Artes escénicas

'Donde mueren las palabras', la obra más personal de Ángel Caballero

  • El montaje del intérprete granadino se podrá ver hasta el 25 de julio en el Teatro Lara de Madrid

A la izquierda Ángel Caballero junto a Román Reyes y Ramón San Román en plena función. A la izquierda Ángel Caballero junto a Román Reyes y Ramón San Román en plena función.

A la izquierda Ángel Caballero junto a Román Reyes y Ramón San Román en plena función. / José Antonio Daza

Ángel Caballero presentó con gran éxito su obra Donde mueren las palabras en el Teatro Lara de Madrid, donde se podrá ver hasta el 25 de julio. El actor, que próximamente aparecerá en la serie de Telecinco Brigada Costa del Sol, habla de su obra más personal, una mezcla de drama y comedia en la que ejerce de guionista, director y actor. 

El éxito de esta obra radica en que todo el mundo empatiza con los personajes. "Transita por sitios muy comunes, todos hemos compartido piso, todos tenemos amigos que se quedan en el camino", explica.

Con respecto a su vinculación con el arte dramático, el granadino declar: "En el teatro me siento como en casa". Caballero también confiesa tener sus pequeños rituales antes de salir a cada función: "Llego dos horas antes, me tomo un café, escucho música, oigo entrar a la gente".

Donde mueren las palabras cuenta la historia de cuatro amigos que, al cumplir la mayoría de edad, deciden irse a Madrid en busca de un futuro prometedor. La vida allí les cambiará y les hará replantearse hasta su propia amistad, aparentemente indestructible. El pasado 5 de abril, Caballero visitó Granada para presentar el libreto, editado por la editorial Zumaque.

La historia cuenta con tintes autobiográficos, ya que el personaje de Ángel es su propio reflejo, un joven que con 18 años viaja a Madrid para intentar conseguir sus sueños. Como curiosidad, el actor  cuenta que la obra se gestó en viajes de avión entre México y España, mientras trabajaba en la serie Entreolivos. Sin embargo, no puso en marcha este proyecto hasta que le enseñó la obra a su padre, lo que calificacomo "prueba de fuego”.

Caballero no se imagina que esta obra pudiera llegar a hacerse realidad, incluso cuando se embarcó en el proyectó dudó si protagonizarla, cuenta. Aunque finalmente tras el consejo de unos amigos decidió hacerlo, metiéndose de lleno en esta nueva aventura.

El actor habla también de su amor por Granada y de las ganas que tiene de que su obra pueda llegar a estrenarse en su ciudad natal. Cuando Caballero era adolescente vivía en Málaga, aunque seguía teniendo contacto con la ciudad. "Intentaba ir todos los fines de semana", reconoce. En su visita a Granada volvió a pasear por los lugares más emblemáticos, lo que le trajo grandes recuerdos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios