Resultado Almería-Granada CF Desactivado en ataque

  • El Granada CF suma un nuevo punto a domicilio en un encuentro en el que apenas cuenta con ocasiones claras de gol

  •  Los rojiblancos siguen en ascenso directo aunque Osasuna se escapa en la tabla

Víctor Díaz y San Emeterio, que vieron su quinta amarilla, presionan a Juan Carlos. Víctor Díaz y San Emeterio, que vieron su quinta amarilla, presionan a Juan Carlos.

Víctor Díaz y San Emeterio, que vieron su quinta amarilla, presionan a Juan Carlos. / LaLiga

Comentarios 0

Ante más de mil seguidores rojiblancos en las gradas, el Granada CF volvió a sumar a domicilio. Lo hizo en el Estadio de los Juegos Mediterráneos en un duelo muy táctico, aburrido para los que lo presenciaron pero que dejó satisfechos a los técnicos de ambos equipos. El empaque de los de Diego Martínez quedó de nuevo de manifiesto pese a que en la faceta ofensiva tuvieron menos presencia que en otras salidas, sobre todo porque el Almería supo cómo jugarle a los rojiblancos. Fran Rodríguez, que hizo de manera sorprendente dos cambios de su once más habitual, trató de evitar que su rival aprovechara los espacios, renunciando a la posesión para, al contragolpe, sorprender a los ayer vestidos de negro.

Un empate que permite seguir ocupando un puesto de ascenso directo a Primera División pero Osasuna comienza a escaparse tras su claro triunfo ante el Rayo Majadahonda. Y una vez más, se dejó la portería a cero y van quince, más de la mitad de los partidos disputados.

A la contra

Ni el primer acto ni el choque en sí pasará a la historia del fútbol sobre todo porque los locales tenían muy claro su planteamiento de partido. Éste no era otro que esperar a su rival, que dominó la posesión en todo momento, y tratar de hacerle daño por medio de las transiciones donde el Almería se encuentra mucho más cómodo.

El cuadro almeriense tuvo claro como hacerle daño al Granada CF

El duelo comenzó movido, un ida y vuelta que se fue apagando conforme fueron avanzando los minutos porque a ninguno beneficiaba. Aunque fueron los de Fran Fernández los que asustaron a los cinco minutos por un error de Rui Silva con los pies, demasiado inconsistente cuando en esta faceta, algo poco habitual en él. Su mal golpeo lo aprovechó Corpas que recuperó el cuero y centró al segundo palo donde Narváez, una de la novedades en el once almeriense, llegó muy forzado.

Martínez se lanza al suelo ante una incursión de Corpas. Martínez se lanza al suelo ante una incursión de Corpas.

Martínez se lanza al suelo ante una incursión de Corpas. / LaLiga

Sin embargo, el encuentro pudo cambiar un minuto después si Vicandi Garrido llega a expulsar a Iván Martos tras un robo de balón de Rodri con el que se plantaba solo ante René. El soriano fue objeto de un clarísimo y continuado agarrón por parte del lateral rojiblanco, que era el último defensor, pero el colegiado dio la ley de la ventaja cuando ésta ya no era tal y el defensor se quedó sin amonestación ante las protestas del banquillo granadinista.

Polémica

Pero los perjuicios al Granada CF no se quedaron ahí pues en el 13’ el asistente anuló una contra de los de Diego Martínez tras un excelente pase de Montoro a Dani Ojeda con Vadillo entrando solo en la otra banda. Todo ello enrareció un choque en el que las ocasiones de gol brillaban por su ausencia. De hecho, los visitantes no tuvieron prácticamente acercamientos peligrosos mientras que los indálicos sí lo hicieron en una ocasión, a ocho minutos del descanso, tras una nueva contra que Juan Carlos disparó a las manos de Silva.

Los rojiblancos volvieron a estar muy sólidos a nivel defensivo una jornada más

Antes, Montoro desde la media luna, gozó de la ocasión más clara del segundo clasificado de LaLiga 1|2|3 con un disparo desde la frontal que no encontró portería. Pese a dominar el esférico en todo momento y tratar de mover a su rival de un lado a otro para generar espacios por dentro, los ocasiones no fueron claras al igual que los que tuvo el Almería.

La afición rojiblanca se hizo notar en tierras almerienses. La afición rojiblanca se hizo notar en tierras almerienses.

La afición rojiblanca se hizo notar en tierras almerienses. / LaLiga

El encuentro cambió poco su guión tras el paso por vestuarios. Aunque en el segundo acto las fuerzas se igualaron más sobre todo con la entrada al terreno de juego de Álvaro Giménez y, especialmente, de Luis Rioja. Sin embargo, en el primer cuarto de hora apenas hubo nada reseñable a nivel ofensivo. La solidez atrás del Granada CF contrarrestaba con las malas decisiones en campo contrario. Montoro fue bajando prestaciones, motivado también por sus problemas físicos, y los de Martínez lo acusaron. Ojeda, Vadillo y Vico no tenían continuidad y el equipo lo acusó.

Se anima

El choque se animó algo con los cambios aunque en el caso de los visitantes poco varió sobre todo en ataque, lo que provocó que René fuera un espectador más. Y lo hizo gracias a Luis Rioja, la principal arma ofensiva local gracias a su velocidad, lo que generó muchos problemas a la zaga nazarí. En especial a Víctor Díaz, que desde su entrada dejó para otra cita sus habituales subidas por banda. La sociedad que formó con Álvaro Giménez creó dudas y eso que con la entrada de Antonio Puertas al campo, Diego Martínez ordenó jugar con dos puntas con Dani Ojeda acompañando a Adrián Ramos. Pero tampoco funcionó.

Solidez

Los últimos diez minutos demostraron la solvencia defensiva de los rojiblancos. El Almería, acompañado por su afición, silenciada durante todo el duelo por los seguidores granadinos, se soltó en ataque pero Rui Silva no pasó por excesivos apuros. Se consiguió puntuar y romper la racha negativa en terreno almeriense, donde parece que ganar es casi imposible. Al menos, la unión entre jugadores y afición volvió a florecer en un estadio que fue más granadinista que nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios