Nueva exposición en Granada

El minimalismo de Fred Sandback engrandece el Centro José Guerrero en su reapertura

  • El museo granadino vuelve a abrir sus puertas con la muestra 'Un espacio intermedio' donde se puede ver la primera colección del famoso artista estadounidense expuesta en España

Una imagen de la presentación de la muestra 'Un espacio intermedio' Una imagen de la presentación de la muestra 'Un espacio intermedio'

Una imagen de la presentación de la muestra 'Un espacio intermedio' / G. H.

Sus obras llegaron a compararse con las pinturas de Piet Mondrian y Joseph Albers. Hablamos de Fred Sandback (1943-2003), el conocido artista minimalista que protagoniza desde este jueves la nueva exposición del Centro José Guerrero. El museo granadino ha reabierto hoy sus puertas tras el cierre decretado por las autoridades con una exposición del artista estadounidense titulada Un espacio intermedio, que podrá verse hasta el 28 de febrero.

El coordinador del área de Cultura y Memoria Histórica y Democrática de la Diputación, Samuel Peña, ha asistido a la presentación de esta muestra, junto al director del Centro Guerrero, Francisco Baena, y ha señalado que para esta reapertura se han tomado de nuevo todas las medidas de seguridad establecidas por la autoridad sanitaria para los espacios culturales y museos: aforo reducido, distancia de seguridad, mascarilla y gel hidroalcohólico.

Se trata de la primera colección individual de Sandback que se expone en un museo español. Para ello, se ha escogido una cuidada selección de obras que como siempre, dialogarán con los espacios del centro, y con los lienzos de la colección de José Guerrero. El coordinador ha señalado que esta propuesta "coincide con el 20 aniversario del Centro Guerrero". También ha destacado que se trata de "una primicia, ya que es la primera individual que dedica un museo español a este artista".

Otra imagen de la inauguración de la muestra Otra imagen de la inauguración de la muestra

Otra imagen de la inauguración de la muestra / G. H.

El director del Centro Guerrero ha recordado que Sandback, "con una serie de hilos sintéticos dibuja en el espacio y crea ambientes virtuales haciendo participar a los visitantes, que pueden habitar los dibujos". Además, Baena ha recalcado que "la muestra dialoga con la obra de Guerrero, que en principio se supone que representa una estética muy diferente, pero sin embargo pensamos que hacen un diálogo muy fructífero no sólo con Guerrero sino también con el proyecto arquitectónico del edificio".

Sandback trabajó con cordón elástico e hilo acrílico para delinear el espacio tridimensional, creando formas volumétricas que llenan la sala con los mínimos medios. Las figuras y objetos intangibles que producía son delimitaciones precisas y sutiles de planos pictóricos y volúmenes arquitectónicos de intensa potencia visual, inexplicable sin la participación de la imaginación geométrica del espectador.

Sin embargo, y como afirmaba el propio creador, no son piezas "ilusionistas" (por más que, dada su formación filosófica, considerase que ilusión y realidad son equiparables) ni tampoco "ambientales", en el sentido de que no modifican el espacio que habitan, sino sólo la percepción del visitante.

Su objetivo era conseguir una escultura "que no tuviese nada dentro", no que fuese vaciada, sino que desde su origen surgiese de la sugerencia de un lugar. Tanto en las esculturas como en los dibujos o que más parece interesar al artista es la vinculación entre la forma arquitectónica, es decir, la configuración espacial del lugar y el poder de la línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios