David Díaz 'Kolibrí' | Guitarrista de Marea "Creo que en la música hay sólo dos estilos: la que te gusta y la que no"

  • La banda de rock ultima su gira española con dos conciertos en Andalucía: esta noche en Sevilla y mañana sábado en el Palacio de Deportes de Granada

“Creo que en la música hay sólo dos estilos: la que te gusta y la que no” “Creo que en la música hay sólo dos estilos: la que te gusta y la que no”

“Creo que en la música hay sólo dos estilos: la que te gusta y la que no”

–En El Azogue colaboran con Poli Díaz en el tema Las encías, ¿cómo surgió esa colaboración?

–La verdad que no era nuestra primera opción pero Kutxi tenía algún contacto que lo conocía. En su caso ya no era la figura del boxeador sino la misma persona la que encajaba perfectamente con la letra. Nos pusimos en contacto con él y fue una experiencia increíble y una grata sorpresa: Díaz nos demostró como se puede estar 12 horas de rodaje a cero grados, en calzones y mojado, y el tío no se sentó en ningún momento. Tiene una fortaleza y una personalidad que nos dejó alucinados. Además el vídeo ha quedado chulísimo y tiene una simbología increíble. Hemos tenido un gran feeling con él.

–En este disco hay menos colaboradores . ¿Por qué ?

–Sí, que es cierto que estamos los cinco solos y desnudos: queríamos hacer algo así porque era la filosofía del disco, que hemos grabado en vivo para respetar la esencia de Marea. A través de estos años hemos ido incluyendo muchas colaboraciones de mucha gente a la que respetamos y queremos. Prácticamente ya los teníamos a todos y por eso resultó más fácil tomar esta opción, hacer una producción lo más minimalista posible en vez de un disco más sobreproducido.

–Después de 22 años de carrera y tantas colaboraciones, ¿a quiénes siguen admirando en el rock?

–Pues a los mismos que ya admirábamos antes, cuando empezábamos. Los hemos ido conociendo, a todas las figuras emblemáticas de este país, desde el Drogas a Fito, Evaristo, Rosendo... y otros muchos. En el cien por cien de los casos nos han demostrado que son más grandes debajo del escenario que encima. Después de trabajar con ellos conoces a las persona y con todos tenemos una relación fantástica, siempre que tenemos ocasión nos vemos y echamos un rato.

–Si con el cien por cien se llevan bien, ¿igual es mérito suyo?

–Gracias por la parte que nos toca. Es verdad que somos gente muy cercana pero también es cierto que la familia del rock and roll, todos con todos, tenemos un sentimiento especial porque compartimos vivencias. Hay una camaradería muy bonita porque acabamos viéndonos en escenarios, festivales, en la misma carretera... Aunque lo que venda sea la polémica, todos compartimos vivencias.

–Imagino que la convivencia también desgastará, como cuando los amigos empiezan a compartir piso a principio de curso y en febrero están ya la mitad peleados.

–Bueno, pero nosotros no tenemos ya 18 años (risas). Con la madurez, o con la viejera, se aprecian ya otro tipo de valores. Además de nosotros, todos los que hemos estado hablando también tienen carreras extensas que han tenido que pelear desde abajo. Hay que tener en cuenta que el rock and roll no tiene ese poder mediático que tienen quizás otros artistas u otros estilos.

–Qué opinan de la censura que hay ahora de lo políticamente correcto. ¿El rock está un poco al margen?

–Hay algo peor que la censura: la autocensura. Con todo esto están consiguiendo que haya miedo y la gente no tenga la libertad de expresión que se supone que hay en este país. Creo que las canciones hablan de sentimientos y cosas reales y ahí no puede haber censura nunca. Los artistas tenemos que tener plena libertad para hacer el mensaje que queremos. Aunque los tiempos que corren está un poco rarunos.

–El trap, por ejemplo, que está ahora tan de moda, imagino que tiene el foco más encima para lo malo y para lo bueno.

–Es cierto que hay estilos que están pegando fuerte pero el rock siempre ha estado ahí, lleva 40 años. En esta gira me doy cuenta de que los rockeros seguimos estando ahí. No tenemos ese hueco mediático que quizás tienen otros estilos que están pegando fuerte pero los enterraremos a todos (risas). Me doy cuenta con esta gira que el público sigue ahí y sigue apasionado.

– Y usted, ¿sigue otros estilos musicales o es fiel al rock?

–Yo creo que en la música hay sólo dos estilos: la que te gusta y la que no. No entro en apellidos. Puedo hablar como consumidor y como banda: seguimos muchos estilos porque la música es magia, es creatividad y mensaje. Y sale de la nada. Siempre hay cosas buenísimas por ahí y por eso intento estar al día de todo. Creo que eso es enriquecedor tanto en el ámbito personal como en lo musical. Me gusta cualquier estilo siempre que me pellizque. No hay que tener prejuicios ni hay que poner barreras.

–¿Después del descanso, sus seguidores encontrarán la misma Marea?

–Después de siete años sin tocar en directo siempre tienes la incertidumbre, no sabes cómo te recibirán porque esto cambia mucho. Pero no nos hemos preocupado de eso y hemos intentado hacer algo que primero nos emocione a nosotros en cada canción, en cada nota, en cada acorde. Estábamos muy contentos con el disco sin pensar qué podía pasar, ni con el disco ni con la gira. Y creo que es una buena filosofía: mirarte para dentro y hacer algo con las tripas y el corazón. Luego el público es soberano. Puedes esperar una respuesta buena, pero eso no te tiene que quitar el sueño. Y en esta gira estamos los cinco flipando porque se está consiguiendo una conexión especial: el público está empujando tanto o más que nosotros. Llevamos ya 42 conciertos –y aún nos quedan 13– y sentimos que es muy vibrante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios