La banda da su primer concierto en 15 años

Ketama, la revolución 'jonda' toma Granada

  • Cuerdos y bailongos, el trío de flamenco fusión regala un directo trufado de éxitos en su vuelta a los escenarios en el Palacio de Congresos

Antonio Carmona (delante) y Juan José Carmona 'El Camborio', en un momento del concierto de Ketama. Antonio Carmona (delante) y Juan José Carmona 'El Camborio', en un momento del concierto de Ketama.

Antonio Carmona (delante) y Juan José Carmona 'El Camborio', en un momento del concierto de Ketama. / M. Alvárez

Comentarios 1

No estaban locos, ni fue un sueño. Ketama revolucionó el panorama musical español en los 90. Pasaron de ser un grupo de culto a la revelación del flamenco-fusión en este país. Su acercamiento al blues, a la música afrocubana y al pop desde el prisma jondo los auparon a la cima, coronada por la publicación de De aki a Ketama (1995). Telonearon a Prince, firmaron un disco con la kora africana de Toumani Diabaté, colaboraron con Jorge Drexler y celebraron la música de Antonio Vega. La revolución jonda tomó esta noche el Palacio de Congresos, lleno hasta la bandera de granadinos que desde hace 15 años ansiaban la vuelta del conjunto.

La saga Carmona-Habichuela ocupaba los primeros asientos del recinto con 1.850 personas, entre las que se encontraban Marina Heredia y Curro Albaicín. Aplausos furtivos a las 21:20. Aquel joven carismático de media melena cambiaba la camisa negra entreabierta por otra blanca y una chaqueta clásica. Antonio Carmona asomaba en al escenario a las 21:30 acompañado de sus compadres Juan José Carmona Amaya El Camborio, José Miguel Carmona Niño Josemi, y una "tremenda" banda -que incluyó saxofonista, trompetista, pianista, percursionistas, batería-. 

El trío de flamenco fusión inició su gira 'No estamos locos' en el Palacio de Congresos. El trío de flamenco fusión inició su gira 'No estamos locos' en el Palacio de Congresos.

El trío de flamenco fusión inició su gira 'No estamos locos' en el Palacio de Congresos. / Miguel Ángel Molina / EFE

El grupo dio la bienvenida al público con Karta kanción donde dejaba caer un mensaje a sus más fieles seguidores: "Perdóname por no haber respondido antes". Los asistentes cruzaron el charco por momentos escuchando el tema firmado a medias con Jorge Drexler. Ketama pisó el acelerador con la rumbita con sabor africano Djamana, Djana, el primer as en la manga que tenían del álbum De akí a Ketama, al que sacaron bastante brillo.

El cantante arrancó en seguida las palmas de la gente, cuyos ojos hacían chiribitas ante tal espectáculo. El público, de todas las edades, no podían contener la alegría, producto de ese aire festivo tan propio de los conciertos de Ketama. "Que alegría estar aquí. Es un honor. Es una locura esta noche. Todo el honor a esta tierra. Ketama tenía que empezar desde Granada, junto a los granadinos de la tierra", declaraba entusiasmado el vocalista antes de cantar la balada Problema. Los seguidores respondían ante tal cumplido con un olé al unísono.

Casi 2.000 personas asistieron al directo de los Ketama. Casi 2.000 personas asistieron al directo de los Ketama.

Casi 2.000 personas asistieron al directo de los Ketama. / M. Alvárez

El Camborio se despedía del escenario honrando la tierra de su padre, Juan Carmona Habichuela, antes de dejar a Josemi con su espectacular solo de guitarra, acompañado de las palmas de la gente primero y luego de la banda. No fue el único solo de la noche. El de su primo guitarrista, dedicado a su hija Lola, también emocionó.

Ketama se puso tierno con temas como Lloraré y Kanela y menta -donde destacaron con creces sus coristas-. "Es muy difícil presentarse aquí en esta tierra que es nuestra, pero no quería que faltará alguien importante. Esta camisa huele a Morente". Así presento Carmona al cantaor Kiki Morente, cuyo padre le había regalado la prenda años atrás. Los dos flamencos se fundieron en un abrazo antes del dueto.

Llegó el turno de palabra para Niño Josemi, que 15 años después le sigue removiendo el estómago actuar con sus compadres. "Todas las revoluciones empiezan en el corazón. Este reencuentro es musical y no personal, porque siempre estuvimos juntos. Nunca nos hemos separado", exclamó antes de interpretar la instrumental La Cuesta La Cava, un homenaje a la calle donde nació la saga flamenca de los Carmona-Habichuela.

Pepe Habichuela, la estrella invitada

Uno de los instantes más especiales de la velada se vivió con el otro invitado de honor, el guitarrista Pepe Habichuela. El patriarca de la saga regaló a sus "alumnos aventajados" una bulería con aires morunos -el toque árabe se lo dio El Camborio; Antonio Carmona aprovecho para tocar la caja-. El público se puso en pie.

Una versión latina y llena de ritmo de Loko de amor, Flor de lis, No estamos lokos, Vente pa' Madrid. Ketama dejó para el final lo mejor: sus éxitos. El público respondió poniéndose en pie, palmeando, bailando, gritando. Un gran concierto con una gran banda donde muchos echaron en falta la genuina voz de Antonio, que llegó anoche tocada de Buenos Aires.

Antonio Carmona, cantante de Ketama, durante la actuación. Antonio Carmona, cantante de Ketama, durante la actuación.

Antonio Carmona, cantante de Ketama, durante la actuación. / M. Alvárez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios