Agatha Ruiz de la Prada: "A parte de tener mi estilo propio, yo soy una tendencia"

Agatha Ruiz de la Prada, diseñadora

Agatha Ruiz de la Prada: "A parte de tener mi estilo propio, yo soy una tendencia"
Agatha Ruiz de la Prada: "A parte de tener mi estilo propio, yo soy una tendencia" / José Velasco/ Photographerssport
Belén Rico

30 de marzo 2023 - 04:00

Granada/"Lazos, estrellas, huevos fritos, el Corte Inglés... Mi vida". Así resumía Agatha Ruiz de la Prada la exposición que recoge los últimos 35 años de carrera de una de las diseñadoras más singulares e identificables de España. La muestra, que puede verse desde este miércoles 29 de marzo hasta principios de julio en el Centro Cultural de CajaGranada, es una retrospectiva de su carrera a través de casi medio centenar de creaciones, 40 vestidos que se completan con una serie de ilustraciones con los motivos más significativos de la carrera de la madrileña y dos audiovisuales: uno con imágenes de sus colecciones desde 2018 hasta el presente y otro con el documental que recientemente le ha dedicado RTVE.

Algunos de los diseños que pueden verse en la muestra.
Algunos de los diseños que pueden verse en la muestra. / José Velasco/ Photographerssport

Agatha Ruiz de la Prada, así sin más artificios, es el título de la exposición, comisariada por Marisa Oropesa, gestora cultural y amiga personal de la diseñadora. La que fuera directora de la Galería Levy de Madrid y miembro del comité de Arco, compone una retrospectiva ideada para que el público pueda apreciar unos trabajos capaces de atravesar y trascender las fronteras de la moda, y que se integra a la perfección con el espacio ideado por Campo Baeza. "Una cosa es tu trabajo y otra observarlo a través de 35 años. Aquí se ve si eres coherente", manifestó Ruiz de la Prada, quien aseguró que sus creaciones de hace tres décadas no pueden distinguirse de las recientes. "A parte de tener mi estilo propio yo soy una tendencia", comentó la artista durante la improvisada visita guiada que ofreció a los periodistas tras la rueda de prensa de presentación.

Un encuentro en el que demostró sus tablas tanto en el diseño como en el trato con los medios. No en balde es una de las creadoras españolas más internacionales. Empezó a diseñar a principios de los años ochenta, en plena explosión de la Movida. Con un estilo rompedor y muy personal que, tal y como volvió a recodar este miércoles es el resultado de fusionar la moda con el arte contemporáneo, logró convertirse prácticamente en un fenómeno sociológico.

Empresaria

Ha desfilado en casi todas las capitales del mundo, ha tenido puntos de venta en ciento veinte países y ha contado con quinientas licencias de sus productos. "Pronto aprendí a diversificar mis diseños. No hubo casa en España que no tuviera un producto mío, un bolígrafo, un calcetín, una sábana, una toalla o un cuaderno de mi marca. Tiene que ver con mi curiosidad. Todo me interesa. Triunfé gracias a Isidoro Álvarez y a El Corte Inglés. Mi éxito fueron los niños. Las madres tal vez no se veían, o creían que no tenían edad para llevar un traje de Ágatha Ruiz de la Prada, pero estaban encantadas de que lo hicieran sus hijas. Las niñas estaban felices de llevar trajes de colorines", cuenta la diseñadora en su biografía. Precisamente, la empresaria y aristócrata aprovechó también la oportunidad para firmar ejemplares de su libro Agatha Ruiz de la Prada. Mi historia en la Sala de Exposiciones Temporales del Centro Cultural CajaGranada una hora antes de la inauguración oficial.

Tres vestidos de la firma de la creadora madrileña.
Tres vestidos de la firma de la creadora madrileña. / José Velasco/ Photographerssport

Artista

A pesar de esa visión pragmática -"supe pronto lo que era el negocio. Lo llevo en la sangre"- se considera una artista más valorada fuera que dentro de las fronteras nacionales. "España es un país en el que hemos tirado para abajo de nuestros creadores", señalaba en el Centro Cultural de CajaGranada Ruiz de la Prada una diseñadora que se siente muy próxima a la arquitectura y rendida admiradora del autor del edificio, Alberto Campo Baeza. "Soy una arquitecta frustrada. Todos tenemos una obsesión y yo creo que lo más original de mi producción son mis formas y mis volúmenes", comentó la creadora, de la que siempre se ha señalado el color, algo que tampoco le molesta porque no le encanta que su concepto de moda se asocie con la alegría. "A mí me gusta diseñar y tengo claro cuál es mi estilo. Tengo la suerte de que te puede gustar o no, pero está muy marcado y es muy reconocible. Sé perfectamente lo que es Ágatha y lo que no lo es. La moda tiene una cosa muy buena: es total y absolutamente antidepresiva. Es evidente que me lancé al color para huir de la tristeza y de la depresión, que asediaron a mi madre, eso lo he sabido siempre".

También te puede interesar

stats