córner en el que sacó una mano salvadora a remate de Víctor Díaz para, tras tocar en el larguero, salvar a su equipo. El ritmo de los de García Pimienta fue bajando pero apareció Jonathan Viera para marcar diferencias antes del descanso y adelantar a Las Palmas ante una zaga rojiblanca demasiada blanda.

Nulo en ataque

Tocaba intentar remontar otra vez a domicilio. Karanka movió ficha y dio entrada a Sergio Ruiz por Víctor Meseguer. El esquema no varió en exceso ni tampoco la dinámica del choque, que pudo cambiar si el colegiado hubiera expulsado a Quini en el 55’. Pero no lo hizo. Entre parones y nulas ideas en ataque, los minutos fueron pasando con Valles como un espectador más. Un Granada CF muy plano al que le costó mucho crear ocasiones de gol. Con la entrada de Jorge Molina y Bryan Zaragoza se quiso dar un paso adelante, dejando el carril zurdo para Puertas.

Pero ni por esas. Los canarios quisieron imponer un ritmo lento, arriesgando lo justo y en una de sus salidas, Viera fue derribado, supuestamente porque pareció que tropezó él solo, en el área y la pena máxima ejecutado por el talentoso jugador canario terminó por sentenciar un partido para olvidar lejos de casa. Uno más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios