Encuentro

Conversaciones con Gonzalo García Pelayo en Granada

  • El Lemon Rock ofrece este jueves una charla entre el periodista musical Luis Lapuente y el célebre productor, director de cine y jugador profesional

Conversaciones con Gonzalo García Pelayo en Granada Conversaciones con Gonzalo García Pelayo en Granada

Conversaciones con Gonzalo García Pelayo en Granada / Archivo

Luis Lapuente compagina su faceta de médico de familia con la de periodista musical igual que Gonzalo García Pelayo conjuga la de productor musical o director de cine con la de jugador profesional. Dos personalidades tan extremas tenían que estar llamada a congeniar. Y así fue cuando Lapunte lo entrevistó por primera vez hace quince años. De esa manera se fraguó una amistad que ahora ve la luz en forma de libro: Conversaciones con Gonzalo García Pelayo. Nostalgia del futuro.

En el volumen, publicado por la editorial Efe Eme Libros, se da forma a más de 30 horas de conversaciones que firma el médico como periodista y admirador de la trayectoria vital y profesional de Gracía Pelayo, sobre todo para reivindicar “el papel del productor”.

Como era de esperar, de dos figuras tan interesantes, la conversación resultante tenía a la fuerza que ser igualmente atractiva. Y sobre esos mismos temas que abordan en el libro volverán a charlar este jueves en el Lemon Rock dentro del los foros de debate que organiza Fomag.

La conversación dará pie a Gonzalo García Pelayo a repasar su extraordinaria experiencia vital, desde sus inicios como uno de los precursores del rock andaluz, pasando por su etapa de periodista en radio y televisión a su labor como fundador de la discográfica Gong, que produjo a Triana y a decenas de grupos y solistas.

El volumen profundiza en sus muchos años de trabajo en la industria musical pero también se tocan aspectos como la dirección cinematográfica. Porque García Pelayo es es todo un referente de la cultura nacional y precursor del movimiento underground sevillano.

Gonzalo García Pelayo (Madrid, 1947) nunca ha abandonado del todo Sevilla, ciudad a la que llegó con ocho años para vivir en Los Remedios, barrio en el que, pasado el tiempo, fundaría el Dom Gonzalo, club de referencia para la ultura underground hispalense del tardofranquismo. Fue allí donde se pudo escuchar por primera vez en público a Pink Floyd o Jimi Hendrix gracias a los discos que compraba en París y a la influencia de los militares norteamericanos que llegaron a España.

Amigo de Carlos Cano, la música ha sido una de las grandes pasiones de García-Pelayo, quien como productor ha ganado “mucho dinero” con auténticos éxitos: Lole y Manuel, Hilario Camacho, Labordeta... Tanto es así, que está considerado como uno de los padres del llamado Rock Andaluz, afirmación que a él no le molesta porque dice no estar en contra de las etiquetas.

De su faceta como director de cine, su gran pasión, destacan dos películas: Manuela y Vivir en Sevilla, denigradas en su día por la crítica y rescatadas en los últimos tiempos hasta convertirse casi en obras de culto.Pero para el gran público, García Pelayo es también conocido por ser el héroe que encontró una fórmula para derrotar a las bancas de los casinos. Y es que encontró un sistema matemático para ganar, junto a su familia, millones en los mejores casinos del mundo, pero eso es quizás su faceta más conocida. Esta peripecia se plasmó en la película The Pelayos. Por ese motivo, García Pelayo, explica que el asunto ha sido tratado menos en profundidad en este libro.

Y eso que ha dado pie a experiencias vitales apasionantes. “En algún sitio tan democrático como Dinamarca, en Copenhague, me enseñaron una pistola. En Francia, sigo teniendo prohibido jugar. En España, sin embargo, aunque lo intentaron, ganamos el caso ante la justicia”, cuenta el productor, que anda ahora centrado en asuntos de bitcoin pero que reconoce deber al juego y a la independencia económica que le ha proporcionado al menos buena parte de su libertad creativa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios