Recreativo Granada-Sanluqueño/La Crónica

Una victoria necesaria

  • El filial vence por 1-0 al Atlético Sanluqueño con un gol de Adri Butzke en el tramo final

  • El conjunto de David Tenorio se muestra sólido atrás y corta por fin su sequía goleadora

Adri Butzke dejó destellos de calidad y marcó el gol de la victoria Adri Butzke dejó destellos de calidad y marcó el gol de la victoria

Adri Butzke dejó destellos de calidad y marcó el gol de la victoria / Álex Cámara (Granada)

El Recreativo Granada sumó su segundo triunfo de la temporada ante el Atlético Sanluqueño gracias a un gol de Adri Butzke, que fue junto a Álvaro Espínola la novedad en el once titular. La victoria supone algo más que tres puntos para el filial rojiblanco, pues el equipo coge aire tras cortar su racha negativa de los últimos encuentros. El marcador hizo justicia al cuadro granadinista, que volvió a seguir su línea de los partidos en casa, pero en esta ocasión con final feliz. El filial se queda con siete puntos en su casillero y respira más tranquilo.

Cambio de esquema 

Los jugadores locales arrancaron el choque animados con un disparo fuera de Rui Pedro en el primer minuto de juego. El ‘Recre’ se hizo con el dominio del partido, mientras que el cuadro gaditano esperaba replegado. David Tenorio apostó por un 4-4-2 en el que Butzke, referencia debido a su envergadura, compartía la punta con un Rui Pedro con más libertad de movimientos. El equipo de Abel Gómez buscaba a Geijo y al veloz Peter en transiciones, pero la zaga rojiblanca repelió los intentos rivales sin problema.

Las ocasiones llegaron con cuentagotas. La segunda del partido para el Recreativo llegó en un libre directo que Yael mandó fuera. La primera gran oportunidad rojiblanca llegó en el intervalo del primer tiempo. Un largo rechace defensivo llegó a Rui Pedro, que montó una contra fugaz en la que dudó entre rematar o asistir, el portugués finalizó, pero no encontró puerta.

El primer susto visitante tuvo lugar cerca de la media hora de encuentro, cuando Álex Geijo, tras una buena acción individual, logró encontrar a Peter, que afortunadamente estaba en fuera de juego. Los pupilos de Tenorio respondieron en la siguiente jugada, en la que Butzke levantó a la grada con un caño con pisada incluida. El propio Butzke finalizó la jugada tras recibir una devolución, pero Isma Gil repelió su disparo y la zaga gaditana mandó el balón a saque de esquina cuando Rui Pedro se relamía en boca de gol.

La primera mitad acabó con el ambiente caldeado. El banquillo de Abel Gómez protestó dos penaltis en el último minuto antes del descanso, pero Abril Portillo no concedió ninguna de las dos acciones, lo que derivó en una protesta que el colegiado alivió sin mostrar tarjetas.

El conjunto de Sanlúcar salió espoleado de la caseta y rozó el 0-1 en el 50’ con un disparo de Peter desde dentro del área tras un buen contragolpe. El partido bajó su ritmo considerablemente en los minutos posteriores, pues el trencilla mostró numerosas tarjetas y los primeros cambios se sucedieron para buscar alternativas en el verde.

Isma Ruiz, que había entrado por el tocado Yael a la hora de encuentro, buscó sorprender con un fuerte zapatazo desde fuera del área, pero su lanzamiento se marchó cerca del poste derecho de Isma Gil. Tras la entrada del mediocampista canterano, David Tenorio removió la parcela ofensiva con la entrada de Rubén Sánchez, que se colocó como referencia y desplazó a Adri Butzke a la banda.

Ningún equipo terminaba de desequilibrar la balanza a su favor. El balón parado parecía ser la solución a los problemas. Peli cabeceó un saque de esquina en el 72’, pero no logró conectar bien su remate, que se marchó fuera. Pocos minutos después, Caio se quedó muy cerca de sorprender al meta rival con un centro chut en una falta lateral.

El partido comenzó a romperse más de la cuenta y el Sanluqueño se animó a subir una marcha. David Tenorio introdujo a Sebban en lugar de Isi para rearmar el equipo y no dejar excesivos espacios a Geijo y compañía.

Un gol de pillo

El choque entró en los diez minutos finales con la sensación de que el 0-0 era más inamovible cada minuto que pasaba, pero los detalles deciden muchas cosas en esta categoría. En el minuto 81, una mala cesión de Peli sobre su guardameta se quedó corta y Adri Butzke fue el más listo de la clase para desembarazarse de la salida a la desesperada de Isma Gil y anotar a placer el 1-0. El tanto del ‘22’ hizo las delicias de los valientes aficionados rojiblancos que acudieron a la Ciudad Deportiva a pesar del calor, algunos de ellos miembros de la Grada 1931.

Abel Gómez introdujo entonces a Dani del Moral por uno de sus centrales para buscar el empate a la desesperada, pero los futbolistas del Recreativo no estaban dispuestos a dejar escapar otro resultado en los minutos finales. Los mirlos rojiblancos elevaron la intensidad al máximo y dejaron correr el tiempo con inteligencia cuando recuperaban la posesión.

Con el último minuto reglamentario cumplido, el cuadro gaditano volvió a cometer otro error que Caio quiso aprovechar para plantarse solo delante de Isma Gil, pero Mario Abenza se llevó por delante al brasileño y ello le costó su expulsión por doble tarjeta amarilla.

En el descuento, el Recreativo disfrutó de algunas transiciones para hacer daño, pero el 2-0 no llegó y a punto estuvo de lamentarlo el equipo granadinista. La última ocasión del Sanluqueño estuvo en la testa de Luis Martínez, que remató solo un balón a la olla. El filial no quiso más sustos y jugó con criterio los instantes finales del encuentro para asegurar los puntos.

La victoria ante el Atlético Sanluqueño da aire al conjunto rojiblanco en la tabla, que en el mismo choque puso fin a su racha negativa de resultados y de cara a puerta, que se quedó en 328 minutos sin marcar un gol. El equipo visitará a la Balompédica Linense con otro ánimo tras el triunfo logrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios