Recreativo Granada-Sevilla Atlético | La crónica Un ridículo con tres más

  • El Recreativo cae de nuevo en casa en un encuentro en el que contó con superioridad numérica durante más de veinte minutos

Ontiveros trata de rematar de cabeza un centro lateral de los rojiblancos. Ontiveros trata de rematar de cabeza un centro lateral de los rojiblancos.

Ontiveros trata de rematar de cabeza un centro lateral de los rojiblancos. / Álex Cámara

Urge una solución. Si la dirección deportiva del Granada CF quiere mantener al Recreativo en Segunda División B, es necesario cambiar la dinámica de un equipo que fue incapaz de ganar a un rival que jugó con tres jugadores menos durante más de veinte minutos. Los de Pedro Morilla ofrecieron su peor cara cuando más fácil lo tenían y ante un equipo que demostró mucha casta, pues anotó de penalti el tanto de la victoria con tan sólo ocho jugadores en el campo.

Dominio

Fue un duelo dominado por el filial granadino pero que, una vez más, careció de pegada ante el arco rival. Desde el 9 de diciembre los cachorros rojiblancos no marcaban en la Ciudad Deportiva un gol. Y tuvo que ser un ex sevillista, Viedma, que inició la campaña en el conjunto entrenado por Luci, el que lo hiciera. Pero el 'Recre' sigue en una línea de juego muy previsible, sin capacidad resolutiva en las áreas y eso, en una categoría tan dura como la Segunda División B, se comienza a pagar. Sobre todo porque en lo que llevamos de 2019 se ha perdido ante rivales que van a pelear por no descender como el Don Benito o el Sevilla Atlético y no se le ha ganado al Almería B o el filial del Málaga.

Poca pegada

Una jornada más, fue el cuadro rojiblanco el que llevó la iniciativa durante casi todo el choque pero cuando llegaba a la línea de tres cuartos se le apagaba la lucidez. Con constantes cambios de orientación en busca de Jean Carlos, los locales tuvieron las mejores opciones pero Lucho García tampoco es que se tuviera que emplear a fondo en ninguna de ellas. Sobre todo porque casi todas las ocasiones llegaron por medio de disparos desde fuera del área, siendo sus protagonistas Juancho (11'), Andrés (25') y de nuevo el menudo jugador colombiano antes de la media hora.

Juancho pierde el balón rodeado por lo jugadores sevillistas Genaro y Berrocal. Juancho pierde el balón rodeado por lo jugadores sevillistas Genaro y Berrocal.

Juancho pierde el balón rodeado por lo jugadores sevillistas Genaro y Berrocal. / Álex Cámara

Por parte visitante, tan sólo la movilidad del jovencísimo Bryan, que con 17 años ya ha jugado cuatro partidos este curso en la Liga Santander, le generó problemas a la zaga granadina liderada por Héctor. Suya fue una incursión por banda izquierda en el arranque del duelo que fue señalada como fuera de juego pese a las protestas del banquillo visitante, o una falta ejecutada por él que remató alto Chris Ramos.

El choque concluyó con un total de cuatro expulsados, uno local y tres visitantes

Tras el paso por los vestuarios los de Luci, ayudante del Joaquín Caparrós en su etapa en el Granada CF, buscaron en el inicio del segundo acto más el área de Esteve, que se mostró muy dubitativo con el balón en los pies. Bryan lo intentó de falta en el 49' y antes de la hora de partido, Djak pudo marcar tras encontrarse el cuero en el área pequeña tras un saque de esquina pero el guardameta local salió rápido y atrapó el esférico.

Un error

Fue el aviso del tanto del filial sevillista, que llegó tras un error en el pase de Jesús Cambil que le llegó a Chris Ramos, quien cedió a Curro. El delantero, autor de uno de los tantos de la victoria que dejó sin liderato al Granada CF de Oltra la pasada campaña en LaLiga 1|2|3, aguantó la presión de Fran Serrano para revolverse fuera del área y con la zurda alojar el cuero en la escuadra de Esteve.

Reacción

Un jarro de agua fría del que el Recreativo se rehízo rápido pues cinco minutos después Viedma, que inició el curso precisamente con los hispalenses, agradeció un gran centro al segundo palo de Carlos Neva. Se las prometían muy felices los de Morilla pues además del tanto del empate, en apenas tres minutos, los que van del 68 al 70, Bryan fue expulsado por una entrada a Andrés sin balón y las protestas por decirle “eres horroroso ¡qué malo!” y “¡el año que viene vas a pitar en Tercera de lo malo que eres!” por parte de Juanpe y Curro al colegiado, respectivamente, dejó al Sevilla Atlético con tan sólo ocho jugadores sobre el terreno de juego.

Pero lejos de aprovecharlo, el filial rojiblanco se mostró incapaz de romper el 1-4-3 planteado por Luci. No se tuvo la paciencia necesaria para mover al rival de un lado a otro, obligándole a bascular para generar espacios por dentro y sorprender desde atrás. El argumento ofensivo fue apertura a banda y centros laterales para tratar de aprovechar que sobre el terreno de juego estaban Javi Ontiveros, Rubén Sánchez y Adri Rivas.

Los visitantes celebraron la victoria por todo lo alto. Los visitantes celebraron la victoria por todo lo alto.

Los visitantes celebraron la victoria por todo lo alto. / Álex Cámara

Se buscaba más el tercer gol que el segundo debido a una ansiedad que tiene atascado al segundo equipo del Granada CF durante ya diez jornadas, en las que sólo ha sumado tres puntos de treinta posibles. Una situación que aprovechó el Sevilla, que se estiró dos veces en la fase final del choque. En una de ellas, y tras un córner, llegó a tocar el cuero pese a que en el área había nueve locales por cuatro visitantes. Y en la segunda ocasión, Mena fue objeto de penalti por medio de Garrido que vio la segunda amarilla y fue expulsado.

Sin ideas

Amo no falló y volvió a poner por delante a los hispalenses ante la mirada atónita de los escasos aficionados que se dieron cita un día más en la Ciudad Deportiva. A la desesperada llegaron dos oportunidades que no fueron aprovechadas. Y ambas con Juancho como protagonista, que asumió la responsabilidad en la fase ofensiva. Un centro suyo fue rematado por Ontiveros al primer palo pero Lucho envió a córner (86').

Cinco minutos después, Amo sacó bajo palos un disparo del colombiano, que cayó en el área en tiempo de descuento pero Caucelo Sace le mostró amarilla en vez de señalar penalti ante las protestas de los locales. Unos jugadores que terminaron muy tocados y más tras ver la celebración de su contrincante, que no dudó en expresar su alegría. Porque sacar un partido con tres jugadores menos tiene mucho mérito. Todo lo contrario que no ganar con esa ventaja.

En el siguiente tuit puede ver el primer tanto del conjunto sevillista:

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios