Resultado Granada CF-Nástic Un gran pasito de gigante

  • El conjunto de Diego Martínez se impone con solvencia al Nástic que se ve ya en Segunda B

  • Los rojiblancos ganan por fin sin la figura de Montoro, ausente por sanción

Los jugadores rojiblancos celebran el tanto de Rodri, el segundo del Granada CF. Los jugadores rojiblancos celebran el tanto de Rodri, el segundo del Granada CF.

Los jugadores rojiblancos celebran el tanto de Rodri, el segundo del Granada CF. / Carlos Gil

La jornada era propicia para dar un golpe sobre la mesa y el Granada CF lo hizo. Los rojiblancos se impusieron con suficiencia a un pobre Nástic de Tarragona (2-0) y lo hicieron mostrando una vez más una gran solidez y madurez. Se dio un pasito de gigante gracias a un bloque que comienza a creerse que la próxima temporada puede estar en Primera División. Algo que la afición parece que no es consciente pues en un día soleado y sin ninguna distracción, apenas superó los 12.000 espectadores. Una cifra muy pobre que deja claro que la afición del Granada CF es esa y no más. Los demás, esos de los golpes de pecho cuando el equipo jugaba con el Real Madrid o el Barcelona, eran madridistas y culés más que rojiblancos. Sin embargo, los que acuden están disfrutando de un equipo en mayúsculas, trabajado y que sabe qué hacer en cada momento. 

Plácida

Como plácida se podría catalogar la primera mitad de los de Diego Martínez. Ante un rival muy pobre a nivel ofensivo y prácticamente desahuciado, los nazaríes mandaron en el primer acto de manera clara. Y más tras adelantarse en el minuto 8. Tras un primer escarceo con remate de cabeza de Vadillo a centro de Fede Vico (3’), los rojiblancos se adelantaron en el marcador por medio de la estrategia, un arma que emplearon en varias ocasiones y que les dio el triunfo pues los dos tantos llegaron a balón parado.

Martínez optó por Puertas, Vadillo y Vico dejando en el banquillo de inicio a Dani Ojeda

Fue gracias a un saque de esquina botado por Vadillo que tocó a Vico, éste se la devolvió al gaditano y el extremo, tras superar a Luis Suárez y ganar línea de fondo, centró para que Víctor Díaz, que llegaba como un tren desde atrás, abriera el marcador. El gol le dio mucha confianza al Granada CF, que había abierto la lata obligando a su rival a abrirse.

Rui, un espectador

Pero los de Martín Monreal se saben en Segunda B y apenas le dieron trabajo a Rui Silva, que sumó una nueva portería a cero. Los locales dieron un paso atrás buscando sentenciar a la contra pero viendo que el Nástic apenas tenía mordiente, decidieron irse a por la sentencia. Ésta pudo llegar en el ecuador del primer acto gracias a una contra llevada por Vadillo cuyo centró le llegó a Rodri quien, solo y con todo a favor, remató con la testa fuera a escasos metros del arco de Becerra. El soriano, que cuajó un gran partido, seguía negado pero no cesó en su empeño hasta que obtuvo recompensa.

La sentencia

Un remate de Martínez y una gran jugada individual de Vico, con caño incluido, fueron las ocasiones más claras de los rojiblancos antes de que llegara la sentencia del choque. Fue en la última acción del primer acto y de nuevo a balón parado. Vadillo, que fue una pesadilla para la zaga catalana, ejecutó una falta lateral al segundo palo donde San Emeterio tocó con la testa para que Rodri, con todo, rematara más con el corazón que con su pierna izquierda. En la celebración, con su tradicional voltereta, expulsó todo lo que durante 20 jornadas tenía dentro de él, pues han sido cinco meses y medio sin marcar y eso, en un ariete, genera mucha ansiedad.

Puertas persigue el esférico y gana en velocidad a su par. Puertas persigue el esférico y gana en velocidad a su par.

Puertas persigue el esférico y gana en velocidad a su par. / Carlos Gil

Con 2-0, la segunda mitad fue mucho menos movida. Recordó a las que suele realizar el Atlético de Madrid cuando se pone por delante del marcador. Apenas pasó nada, sí muchas faltas y el juego muy trabado. Los catalanes estaban obligados a recortar distancias y dieron entrada al ex rojiblanco Uche por Mikel Villanueva, un central, acumulando efectivos en ataque.

Rui Silva volvió a dejar su portería a cero y ya van diecisiete jornadas sin encajar gol

Un cambio que provocó que dieran un paso adelante pero las ocasiones seguían sin llegar. Pero ahora el Granada CF sí que jugó claramente al contraataque. Sin embargo, faltaba Montoro y sin uno de los mejores lanzadores de la categoría, las contras no fueron tan nítidas. Sobre todo porque Fede Vico no estuvo acertado en el último pase en muchas de ellas porque las hubo, y claras.

El segundo clasificado de LaLiga 1|2|3 optó por lo que mejor se le da y es ofrecer seguridad defensiva y ahí, pocos equipos lo superan. La dupla de centrales estuvo inmensa, al igual que Quini y Víctor Díaz en los laterales. Pero además, por delante, San Emeterio cuajó un excelso partido, muy bien colocado y siempre tocando a la primera. Lo que permitió darle fluidez al juego. La entrada de Alberto Martín puso más cemento en la medular ya de por sí consistente con Azeez.

Rodri al fin vio puerta tras cinco meses y medio sin marcar. Rodri al fin vio puerta tras cinco meses y medio sin marcar.

Rodri al fin vio puerta tras cinco meses y medio sin marcar. / Carlos Gil

Los minutos fueron pasando sin nada reseñable, aunque el marcador pudo ampliarse en el último minuto del duelo tras un gran centro de Vico que Dani Ojeda estrelló en el larguero de Becerra. Pudo ser la guinda, pero Los Cármenes ya estaban disfrutando. Se hizo incluso la ola porque la Liga Santander está un poquito más cerca y el play off, como mal menor, casi atado. Quién lo iba a decir en el mes de julio.

Inmejorable

Porque los rojiblancos ya tienen un margen de tres puntos de ventaja con el tercer clasificado (Albacete), seis con el cuarto (Mallorca), siete con el quinto (Cádiz) y nueve más el average particular con el sexto que es el Málaga. El Dépor, con diez menos, sería el equipo que aspiraría a jugar play off por lo que la situación es inmejorable. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios