Actual

Mi Capitán, la cara B de Love of Lesbian y Standstill en Planta Baja

Los barceloneses actuarán esta noche en la sala Planta Baja, con Nevada de teloneros. Los barceloneses actuarán esta noche en la sala Planta Baja, con Nevada de teloneros.

Los barceloneses actuarán esta noche en la sala Planta Baja, con Nevada de teloneros. / g. h.

Son la cremede la creme del pop, rock, indie, o por donde viaje ahora mismo la etiqueta de moda. La cuestión es que se encuentran en el labio inferior de muchos. Todos hablan de Mi Capitán. Hasta el 'peor grupo del mundo', Sidonie, en su hiperpegadizo último tema Carreteras infinitas decían que prefieren "hacer los coros en Mi Capitán" antes que escuchar a Jota de Los planetas en el Primavera Sound -otro año más-.

La banda barcelonesa son algo así como la cara B de algunos grupos de la escena más moderna de la música nacional: los más sonados, Love of Lesbian y Standstill. Capitaneados por Gonçal Planas, aparecen los artistas más que rodados Dani Ferrer (Love of Lesbian), Víctor Valiente (Standstill y Sidonie), Ricky Falkner (Egon Soda y Standstill), Ricky Lavado (Standstill, Nudozurdo y The Secret Society), Julián Saldarriaga (Love of Lesbian) y Ferran Pontón (Egon Soda).

Músicos, road managers y productores... es la fauna musical que llega a Granada esta noche -a Planta Baja cómo no-. Aparecen con lo que definen como el paso natural tras su primer álbum Drenad el Sena. El segundo hijo, Un tiro a la salud del imperio, contiene en su nombre los rasgos que definen groso modo su personalidad: rigurosos y diestros en lo instrumental y con letras, que solamente firma, Gonçal Planas hierven en contenido político sin vendajes y algún que otro giro por el bucle de la psicodelia.

Los miembros de Mi Capitán se conocen desde niños y quiera o no la casualidad -o la causalidad- acabaron formando parte de grupos que sobre todo, se dedican a llenar macrofestivales. Ya lo decían en El Mundo Today "nace el primer festival en el que no actúa Love of Lesbian".

Sea como fuere, ellos nacieron con la firme intención de consolidarse como una banda de sonido contundente. Sin que se intuyera de dónde proceden ni a que otro nombre le ponen su talento. Parece que la fórmula funciona, Mi Capitán vuela con plumas propias y se advierte ya cierto olor a grupo de moda, no solo en festivales. ¡Oh Capitán, mi capitán!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios