Granada CF

Dos rondas superadas tras 19 años

  • El conjunto rojiblanco no conseguía pasar sus dos primeras eliminatorias en Copa del Rey desde la temporada 2000-01

  • El penalti de Cervián es el momento más recordado de aquella gesta

Los futbolistas rojiblancos celebran el gol que les dio el pase Los futbolistas rojiblancos celebran el gol que les dio el pase

Los futbolistas rojiblancos celebran el gol que les dio el pase / Agencia LOF

El Granada CF ha superado únicamente dos rondas de Copa del Rey, pero ya ha conseguido algo que llevaba mucho tiempo sin hacer: ganar las dos primeras rondas del torneo del KO. El triunfo ante el Tamaraceite sirvió para lograr algo que no veían los aficionados rojiblancos desde la temporada 2000-01, cuando se coló en cuartos de final estando en Segunda División B y jugó ante todo un Atlético de Madrid. El cuadro dirigido por Diego Martínez está ya en dieciseisavos de final con un sorteo por delante en el que ya entran todos los contendientes.

Superar dos eliminatorias coperas ante equipos de categorías muy inferiores ha sido un trámite, no sencillo precisamente, pero la realidad es que el Granada no conseguía esto desde hace diecinueve años. En aquel entonces el Granada estaba en el polo opuesto, pues militaba en Segunda División B como un modesto más de la categoría.

El conjunto rojiblanco logró plantarse en cuartos en un momento complicado para el club

En aquella temporada 2000-01 el ánimo del club estaba por los suelos tras quedarse a un paso de ascender en la campaña anterior. La Copa del Rey fue el mejor antidepresivo para la entidad y la afición. El cuadro dirigido por Manuel Torres Molina, interino en aquel momento del año, eliminó al Recreativo de Huelva con un solitario tanto de Tabuenka.

Tras la primera sorpresa, el bombo de dieciseisavos emparejó al Granada con un Primera División: el Villareal. El cruce fue recibido con júbilo y alegría, pues los valencianos eran un rival de entidad. La campanada vino acompaña de épica. El Villareal se adelantó por medio de Cagna en el 77’ de partido y todo parecía perdido, pero Nacho Sierra empató a falta de un minuto para el final del tiempo reglamentario tras entrar desde el banquillo. Finalmente el Granada pasó en penaltis por 4-2 en un partido en el que Pindado se erigió como héroe con una actuación memorable.

El paso a octavos de final dio pie a la ilusión desbordada por enfrentarse a un gigante. El sorteo no sonrió al club, pues el cruce tocó contra el Guadix. La eliminatoria a doble partido se saldó sin goles, por lo que los once metros volverían a decidir todo.

Un penalti histórico

El Granada volvió a salir airoso en la suerte de la pena máxima en una tanda que es recordada por uno de los penaltis más extraños de la historia del fútbol. Cervián, que inauguró la tanda, realizó un lanzamiento con mucho suspense. El disparo fue tocado por Peramos, guardameta del Guadix, que mandó el balón al larguero, este subió unos metros y al bajar entró tras botar en el césped. Aquel milagro de la física terminó con un 5-4 en la tanda para los rojiblancos, que pasaron a cuartos de final.

El último paso de aquel Granada en la Copa del Rey fue ante el Atlético de Madrid, que por aquel entonces jugaba en la división de plata del fútbol español. Los colchoneros se impusieron con claridad en la eliminatoria con un marcador de 0-1 en la ida y 3-1 en la vuelta. Puntas fue el autor del gol granadinista en aquel duelo copero.

Pendientes del sorteo

Diecinueve años después de aquella gran gesta, el Granada CF ha vuelto a superar dos rondas en la competición, que esta temporada estrena nuevo formato. El club espera ahora rival en un sorteo en el que ya entran todos los candidatos restantes. El bombo de dieciseisavos puede traerle al Granada desde un gigante de Primera hasta uno de los supervivientes de categorías humildes como el Unionistas de Salamanca. La Copa siempre tendrá ese toque especial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios