Resultado Granada CF-Alcorcón Fiestón en rojiblanco

  • Los rojiblancos terminan la temporada con un nuevo triunfo y celebran junto a su afición el merecido ascenso a Primera División

  • El regreso de Fran Rico, tras más de dos años sin jugar, lo más destacado del duelo

Bernardo abrió el marcador con un gran remate de cabeza. Bernardo abrió el marcador con un gran remate de cabeza.

Bernardo abrió el marcador con un gran remate de cabeza. / Álex Cámara

Como no podía ser menos, el Granada CF cerró su temporada con un nueva victoria en un día festivo en el que la fusión entre grada y equipo se volvió a demostrar. Se venció al Alcorcón en duelo sin trascendencia (2-1) y con suplentes habituales para alcanzar los 79 puntos, una auténtica barbaridad que nadie podría imaginar allá por el mes de julio del pasado año. La ciudad ha vuelto a recobrar la ilusión por su equipo de fútbol, en un campaña que no debería olvidar para el futuro por el compromiso mostrado por una plantilla que ha hecho de la unión y el buen ambiente su signo de identidad.

Sin presión

En la fiesta rojiblanca, y sin presión por parte de ninguno de los dos contendientes, el choque fue muy atractivo para el espectador. Los Cármenes era pura alegría y su equipo se unió a la misma con una gran circulación y constantes llegadas al área de Raúl Lizoain. El duelo tuvo un protagonista. Éste no fue otro que Fran Rico, que pese a no jugar un partido oficial desde febrero de 2017, demostró cada vez que tocó el balón la clase y calidad de posee. De las botas del de Portonovo salieron las mejores jugadas del Granada CF. Y es que sus compañeros lo buscaban constantemente, ya sea para jugar en corto o enviar en largo a las bandas obligando al rival a bascular.

Dos llegadas, dos goles

Pero el partido comenzó a decantarse claramente para los nazaríes una vez más por medio de la estrategia. En esta ocasión no estaba Álvaro Vadillo en el campo, pero sí Álex Martínez, que regresó al once inicial desde que se lesionara en Málaga y que asistió para que Bernardo rematara a los siete minutos de cabeza un saque de esquina de manera inapelable. Fue la primera aproximación de los de Diego Martínez. En la segunda, volvió a batir a Raúl Lizoain. De nuevo de cabeza pero ésta vez tras un centro lateral de Dani Ojeda desde la derecha, que actuó de referencia ofensiva, y que Nico Aguirre no desaprovechó para, con la testa, hacer el 2-0 tras imponerse a Laure, que vio cómo un avión pasó por encima suya.

Los rojiblancos gozaron de una gran circulación de balón en la primera mitad

Con una cómoda renta, la fiesta se trasladó a la grada, mucho más implicada que en otras ocasiones, y las ocasiones comenzaron a sucederse. Adri Castellano, que actuó por delante de Álex Martínez en la izquierda, y Pozo, en la derecha, buscaban dar profundidad por fuera. Pero fue gracias al trivote formado por Fran Rico, José Antonio y Nico Aguirre lo que permitió controlar el duelo a placer.

Fran Rico pudo hacer el 3-0 tras ejecutar un libre directo. Fran Rico pudo hacer el 3-0 tras ejecutar un libre directo.

Fran Rico pudo hacer el 3-0 tras ejecutar un libre directo. / Álex Cámara

Tras un intento de Ojeda desde la frontal que no encontró portería, fue Sandaza el que pudo recortar diferencias pero su remate con la testa a centro de Bellvís no encontró el arco de Aarón, que debutó así en Segunda División. El campo se pudo caer si en el 34’ Fran Rico hubiera marcado mediante una falta directa, pero Lizoain sacó una mano prodigiosa para evitar el 3-0 que habría supuesto un gran impulso en la confianza del ayer capitán rojiblanco, que si se pone en forma será un gran fichaje para la próxima temporada ya en Primera División.

Lesión de Ojeda

La peor noticia del encuentro fue la lesión en el hombro de Dani Ojeda a cinco minutos del descanso, lo que obligó al técnico gallego a hacer su primer cambio y dar entrada a Adrián Ramos. El colombiano nada más entrar tuvo una ocasión para dejar definitivamente finiquitado el choque pero, tras robar en línea de tres cuartos, avanzó y disparó con poca convicción con la izquierda.

Más atrevido

El paso por vestuarios trajo a un Alcorcón mucho más atrevido. Hubo mucha menos circulación por parte local y es que el espectáculo estaba en la grada. Y más tras el cambio que Diego ordenó con la salida de Fran Rico del campo. Prácticamente la totalidad del estadio se puso en pie para despedir a su capitán, siendo saludado por todos y cada uno de sus compañeros. Algunos, como Adrián Ramos, se recorrieron medio terreno de juego para despedir al mediocentro que no olvidará ese momento.

Momento en el que Aguirre remata el 2-0 tras superar por alto a Laure. Momento en el que Aguirre remata el 2-0 tras superar por alto a Laure.

Momento en el que Aguirre remata el 2-0 tras superar por alto a Laure. / Álex Cámara

Fue salir Rico del campo y recortar distancias el Alcorcón. Lo consiguió Borja Galán, el mejor jugador alfarero, que aprovechó un rechace de Aarón a disparo de David Mayoral para establecer el 2-1. La reestructuración en el once provocó que Azeez se situara en el eje del centro del campo y abandonara el lateral diestro, posición que pasó a ocupar Adri Castellano. En ataque, Pozo lo intentó por todos los medios pero no estuvo nada afortunado.

Alegría

Con Los Cármenes haciendo la ola, cantando el himno del 80 aniversario de la entidad y más pendiente de lo que ocurría fuera del terreno de juego, fue el cuadro de Cristóbal Parralo el que en los últimos veinte minutos encerró a los de Diego Martínez en su campo, que con tres laterales zurdos tenía poco peligro en ataque. Nono, de libre directo, envió por encima del larguero en el 67’. Fue el aviso de lo ocurriría un minuto después con el mismo protagonista pero Aarón respondió con una extraordinaria parada.

Al palo

Con un equipo y la afición más pendiente de rendir homenajes o de pedirle a Fede San Emeterio que no se vaya, algo que evidentemente no depende de él al estar cedido por el Real Valladolid, el empate estuvo a punto de llegar de no ser porque la fortuna volvió a sonreír a los nazaríes. Fue por medio de un disparo que se estrelló en el palo izquierdo del guardameta rojiblanco obra de Arribas, que acababa de entrar al terreno de juego. Habría sido un mal final para una fiesta que se prolongó durante media hora una vez que Iglesias Villanueva decretó el final del choque. Y es que subir a Primera no se consigue todos los días. Ya queda menos para iniciar la nueva temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios