Un relato sobre el acoso escolar

David Lafuente, ex integrante de Auryn: "Sufrí bullying durante una década"

  • "Si no se lo cuentas a nadie corres el riesgo de quedarte solo con tu miedo", asegura el cantante granadino  

El artista, en una foto de archivo. El artista, en una foto de archivo.

El artista, en una foto de archivo. / G. H.

David Lafuente, cantante y ex miembro de Auryn, sufrió acoso escolar durante 10 años. "El bullying es como un monstruo que te va arañando. Si no se lo cuentas a nadie corres el riesgo de quedarte solo con tu propio miedo", asegura el artista granadino. Gracias a la música, a su mejor amiga y a su familia consiguió superar esa etapa, que pasó en silencio, y ahora canta para animar a niños y niñas que están pasando por lo mismo a que pidan ayuda.

"No iba a clase, me escapaba, me sentaba en un bordillo y lloraba hasta que, a las dos de la tarde, sonaba la sirena", explica el joven. David creció en un pueblo pequeño sin entender por qué otros niños le insultaban y le pegaban. "Yo no le hacía nada malo a nadie, solo quería estar con mis amigos", recuerda el cantante.

El joven asegura que advirtió en varias ocasiones al director de su colegio sobre lo que estaba sucediendo pero no recibió apoyo. "Me decía: "Tranquilo, te acompañamos a la salida". Pero yo iba todos los días con miedo a clase", explica. Por eso, pide más atención por parte de los centros educativos aunque opina que, en ocasiones, los profesores también temen a los niños y niñas que acosan a otros porque "suelen ser personas conflictivas".

Una educación familiar basada en el respeto hacia los demás es para él la principal herramienta para erradicar el acoso escolar. Sin embargo, lamenta que "aún queda mucho por hacer" porque "muchos padres" no quieren ver que sus hijos son capaces de acosar a otros.

"El bullying te hace sentir pequeño, como si solo por existir ya estuvieras haciendo algo mal", según David que, además, ha hecho referencia al dolor de las familias de los pequeños que se suicidan como consecuencia de estas prácticas.

Cuando cumplió 16 años, decidió enfrentarse a sus miedos: se apuntó al gimnasio, se cortó el pelo y empezó a gustarse a sí mismo. "Decidí olvidar todo lo malo y luchar por mí", recuerda. Fue entonces cuando empezó su carrera musical y se mudó a Granada. "La música me impulsó para perseguir mis sueños”, reconoce.

Hace cuatro años, uno de los chicos que le acosaba en el colegio le pidió perdón aludiendo a que, entonces, eran muy pequeños. "No tengo odio, le perdono. Pero igual que yo era consciente del daño que me hacía, él lo era también", explica David, que reivindica que el acosador y el acosado comprenden con cualquier edad lo que está sucediendo. Ahora, el cantante tiene 30 años y asegura que es "feliz" porque ha aprendido a sacar la parte positiva de lo que sucedió.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios