Actual

La Argentinita y Lorca, historia de un reencuentro

  • Lorca y Argentinita mantuvieron una relación artística y amistosa a la que se puede asistir contemplando esta exposición que estará abierta hasta junio

Federico García Lorca y Encarnación López, más conocida como Argentinita, se reencuentran desde ayer en una muestra que reivindica la importancia que tuvo esta bailarina bonaerense en la danza española y la profunda relación de amistad y de trabajo que mantuvo con el poeta de Fuente Vaqueros.

El centro cultural de la plaza de La Romanilla acoge hasta el 12 de junio la exposición Querida comadre. Lorca y Argentinita en la danza española, que reúne cartas y dibujos originales del propio Federico y cartas manuscritas originales de Rafael Alberti, Manuel de Falla, Ramón María del Valle Inclán, Jacinto Benavente o Ignacio Sánchez Mejías, entre otros.

Subvencionada por el Ministerio de Cultura y con la colaboración de la Fundación Argentinita y Pilar López, cuenta también con dibujos y pasteles de Santiago Ontañón y Juan Lafita, figurines de José Caballero, Salvador Bartolozzi y Federico Rey, y cerca de medio de centenar de fotografías de Argentinita.

Exhibe además otros documentos, muchos de ellos inéditos, discos, carteles, folletos, recortes de prensa y objetos personales y una selección de 24 trajes que Argentinita y su hermana Pilar López utilizaron en sus espectáculos entre 1930 y 1957.

Los fondos de la muestra, cuyo comisario es Jesús Ortega, pertenecen a la Fundación de la artista, depositados en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, a la colección particular de José Manuel Presa, al Archivo Manuel de Falla, la Casa Museo Natal Federico García Lorca de Fuente Vaqueros y a la Huerta de San Vicente.

"Hemos querido construir un relato atractivo para reflejar la importancia de Argentinita en la danza española y la vigencia de su legado artístico", dijo Ortega, que inauguró la muestra junto al alcalde en funciones, Juan García Montero.

La exposición se despliega espacial y conceptualmente a partir de la carta que Federico García Lorca escribió a Argentinita en el verano de 1931, acompañada del dibujo Dama con mantilla de madroños y un cartel de toros que supone un guiño cómplice a Ignacio Sánchez Mejías.

La carta, escrita en el retiro de la Huerta de San Vicente, habla entre otras cosas de los discos de canciones populares que Lorca y Argentinita acababan de grabar y que habían supuesto un éxito instantáneo.

Un año después, la artista coreografiaría aquellas canciones y las convertiría en números de baile, germen de la moderna danza española, cuya influencia perdura hasta hoy, destacaron los promotores de la exposición.

Querida comadre parte de la profunda amistad que mantuvieron Federico García Lorca y Argentinita, con la complicidad de Ignacio Sánchez Mejías, que propició colaboraciones artísticas de gran relevancia y un complejo nudo de relaciones con otros artistas coetáneos.

Encarnación López, conocida como Argentinita (Buenos Aires, 1897-Nueva York, 1945), fue actriz, cantante, bailarina y coreógrafa, mujer libre e independiente y de gran talento, que formó parte destacada de la renovación artística que vivió España en los años veinte y treinta del pasado siglo.

Protagonizó la aventura de la creación de la danza española y sus bailes y coreografías se concibieron a partir de una fuerte conexión interdisciplinar con los mejores escritores, músicos y artistas plásticos de aquellos años.

Ella creó además la primera compañía de danza moderna dentro de España, la Compañía de Bailes Españoles (1933-1934), con la que obtuvo un éxito formidable, años antes de ser obligada al exilio por la guerra civil, y mantuvo una trayectoria internacional de enorme prestigio, perpetuando su legado a través de su hermana Pilar, que a su vez supo transmitirlo a Antonio Gades, Mario Maya o Farruco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios