Valladolid-Granada CF | Directo, crónica y resultado Quini otorga la permanencia virtual

  • Un tanto del lateral cordobés permite al Granada CF remontar al Valladolid en el José Zorrilla y romper la racha de cuatro meses sin ganar fuera de casa 

Darwin Machís fue el mejor jugador de los rojiblancos en el José Zorrilla.

Darwin Machís fue el mejor jugador de los rojiblancos en el José Zorrilla. / Agencia LOF

En el partido número 49 de la temporada, el Granada CF al fin rompió su mala racha de resultados a domicilio. Los de Diego Martínez no vencían lejos de Los Cármenes desde el mes de diciembre. Cuatro meses que se rompieron con una remontada ante el Real Valladolid (1-2) y que deja de manera virtual la permanencia en LaLiga Santander un año más.

Con siete cambios con respecto al duelo ante el Manchester United, los rojiblancos arrancaron el choque con intensidad y poniendo cerco al área de Masip. Pese a jugar con un doble pivote defensivo, algo poco habitual, integrado por Gonalons y Eteki, la figura de la media punta encarnada en Fede Vico permitió llegar con cierto peligro, sobre todo en los primeros diez minutos. Un inicio con hasta cuatro disparos, entre los que destacó el que intentó Eteki, señalado por el penalti del pasado jueves en la Europa League que obligó al guardameta pucelano a esforzarse para mandar el cuero a saque de esquina.

Poca profundidad

Pero tras ajustar los problemas atrás, el Valladolid fue mejorando sus prestaciones ofensivas. En especial, cuando la dupla formada por los ex rojiblancos Orellana y Sergi Guardiola se asociaban. No obstante, eran los centros laterales los que provocaron más problemas, siendo rematados por Kodro y el citado Guardiola. Poco a poco, el choque se fue calmando en cuanto a ocasiones de gol por parte de ambos equipos, entrando el duelo en una fase de lucha táctica y con poca profundidad en ataque que se tradujo en que ambos porteros apenas tuvieron trabajo.

Tras un buen inicio, a los rojiblancos les faltó profundidad en ataque en la primera mitad, destacando tan sólo Machís

Machís era el hombre más peligroso de los de Diego Martínez, a los que les faltaba velocidad en la circulación en la medular. Jorge Molina estaba demasiado aislado y así era muy complicado generar ocasiones de peligro. El choque se equilibró mucho hasta que, una vez más y van once, un penalti comenzó a desnivelar la balanza en el marcador. Fue por medio de una pena máxima que cometió Vallejo sobre Kodro que Orellana, siempre motivado a su ex equipo, no falló. Es el undécimo penalti que le pitan al Granada CF en la temporada, récord histórico del club en Primera División. Con ventaja para los de Sergio González en un partido de empate por los méritos logrado pero desnivelado por una acción aislada, ambos equipos se fueron a vestuarios con muchas aspectos por mejorar en su juego, en especial los rojiblancos en ataque.

Mejora con Yangel

El técnico gallego movió ficha y en el descanso dio entrada a Yangel Herrera y posteriormente a Montoro. Con ambos sobre el terreno de juego, el juego mejoró pero el Valladolid no pasó por excesivos problemas. Los rojiblancos se encomendaron a Machís, el mejor de largo de los visitantes, que trajo en jaque a la zaga blanquivioleta. De sus botas salieron las mejores acciones de un partido en el que, en su segundo acto, pasó poco hasta los últimos veinte minutos.

Jorge Molina celebra el tanto del empate del Granada CF. Jorge Molina celebra el tanto del empate del Granada CF.

Jorge Molina celebra el tanto del empate del Granada CF. / Agencia LOF

El envite pudo cambiar si Kodro, en un nuevo centro lateral, llega a acertar con un remate de cabeza pero el esférico se estrelló en el larguero. Un ocasión de la que se lamentarían los de Sergio González al que el paso de los minutos les perjudicó. La ansiedad por su situación en la tabla y el cansancio se fue notando poco a poco. Y eso que si hay un equipo con carga de partidos en sus piernas en España es el Granada CF. Sin embargo, en un alarde de energía, los rojiblancos remontaron el duelo.

Remontada

Tras un aviso de Puertas que fue anulado por claro fuera de juego, fue el máximo goleador esta temporada el que otorgó el empate. Lo hizo Jorge Molina tras una jugada que inicio él y que culminó previo centro de Foulquier con la zurda. Todo el orden que mostraron los castellano-leoneses hasta ese momento se quedó en nada en la recta final ante el empuje de un equipo que necesitaba ya ganar fuera de casa.

La entrada de Yangel Herrera y Montoro en la medular le dio otro aire a los nazaríes que lograron remontar el partido

A siete minutos del final, Machís tuvo el 1-2 en una contra tras habilitarle Jorge Molina en el área pero no supo definir ante la salida de Masip. Fue el anticipo del tanto de la remontada que consiguió Quini con un zapatazo desde la frontal que se celebró como nunca. Primero por la importancia y segundo por quien lo logró tras el sufrimiento por el que ha pasado el lateral cordobés en forma de lesiones este curso.

El gol fue el mazazo definitivo para un Valladolid que palpó durante muchos minutos los tres puntos pero que se midió a un equipo que nunca se rinde y lo volvió a demostrar en el José Zorrilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios