Artes plásticas

Los artistas que enseñan muestran sus obras

  • La Sala de Exposiciones de Gran Capitán acoge hasta el 17 de marzo una colectiva con una veintena de obras de profesores del departamento de Didáctica del Arte

Comentarios 0

El Centro Cultural de Gran Capitán acoge hasta el próximo día 17 una colectiva en la que una veintena de artistas de diversa procedencia muestran otra veintena de obras de las más diferentes disciplinas, técnicas y formatos. Y, ¿cuál es el nexo común de tan ecléctica miscelánea de creadores? Todos son profesores del departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal de la Universidad de Granada.

La propuesta, titulada Artistas que enseñan y comisariada por Manuel Moreno Gómez, tiene el atractivo de mostrar la faceta de creadores de estos docentes, algo poco frecuente de poder contemplar en grupo aunque todos protagonicen numerosas muestras individuales o incluso pequeñas colectivas entre los participantes en distintos grupos de investigación.

“El profesor de artes en la universidad camina entre dos mundos: el mundo del arte y el mundo académico”, explica Teresa Eça, presidenta de la International Society for Education Through Art (InSEA), sobre el interés de la muestra en el texto introductorio del magnífico catálogo de la muestra.

“Muchos profesores de artes en la universidad son artistas-profesores, trabajan en la producción de obra artística, y además producen obra académica de manera conjunta”, explica Eça, para quien la nueva noción de artista “no como un creador de contemplación, sino como un instigador” resulta muy interesante para aplicar al perfil de estos creadores que ejercen de la función “educador artístico”: “Aquella persona que es capaz de mover a otros para una acción artística y que a través de su obra involucra su entorno en situaciones de investigación y acción”.

“Es interesante que la comunidad universitaria vea que no sólo somos teóricos. Es un saber teórico-práctico: no puede haber un aprendizaje en arte sino hay esa experiencia del arte”, comenta en ese sentido Ángel García Roldán, uno de los artistas que participan en el proyecto.

Mujer bambú estirando. Mujer bambú estirando.

Mujer bambú estirando. / Montoya, J.

Junto a él muestran su obra Lola Álvarez Rodríguez, Cinta Báez García, Manuel Bru Serrano, Pedro Chacón Gordillo, Antonio Conde Ayala, Rafaèle Genet Verney, Rocío Lara Osuna, Rafael Marfil Carmona, Ricardo Marín Viadel, Xabier Molinet Medina, Jesús Montoya Herrera, F. Manuel Moreno Gómez. Fernando Pérez Martín, Antonio Rodríguez Barbero, Joaquín Roldán Ramírez, Antonio San Martín Castaños, Pilar Manuela Soto Solier, José Manuel Vigueras Roldán.

En la exposición pueden verse piezas de todo tipo, sobre todo pictóricas pero también hay esculturas, fotografías, vídeo creaciones o incluso vídeo mapping. “Sirva la muestra como homenaje de gratitud y reconocimiento a esos profesores que, además de su inequívoca vocación docente, han adquirido el compromiso de mantenerse fieles a su irrenunciable espíritu creador, dando rienda a lo mejor de su bagaje artístico, estético y plástico, como puede comprobar el espectador”, señala la rectora, Pilar Aranda, en el catálogo.

“Esa veta creativa también enriquece a nuestra universidad y a nuestros estudiantes, pues despierta y mejora en nosotros la intuición creadora y la capacidad crítica de cada uno. En las obras expuestas se pueden atisbar algunos de los rasgos artísticos que conforman unas personalidades tan ricas como las que aquí se dan cita. Hay matices del carácter que solo el arte, esa forma singular de conocimiento, nos puede descubrir a través de la emoción y de la sensibilidad”, agrega. 

Desde su experiencia, uno de los creadores participantes, Ángel García Roldán precisa que “para hablar de arte no es necesario entender todos lo vericuetos que esconde. Sin embargo, hacer de ello una poderosa herramienta pedagógica y abrir todas sus posibilidades en los distintos contextos formativos, es una tarea fascinante que nos ocupa y responsabiliza a artistas y educadores por igual”.

Para el artista, que participa con una vídeocreación “hay que trabajar en esa dirección".“Una de las líneas más complejas, por su amplitud y continua permeabilidad, pero más significativas a lo largo del siglo XX, es la necesidad de incluir las artes audiovisuales en esos contextos dedicados a la educación con un objetivo claro: la alfabetización audiovisual de una sociedad que no por estar más próxima al medio, lo entiende y utiliza mejor”.

Su propuesta en esta cita es la pieza titulada A Marat (2014), una videonarración que va más allá de la recreación de la conocida pintura de Jacques-Louis David, La muerte de Jean Paul Marat (1793). “A través de ella muestro mi mundo, cómo me relaciono con él y cuales son las intenciones pedagógicas que desarrollo a través de mis imágenes”, cuenta el profesor sobre su faceta de artista. “Dicho esto, entiendo el arte como una relación vital y una necesidad de hacerme visible en él, aportando mi propio cuerpo para activar aquellas cuestiones que me preocupan. Pero también construyo a través de él un ideario descriptivo, una especie de hoja de ruta, donde elaboro y aboceto las líneas de indagación que me remiten a los planteamientos pedagógicos sobre los que proyecto las estructuras formativas con el alumnado”.

Por su parte, Roser Juanola, catedrática de Universidad, Didáctica de la Expresión Plástica de la Universidad de Girona, recuerda que el catálogo que “en 2019 se cumplen 35 años de la creación de las áreas de conocimiento de las didácticas específicas; un paso que facilitó su evolución hacía obtener el estatus de estudios universitarios junto a la inmediata transformación de las escuelas universitarias a facultades de Educación”.

En esta reflexión sobre la didáctica de las artes, su evolución académica y el camino hacia el reconocimiento social, el profesor de la Facultad de Derecho de la UGR y escritor Andrés Sopeña es otra de las voces llamadas a participar en este catálogo, tan misceláneo como la muestra. “La Educación es, ciertamente, uno más de los lugares de desencuentro o campos de batalla para tradicionales y periódicas broncas y enfrentamientos que aburren a las piedras y tienen más que harta a la ciudadanía”, señala Sopeña, quien recuerda que “la música, o la educación plástica visual y audiovisual, por ejemplo, son instrumentos de comunicación y de cultura, decisivos para la formación integral de los individuos”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios