Literatura

Cuando el libro infantil es el propio tesoro

  • La Biblioteca de Andalucía acogió ayer los actos de celebración del Día Internacional del Libro en los que se leyó un manifiesto y se inauguró la muestra sobre María Zambrano

Un grupo de niñas lee un libro. Un grupo de niñas lee un libro.

Un grupo de niñas lee un libro. / Archivo

Mucho le deben las generaciones de niños que ahora son adultos aficionados a la lectura a las bibliotecas infantiles, las públicas y sobre todo las privadas, las de sus habitaciones. Juan Mata, profesor del departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la UGR, dedicaba ayer unas palabras a recordar estos rincones en los que conviven libros con peluches.

Tal día como ayer, el 2 de abril, pero de 1805 nacía el escritor danés Hans Christian Andersen. Por ese motivo esa fecha ha sido elegida por el IBBY, Organización Internacional para el Libro Juvenil, para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil. Desde 1967 se celebra esta efeméride que tiene el fin de promocionar los buenos libros infantiles y juveniles y la lectura entre los más jóvenes.

Desde entonces, cada año una sección nacional del IBBY tiene la oportunidad de ser la patrocinadora internacional del Día del Libro Infantil. Su función es seleccionar a un escritor representativo y a un reconocido ilustrador de su país para que elabore el mensaje dirigido a todos los niños y niñas del mundo y se promueva la celebración en las bibliotecas, centros escolares, librerías, etc, de esta conmemoración.

Este año 2019 el país elegido para la semblanza y el cartel es Lituania y el ilustrador y escritor Kestutis Kasparavicius. Su manifiesto, que puede descargarse a través de la web del Centro Andaluz de las Letras, fue leído ayer en Granada por Aliana.

La estudiante, de 8 años, acompañó en el escenario a los delegados de Educación, Antonio Castillo, y de Cultura y Patrimonio Histórico, Antonio Granados. Los tres participaron ayer en la actividad del Día Internacional del Libro Infantil que se celebró en la Biblioteca de Andalucía junto a más de cien escolares.

Ese fue el acto provincial con el que la delegación de Cultura y Patrimonio Histórico, a través del Centro Andaluz de las Letras (CAL), se volvió a sumar ayer a la celebración del Día Internacional del Libro Infantil (DILI) con el objetivo de atraer a los más pequeños y jóvenes a la lectura.

En esta edición, el programa de actividades ha apostado por la promoción de autores e ilustradores de literatura infantil con el ánimo de fortalecer el vínculo entre los creadores andaluces y sus lectores.

Tras la lectura del manifiesto, llamado Los libros inspiran pausas, alumnos de segundo ciclo de Primaria de los CEIP San José y Jardín de la Reina vieron el vídeo de promoción a la lectura en el que participaba Juan Mata entre otros y mantuvieron un encuentro con el escritor, ilustrador y narrador oral Nono Granero.

Artista multidisciplinar, Nono Granero es escritor, narrador oral, titiritero e ilustrador. Fundador de la compañía Los Títeres del Asombrajo, sus obras plásticas son el resultado de la confluencia de estas facetas. Tras licenciarse en Bellas Artes, comenzó a trazar vínculos entre la narrativa y la plástica. Ello le ha llevado a desarrollar una carrera en la que explora por separado los diferentes lenguajes, para trazar puentes entre ellos en producciones de naturaleza diferente. Ha creado e ilustrado numerosas obras editoriales, tanto para adultos como para niños, principalmente álbum ilustrado.

Minutos antes de la lectura del manifiesto el delegado de Cultura y Patrimonio Histórico, Antonio Granados inauguraba la exposición María Zambrano. La aurora del pensamiento, que estará abierta en la Biblioteca de Andalucía hasta el 30 de abril.

Con esta muestra, el Centro Andaluz de las Letras (CAL) rinde homenaje a la poeta, intelectual y filósofa malagueña, a la que designo, con motivo del centenario del nacimiento, autora del año en 2004 con el propósito de difundir su figura y obra y potenciar el patrimonio intelectual andaluz.

La exposición está compuesta por 31 paneles sobre la vida y obra de María Zambrano organizada de forma didáctica para que el público en general y los escolares se acerquen a la autora. La Biblioteca de Andalucía expondrá en las vitrinas de la sala de exposiciones temporales obras de la escritora malagueña de sus propios fondos que guarda y custodia de los autores andaluces.

El delegado de Cultura y Patrimonio Histórico resaltó que, entre otras distinciones que recibió María Zambrano, destaca el Premio Príncipe de Asturias otorgado en 1981. También fue nombrada doctora honoris causa por la Universidad de Málaga, También recordó que de regreso a España comienza una nueva etapa de actividad intelectual dedicándose a la reedición de obras ya publicadas y a la escritura de numerosos artículos. El reconocimiento a su obra se ve culminado en 1988 al otorgarle el Ministerio de Cultura de España el Premio Cervantes de Literatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios