Ana Villa. Productora de Fekat Circus

"El Circo Africano no está teatralizado, es todo fuerza, energía y ritmo"

  • El espectáculo de circo africano producido por Creatividad Solidaria llega hoy a la explanada del Palacio de Congresos para mostrar toda la fuerza de los artistas etíopes

Una imagen de la representación. Una imagen de la representación.

Una imagen de la representación. / Gonzalo Guajardo

Creatividad Solidaria es una empresa de producción de espectáculos excepcional por cosas que en principio deberían resultar comunes: entiende la programación artística como un "lenguaje universal" y fomentan "la transversatilidad de la cultura en la educación y la integración". Con estas premisas su representante, Ana Villa, cuenta como se ha gestado el espectáculo que hoy el FEX presentará de la mano de la compañía Fekat Circus.

-El montaje que se podrá ver en Granada es 'The rise of de full moon' es un estreno europeo. ¿En qué consiste esta obra?

-Es un espectáculo de 8 artistas que forman parte del proyecto del Circo Social de Etiopía: 4 son profesores y 4 son alumnos con más de 18 años y que llevan más de 6 en esta escuela. El Circo de Etiopía no es un circo como el nuestro, con una dirección de escena treatralizada. Su fuerte es la energía, la fuerza. El montaje se probó para ir a Nigeria en Navidad y ahora se ha adaptado a Europa: en África si giramos con los pequeños pero aquí se podrá ver sólo con los 8 adultos. Es un espectáculo muy ágil, con números aéreos y acrobacias, y un ritmo imparable.

-¿Cómo es este proyecto de la Escuela del Circo?

-Tenemos 250 niños que dan clases y también trabajamos en los hospitales, los orfanatos y cárceles como doctores sonrisas. Siempre digo que son héroes de sus propias vidas. Los que entran son chavales de la calle y logran esto con el esfuerzo que han puesto en algo y eso hace que puedan sentirse bien. Les da también autoestima.

-¿Qué tiene de novedad respecto a otros espectáculos vuestros?

-El año pasado hicimos una coproducción de Kenia y Etiopía pero de circo y percusión. Este año es sólo circo. Esta gira para ellos es como un fin de curso y para la organización es una gira de sensibilización y recaudación de fondos. Ahora es un proyecto más reducido porque las giras que hacíamos antes tan grandes no dejan nada de beneficios.

-¿Se puede calificar como una obra de circo clásico?

-Yo lo llamo Circo Africano porque tiene algo muy característico. Nosotros ya no hacemos este circo porque lo teatralizamos y le damos una puesta en escena. Es un circo virtuoso, que busca una técnica sea perfecta. Vuelcan toda su fuerza en ese virtuosismo porque lo dan todo en el escenario. A ellos el circo les ha dado la vida.

-Se estrena en Granada pero, ¿dónde se podrá ver después?

-Pirineos Sur, Etnosur, la Fiesta Grande de de Bilbao, el Teatro Apolo o en Estepona -allí vamos con una experiencia distinta, una carpa, del 3 al 9 de agosto-.

-¿Con esta gira se subvenciona el proyecto que se desarrolla en Addish, Etiopía?

-Tenemos varias acciones. En gira vamos a realizar una campaña de captación de socios y de recaudación de fondos. Ahora el problema que tenemos es que allí se ha triplicado el precio de todo: los que tenía dinero ahora tienen un dos tercios menos pero los que no tenían nada, ahora tienen también dos tercios menos. El problema es que por el espacio que alquilábamos costaba 500 euros y ahora tendríamos que pagar 1.500. Hemos comprado una carpa en Europa, que tenemos que trasladar, que por lo pronto será la sede de los ensayos. En la residencia hay 18 participantes viviendo, el resto vienen todos los días porque está en el centro. Lo más importante del proyecto es la escuela. Los chicos pasan toda la tarde entrenando y hacemos asesoramiento con las familias, porque en Etiopía hay un problema de mendicidad infantil: muchas veces quieren que pidan porque no hay otro sustento. Nosotros 'recolectamos' a esos niños y exigimos que estén escolarizados para que realicen sus estudios en el centro.

-¿Se les ofrece también comida u otros bienes básicos?

-Eso va por temporadas y en este momento no lo ofrecemos. Ahora no tenemos ninguna subvención más allá de una de la Unión Europea que para intercambio de formación. Antes teníamos unas subvenciones italianas que cubrían los grandes costes del proyecto en ese terreno. Este es el mejor momento a nivel de reconocimiento internacional pero económicamente es el peor. Lo de los socios es una manera de continuar la formación de una manera más desahogada, porque ahora mismo es como podemos. Y para todo eso.

-Habla del Circo de Etiopía. ¿Es el único circo que existe en el país?

-Ahora mismo somos la única sscuela de circo que formamos a formadores. El circo en áfrica toca mucho el área social y nosotros ahora mismo somos un poco referentes. Hemos hecho un festival y hemos llevado 8 compañías de toda África. Se han reunido 10.000 espectadores. Es un logro de ellos.

-¿La idea es que estos chicos se dediquen profesionalmente al circo?

-La mayoría de los que están en gira sí, porque además de la voluntad tienen el talento. El resto tienen un padrinazgo, lo que les ayuda también como guía y tienen más posibilidades de encontrar trabajo. La mayoría lo hacen. Además el proyecto le da visibilización al circo etíope en general, y hay gente de otros circos que los contratan. A dos chicos de los que participan con nosotros les propusieron ir al Circo del Sol y no han querido. En los circuitos profesionales estamos teniendo mucho éxito y ya conocen muy bien la compañía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios