Crítica de Cine

Comedia de cuartel y alcoba

Fotograma de la película. Fotograma de la película.

Fotograma de la película. / g.h.

Con las dos entregas de las aventuras del pequeño Nicolás (no confundir con el esperpento hispánico que tanto juego dio a la telebasura), una entrega de esas adaptaciones de Astérix al cine que han convertido en un dibujito a Depardieu y Un hombre de altura el artesanal Laurent Tirard se ha hecho un lugar en la comedia francesa. Con guión escrito por él y Gregoire Vigneron recupera la figura típica y tópica del jactancioso oficial napoleónico que consagró, mire usted por donde, Sir Arthur Conan Doyle con sus estupendas aventuras del brigadier Gerard, y que en Francia tuvo como ejemplo cinematográfico más brillante Las maniobras del amor de gran Clair con los no menos grandes Gerard Philippe y Michele Mogran como intérpretes.

Siguiendo la tradición de Clair esta es una comedia de cuartel y alcoba que juega con los equívocos. El protagonista es un miles gloriosus tramposo y narcisista bien interpretado por Jean Dujardin -figura internacional desde The Artist- a quien le dan buenas réplicas femeninas Melanie Laurent y Noemi Merlant; aunque entre las intérpretes se lleva el gato al agua la veterana Eveyne Buyle, intérprete de comedias cinematográficas de Richard, Companeez, Robert y Audiard, y de comedias teatrales de Moliere, Shaw o Simon.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios