Actual

Anonymous en un Brasil al revés

  • Sandunga expone 'Tinta de furacão. Un montaje de Carlos Miranda sobre grabaciones de Polaroid Star' donde rescata de nuevo a Anonymous en un juego de roles esta vez con lenguaje del cómic

Carlos Miranda transforma la galería Sandunga en un enorme cómic que elimina la impresión que el espectador pudiera tener de estar entre cuatro paredes de una galería. Vuelve el artista malagueño a recurrir a su triunvirato artístico. Ése que le oculta y ése que le ofrece la posibilidad de una personalidad múltiple para el arte y su peculiar investigación sobre el viejo recurso literario del heterónimo.

En la instalación Tinta de furacão Miranda constituye ya el sexto capítulo del programa The Estate of Anonymous que propone a quien lo mira un juego de confusiones de roles, funciones y disciplinas. Para empezar, rodeado de cientos de viñetas, el espectador deja de serlo para convertirse de algún modo en parte importante.

Si en anteriores propuestas Miranda ha utilizado la escultura o la fotografía, entre otras disciplinas, ahora muestra una exposición de impresiones digitales donde, de entre todas esas viñetas en blanco, aparecen 11 imágenes con su conocido Anonymous como personaje principal. Esta vez envuelto en un viaje convulso por un Brasil al revés.

Se trata, explica el artista, "de un viaje ficticio por un extraño Brasil invertido. En estos fotomontajes, la fotografía de lugares reales está al contrario, mientras que los dibujos están derechos".

El autor propone en esta Tinta de huracán flashes inconexos protagonizados de nuevo por sus tres actores principales -imaginarios pero reales al mismo tiempo-: Anonymous, Polaroid Star y el propio Carlos Miranda protagonizan una historia de confianza que surge en el proceso creativo y termina en la expresión artística. Aparece en ellos Anonymous en distintas situaciones en medio de ese Brasil al revés: "acompañado de una mujer", a veces; en otras aparece sólo esa mujer. Lo que no llega a saberse es lo que le pasa en la medida lógica del tiempo puesto que sólo se dan instantes. Flashes de su historia. Plantea pues en este sexto capítulo de su investigación la idea de secuencia a partir de la asimilación del lenguaje propio del cómic y su lectura rápida (primeros planos, planos medios).

Anonymous -que tiene los rasgos físicos de un filósofo o científico árabe- tendría el papel de la figura del autor. "Es el que tiene las ideas pero se niega a realizarlas", explica Miranda. Polaroid Star es la crítica o comisaria, es a la que Anonymous cuenta sus ideas. Carlos Miranda es el traductor de Polaroid.

"Mi idea es disolver la identidad del artista, del autor, y aparecer como artífice, ejecutor, traductor de una idea".

Este entramado ideado por el artista cuestiona la estructura de producción y aparición social del propio hecho artístico tal y como hoy lo comprendemos. Habla de una disolución del ser actual en su cotidianeidad más cercana y pasajera, y en particular de las estructuras de la ficción que nos constituyen como personajes de las narraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios