Actual

Bien de muchos, arte de todos

  • Dieciséis alumnos de Bellas Artes muestran lo mejor de su currículum en la sala de Caja Rural, donde se aúnan tantos estilos y temas que cualquier espectador saldrá satisfecho

Comentarios 2

Cada día más, las Ferias de Arte, las Bienales y los Encuentros adoptan un papel prioritario como escaparate de los jóvenes artistas. El arte emergente, casi recién salido del horno, encuentra en ellos su sitio como trampolín a ese otro arte más clásico de los museos y las galerías. En Andalucía, cuatro facultades alimentan la creatividad absoluta de una cantera muy prometedora. Granada, junto con Sevilla, Málaga y Jaén, es una de las ciudades que exporta al resto del mundo interesantes propuestas como las del jiennense Santiago Ydáñez y la jerezana Marta Menacho (ambos salidos de la Facultad de Bellas Artes granadina), cuyas carreras cruzan ya las fronteras nacionales. En el pasado Art Jaén, varios alumnos participaron con su obra. La Fundación Caja Rural recupera ahora sus trabajos y los de algunos otros que también pudieron haber estado.

Todos diferentes, todos muy buenos es una exposición que reúne las pinturas, dibujos, fotografías e instalaciones de 16 estudiantes de Bellas Artes con el único denominador común de la calidad. Todo lo demás les 'separa' en cuanto a técnica y temática se refiere. Incluso algunos de ellos ni se conocen. Alejandro del Valle, Cristóbal Hernández, Iván Izquierdo, Luisa y María Dolores Sánchez Pérez, Nicolasa Navarrete, Javier Navarro, Elvira Correa, Estela de Frutos, José Ramón Lozano, Consuelo Manzano, José Luis Lozano, Jesús Díaz, Sebastián Guzmán, Marta Aguirre y Leticia Vazquez, bajo la coordinación técnica de la vicedecana de Cultura de la Facultad de Bellas Artes de Granada, Belén Mazuecos, muestran hasta el próximo 19 de marzo un ejemplo de su trabajo en la galería de exposiciones de Servicios Centrales de Caja Rural de Granada.

Mazuecos subraya que la muestra "nace con el espíritu de ofrecer visibilidad en el plano socio-cultural a las propuestas de artistas vinculados a esta facultad". El título ya lo explica haciendo referencia con ironía, precisamente, a la necesaria legitimación del arte joven por parte de las instancias acreditadas, para adquirir visibilidad en un complejo contexto profesionalizado, cada vez más competitivo.

La mayoría de los artistas son de tercer ciclo (es decir, cursan estudios de doctorado) y algunos son del último año de licenciatura. Otros de los seleccionados son alumnos Séneca, en el caso de Cristóbal Hernández (que procede de la Facultad de Murcia) o Estela Frutos (de la Complutense de Madrid).

Hay alumnos, explica Belén Mazuecos, que incorporan el collage en sus trabajos, como Javier Navarro, que incrusta objetos de plástico, o Marta Aguirre, que incorpora papel pintado. Alguno utilizan técnicas tradicionales como el óleo, en el caso de Jesús Díaz Menarguez, o el temple al huevo de Dolores Sánchez Pérez. Algunos utilizan técnicas mixtas recurriendo a combinaciones de dibujo y pintura como Iván Izquierdo, Estela de Frutos o Luisa Sánchez Pérez. "El trabajo de esta última", subraya Mazuecos, "mezcla técnicas y materiales de dibujo y pintura, trabajando sobre un esquema básico que sostiene la obra pero que permite que esta avance libremente, viva, dialogando con la artista y construyéndose en un proceso abierto".

La interdisciplinariedad, la innovación, los grandes formatos, los nuevos materiales, el juego de texturas, la interacción del público, la variedad de soportes, la diversidad cromática y técnica son tan sólo algunas de las señas de identidad de esta muestra. No existe una temática común que aglutine a los artistas. Todos son diferentes, como advierte el título, pero todos muy buenos. En esta muestra de individualidades creativas, el nexo de unión es la calidad de las distintas poéticas.

En ella pueden observarse desde pintura figurativa hasta abstracción, pasando por instalaciones, audiovisuales, fotografía, dibujo de gran formato e incluso intervenciones in situ de carácter participativo, especialmente concebidas para esta sala.

Alumnos como Consuelo Manzano construye abstracciones a partir de las impresiones lumínicas de los ocasos, diluyendo la pintura y haciéndola fluir azarosamente sobre el soporte. Nicolasa Navarrete, por otro lado, emplea acrílicos fosforescentes en un trabajo de gran formato a medio camino entre la abstracción y la figuración.

Elvira Correa utiliza transfer sobre estuco veneciano componiendo en su cuadro un plato de porcelana vacío. La comisaria de la muestra destaca el alto contenido autobiográfico que posee su obra, en la que habla de distintos episodios y vicencias de su historia personal.

José Luis Lozano trabaja sobre las cámaras de vigilancia y presenta una interesante videoinstalación en la que la imagen contradictoria de un ama de casa sosteniendo una cámara de vigilancia se visualiza a través de una televisión. "Éste es un ejemplo del uso de las nuevas tecnologías en el arte contemporáneo", explica Mazuecos.

Leticia Vázquez recurre a fotografías montadas en metacrilato para componer verdaderos cuadros abstractos en donde la propia pintura se convierte en el argumento central del trabajo.

La obra de Cristóbal Hernández es de corte procesual y participativo. "El artista registra la memoria contenida en distintos receptáculos. La obra que presenta en la sala de Caja Rural está hecha para ese espacio en concreto al intervenir sobre una de las columnas imitando las texturas de las cortezas de los árboles registrando las incisiones practicadas por la gente sobre ellas". La idea es que el espectador complete la obra incidiendo directamente sobre la columna patinada.

Sebastián Guzmán en su trabajo utiliza el bolígrafo sobre lino encolado practicando una intervención donde la economía de medios deja al descubierto el soporte.

José Ramón Lozano realiza un autorretrato de grandes dimensiones y convincente realismo con una factura muy suelta.

Alejandro del Valle realiza un díptico con una paleta muy reducida que se limita a tintas planas blancas, azules y doradas donde conjuga la representación de lo doméstico y las nuevas tecnologías.

Todos diferentes, todos muy buenos muestra "la diversidad del arte actual en cuanto a temáticas, materiales, técnicas, formatos y soportes, convirtiéndose en un escaparate del panorama artístico actual".

Colectiva, selección de 16 alumnos de Bellas Artes de la UGR Caja Rural (Avda. Don Bosco)

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios