Crónica | Recreativo Granada - Real Murcia El sufrimiento continúa para el Recreativo Granada

  • Los de Pedro Morilla se reencuentran con la derrota en casa y se quedan al borde de los puestos de descenso a Tercera.

Juancho trata de marcharse de la presión de contrarios. Juancho trata de marcharse de la presión de contrarios.

Juancho trata de marcharse de la presión de contrarios. / Álex Cámara

El Recreativo Granada volvió a perder. Se reencontró con el triunfo en su anterior partido en casa pero en las dos últimas jornadas ha vuelto a caer para complicar, aún más, su situación en la clasificación. Aunque por los pelos, sigue fuera del descenso. Es obvio que o mejora o caerá al agujero más pronto que tarde. Este domingo cedió por 1-2 ante el Real Murcia, un histórico que pasa por malos momentos a casi todos los niveles pero que resucitó en una Ciudad Deportiva tomada por la marea pimentonera.

La gris mañana adquirió color rojillo gracias a la afición del Murcia. Como ocurrió en su momento con la hinchada del Granada, y pasa con tantos otros gigantes del balompié nacional, son los aficionados los que mantienen vivos y siguen haciendo grandes a las instituciones futboleras. La del Murcia se desplazó en masa a Granada, hizo que su equipo jugara como en casa y lo llevó en volandas hacia el triunfo. Lo de menos, para muchos de ellos, es estar en Primera o en Tercera. Aquí también lo vivimos no hace mucho.

Los tópicos enfrentamiento entre equipos necesitados o choque de malas rachas se inventaron para encuentros como el Recreativo-Real Murcia. El filial rojiblanco llegó al duelo con un bagaje de un triunfo, cuatro empates y hasta ocho derrotas en las trece jornadas anteriores, que ahora son nueve en quince, mientras que los pimentoneros habían sumado en las nueve pasadas cuatro igualadas y cinco pinchazos sin ninguna victoria. El estreno en el banquillo de Julio Algar les devolvió a la buena senda en territorio nazarí.

Buen inicio

La puesta en escena del ‘Recre’ fue aceptable. Tuvo el esférico en los primeros minutos y trató de hacer daño con el recorrido de Jean Carlos por el costado diestro y con la movilidad de Juancho, incansable pidiendo el balón en desmarques de apoyo para abrir a banda o buscar la jugada individual después.

Sin embargo, el dominio no se transformó en ocasiones, ni siquiera en llegadas, y el Murcia empezó a mejorar con el paso de los minutos. Avisó Miguel Díaz con un chut lejano que no encontró portería, algo que sí hizo Chumi cerca del ecuador del primer tiempo. El delantero, inédito hasta entonces, recibió un balón en la frontal del área, se revolvió bien y colocó el esférico abajo junto al palo, imposible para Lejárraga. 0-1 y a remar, aún más.

Fue Yael quien tomó el mando de las operaciones locales, aunque el ímpetu y las ganas siempre fueron mayores que el fútbol. El filial tardó media hora en tirar, y lo hizo Jean Carlos lejos de los tres palos. El Murcia se sentía cómodo y Lejárraga tuvo que andar rápido para anticiparse a Josema en una contra de los visitantes.

Tuvo que ser un defensa quien resolviera la papeleta ofensiva y firmara el empate. La acción más trenzada por el Recreativo en ataque, buscando vías de penetración en la zaga rival, acabó con el balón en las botas de Fran Serrano, que avanzó sin oposición y pegó un derechazo con efecto que se coló en la portería de Mackay, que voló para nada.

Quedaban diez minutos para el intermedio y los de Morilla, aunque estaba sancionado y dirigió al equipo desde el banquillo Roberto Cuerva, se lo creyeron. Pudo llegar la remontada sólo unos instantes después del empate en una buena acción de Juancho que el colombiano no pudo finalizar bien.

La igualdad presidió el inicio del segundo tiempo, aunque lo que desniveló el marcador fue el acierto. Tuvo el Recreativo el 2-1 en otra acción individual de Juancho que concluyó con un chut de Andrés García que repelió la espalda de un rival. El Murcia, que antes también se acercó al gol con un disparo intencionado de Chumbi que no encontró meta por muy poco, no perdonó y firmó el 1-2 en el minuto 59. Perdieron el esférico los rojiblancos en la salida, voló por la derecha José Ruiz y Manel se adelantó a todos para rematar a la primera su centro.

Al Recreativo no le quedaba otra que volcarse en la media hora que quedaba. Ya habían entrado al campo Paco Torres, por Héctor justo antes del descanso, y el juvenil Isma Ruiz, por lo que el tercero y último en ingresar fue el delantero Rubén Sánchez.

Estuvo el filial a punto de empatar en un remate de Juancho. Intervino Mackay tanto ahí como en una falta directa de Andrés García. Después, Jean Carlos estrelló su remate en un rival, Ontiveros remató fatal una buena dejada de Rubén Sánchez y, ya en el añadido, el propio Rubén Sánchez no pudo marcar tras peinar el esférico Fran Serrano. El Murcia, sin sufrir en exceso, aguantó. Respiran los rojillos. Tiene que seguir remando el Recreativo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios