Resultado Recreativo-Don Benito El Recreativo se muestra incapaz en casa

  • El filial rojiblanco cae ante el Don Benito y sigue sin estar cómodo en la Ciudad Deportiva, donde ha dejado escapar ya dieciséis puntos

  • Los de Pedro Morilla apenas generan peligro ante el arco rival que aprovecha una de sus escasas ocasiones para ganar

Jean Carlos, que lo intentó mucho, cae derribado en el choque ante el Don Benito. Jean Carlos, que lo intentó mucho, cae derribado en el choque ante el Don Benito.

Jean Carlos, que lo intentó mucho, cae derribado en el choque ante el Don Benito. / Carlos Gil

El Recreativo sigue sin arrancar en casa. Los de Pedro Morilla cayeron por la mínima ante el Don Benito en un encuentro en el que volvieron a acusar su poca pegada ante el arco rival. En nueve encuentros en la Ciudad Deportiva ha dejado su marcador a favor en cero en cinco citas, acusando por momentos una falta de contundencia ofensiva que comienza a preocupar.

El filial tuvo enfrente a un rival que realizó un partido muy serio defensivamente y que aprovechó una de sus dos únicas ocasiones a lo largo del choque para llevarse los tres puntos que le permiten seguir soñando con la permanencia.

Cambio de sistema

Las ausencias por lesión de hombres importantes como Javi Ontiveros e Isi o de Carlos Neva, en la dinámica del primer equipo, hizo que el técnico sevillano se viera obligado a cambiar su sistema de juego pasando de jugar con tres centrales y hacerlo con cuatro atrás.

Y lo cierto es que el cuadro extremeño sufrió en la primera mitad la circulación de balón de los locales pero tampoco vio peligrar en exceso su portería ante la escasa profundidad de los rojiblancos. La movilidad del brasileño Caio Emerson, junto a Nacho Buil y Jean Carlos le generó muchas dudas al centro del campo visitante, que cuando lograba conectar con David Agudo respiraba a nivel ofensivo.

Caio jugó pegado a la banda derecha pero tuvo muchos problemas para desequilibrar. Caio jugó pegado a la banda derecha pero tuvo muchos problemas para desequilibrar.

Caio jugó pegado a la banda derecha pero tuvo muchos problemas para desequilibrar. / Carlos Gil

Fue el 'Recre' el que llevó la iniciativa en los primeros cuarenta y cinco minutos, siendo las acciones a balón parado su principal arma ofensiva. En el primer cuarto de hora y liderados por Jean Carlos, los rojiblancos tuvieron varios acercamientos pero no demasiados claros. Uno de ellos gracias a un taconazo de Rubén Sánchez que el propio Jean Carlos no pudo rematar en dirección a portería. El otro fue una falta que botó Andrés y que Sebas Gil despejó de puños.

Susto

Poco a poco, el Don Benito se fue estirando asumiendo Agudo el protagonismo ofensivo con dos disparos desde fuera del área; uno que se marchó junto al palo izquierdo de Lejárraga y otro que detuvo sin problemas el guardameta local. Pero fue Ismael Heredia el que pudo adelantar a los extremeños en la última acción del primer acto tras una falta lateral botada por Abraham Pozo que despejó de puños el arquero granadinista.

Los rojiblancos han dejado su marcador a favor en casa a cero en cinco de nueve ocasiones

Tras el receso, el dominio de los de Pedro Morilla fue menor gracias a un gran trabajo de los de Juan García, que esperaron su oportunidad para llevarse la victoria. Fue un segundo acto con muy pocas llegadas por parte de ambos equipos y mucho centrocampismo. De hecho, el Recreativo tan sólo obligó a trabajar a Sebas Gil en la recta final ante el empuje de los locales más por acumulación de jugadores que por ideas futbolísticas.

Un espejismo

Nada más iniciarse la segunda mitad, un robo de balón de Andrés le pudo costar caro al Don Benito pero su pase a Rubén Sánchez para que chutara rebotó en un defensor visitante con dirección al córner. A la salida del mismo Caio, desde la frontal, remató a la izquierda del palo de Sebas Gil (48'). La respuesta no tardó en llegar pues David Ordóñez desde la derecha centró al corazón del área pero el cuero se paseó por el área sin encontrar rematador. Era el minuto 50 y no fue hasta el 77' cuando hubo otra jugada reseñable que fue, precisamente, la que desniveló el choque. Tras una salida a la contra, un centro desde la izquierda fue rematado por Trinidad al primer palo sorprendiendo a Lejárraga.

Con todo

Morilla puso todo su arsenal ofensivo dando entrada a Adri Rivas, que pudo empatar a tres minutos del final tras una indecisión de Mario Gómez pero Sebas Gil salió sin dudarlo a despejar y se llevó un buen golpe del delantero granadino que también salió tocado de la acción. Fue la más clara de toda la segunda mitad de los locales, que siguen demostrando una gran irregularidad en su Ciudad Deportiva. Cuatro derrotas y dos empates suma ya en casa. Y el domingo llega el líder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios