Mundo

Al menos 84 muertos en un atentado en Niza

  • Mohamed Lahouaiej Bouhlel, un franco-tunecino de 31 años, arrolló con un camión a una multitud que celebraba el día nacional de Francia. Fue abatido por la Policía. Hay 52 heridos en estado crítico.

Comentarios 18

La matanza terrorista que este jueves por la noche se cobró la vida de al menos 84 personas en Niza es el mayor atentado en Europa en lo que va de año y el balance puede aún empeorar, puesto que 52 de los heridos están en estado crítico, según revelaron las autoridades galas. 

Entre los fallecidos hay 10 niños y adolescentes, informó el fiscal antiterrorista, François Molins, en una declaración en Niza, donde además concretó que 202 personas tuvieron que ser atendidas y que entre los heridos graves 25 están en estado de reanimación en hospitales de la ciudad mediterránea. Uno de esos centros fue visitado durante el día por el presidente, François Hollande, tras haber reunido en París un consejo de ministros sobre seguridad en el que decidió elevar el nivel de alerta del departamento de Niza. 

Entre las víctimas hay personas de diferentes nacionalidades, algo lógico si se tiene en cuenta que el Paseo de los Ingleses, el escenario de la masacre, es el centro turístico de una de las ciudades costeras más visitadas de Francia. Se han identificado víctimas estadounidenses, canadienses, suizos, ucranianos, rusos, marroquíes y tunecinos, aunque aún no se ha cerrado la lista. Las autoridades calculan que había unas 30.000 personas en el paseo, que habían acudido a presenciar los tradicionales fuegos artificiales del 14 de julio, día de la fiesta nacional francesa. 

Es un espectáculo muy apreciado por los niños, que eran numerosos en el paseo, y 30 de los cuales fueron ingresados en el hospital pediátrico de la ciudad, donde media docena se encuentran aun en estado de reanimación, cuatro entre la vida y la muerte. El hospital informó que uno de los niños todavía no ha sido identificado, por lo que no se ha podido contactar con sus familiares. Como en los otros centros de la ciudad, numerosos facultativos que se encontraban de vacaciones o de baja acudieron a sus puestos para afrontar las urgencias en la noche de ayer, una situación extrema que se mantuvo hoy. 

"Tenía la sensación de que había más gente que nunca", aseguró Charles, un joven que acababa de abandonar el lugar de los hechos justo cuando Mohamed Lahouaiej Bouhlel entraba con un camión en el mismo y atropellaba a decenas de paseantes. 

Además, el presunto terrorista disparó contra tres agentes durante varios minutos, antes de caer abatido por los disparos de éstos, según el relato del fiscal antiterrorista. 

Difícil encontrar en las calles de Niza a personas que no vivieran, de lejos o de cerca, el drama del 14 de julio, incluidos entre los miles de turistas que trataron de pasar con normalidad el día después de la masacre. Muchos de ellos acudieron a los aledaños del paseo de los Ingleses para presentar sus respetos a las víctimas. 

Depositaron ramos de flores y guardaron silencio frente a las lonas blancas instaladas por las autoridades para ocultar el lugar de la masacre, donde paulatinamente fueron levantados los cadáveres, al igual que el camión, que fue trasladado para proseguir la investigación. Muchos de los que por la noche se encontraban en el lugar volvieron con la intención de hacer el duelo de la masacre. Otros aseguraban que no se sienten preparados todavía para retornar. 

La identidad del autor

El autor del atentado de Niza ha sido identificado como Mohamed Lahouaiej Bouhlel, un conductor de envíos profesional y franco-tunecino de 31 años, cuyo apartamento en el sector norte de la ciudad ha sido escenario de un registro policial en las últimas horas, según informa el diario local Nice Matin. La Policía francesa lo ha identificado por sus huellas dactilares, según el canal BFM TV.  Tenía antecedentes por delincuencia común, pero que no estaba fichado por terrorismo. 

Una operación policial estaba en marcha esta mañana en Niza, según la emisora France Info, que la relacionó con un registro del domicilio de la persona identificada. 

El hombre tenía en su poder un arma corta de calibre 7.65 que utilizó antes de ser abatido por la policía, pero también otras armas largas y una granada de mano, en ambos casos ficticias. 

En el camión, que había sido alquilado hace unos días en la región de Niza, también se descubrió una tarjeta de crédito y un móvil que podrían servir para avanzar en la investigación, precisó BFM TV. El vehículopresentaba en torno a una veintena de disparos en su luna delantera causados por la policía para tratar de frenarlo.  

En principio se habló de una supuesta toma de rehenes y de la presencia de cómplices del autor armados por las calles de Niza, sin embargo, Brandet desmintió ambos extremos

Estado de emergencia

El presidente anunció que su primera decisión ha sido prolongar en tres meses el estado de emergencia, que expiraba en principio el 26 de julio tras el final del Tour de Francia y que no tenía la intención de renovar. 

Hollande también anunció que se mantendrá a alto nivel la Operación Sentinelle, que permite movilizar a 10.000 militares, y que ha decidido "llamar a la reserva operacional" para reforzar a los gendarmes y a la policía, especialmente en el control de fronteras. 

La ciudad mostró al instante la solidaridad con los afectados por el ataque, y una etiqueta en las redes sociales #PortesOuvertesNice comenzó a circular para ofrecer alojamiento a todas aquellas personas con problemas para regresar a sus casas, ya que las fuerzas de seguridad pidieron a todos los vecinos no salir a la calle. 

El Ministerio de Exteriores, por otro lado, puso en marcha una célula de ayuda a las víctimas del ataque de Niza con un número de teléfono (+33(0)143175646)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios