Miguel Ángel Recio. Director del Inaem

"En España no hay crisis de talento"

  • El responsable del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música opina que el papel del gestor cultural gana espacio en España con la actual situación de crisis.

Miguel Ángel Recio viste corbata azul de lunares, camisa celeste y traje oscuro. Si alguien se lo cruza por la calle, lo último que puede pensar es que buena parte de la política cultural de este país pasa por sus manos. Su imagen demuestra que los gestores están desplazando a los artistas de los despachos. "Son momento de falta de recursos y se necesitan perfiles muy técnicos para pasar este crisis", sostiene Recio, que ayer inauguró el encuentro de Gestión Cultural que organiza los Cursos Manuel de Falla.

-Repasando la lista de anteriores directores del Inaem, llama la atención que su perfil profesional no tiene nada que ver con, por ejemplo, el dramaturgo Adolfo Marsillac, que se hizo cargo de la institución a finales de los ochenta... ¿Es preferible, en los tiempos que corren, un buen gerente antes que un artista de renombre metido en un despacho?

-Es el momento del gestor cultural porque son momentos de falta de recursos económicos y el gestor cultural tiene mucho que decir tanto para administrar como para mentalizar a los directores artísticos y buscar una mayor eficiencia. Cuando hay más dinero se olvida un poco esta figura, opero en momentos de crisis se nota más.

-En la OCG, por ejemplo, la figura del gerente es cada vez más importante y, para muchos, es más relevante que el propio director artístico...

-Yo diría que esto es general, no conozco este caso, lo que sí sé es que las orquestas sinfónicas son unos aparatos complejos que hay que saber gestionar.

-¿Nota los 'roces políticos' que se dan en instituciones en las que participan como puede ser el Festival de Música y Danza? En muchos casos, su voto decide las cuestiones en un sentido o en otro...

-No, lo que hay es un momento duro, hay limitaciones en lo económico pero no hay crisis de talento, España sigue siendo un enorme productor de obras de arte en general. Además, es un momento para reequilibrar cosas, contamos, por ejemplo, con una red fantástica de teatros y auditorios que hay que saber aprovechar ahora mismo.

-¿Han recortado la partida destinada al apoyo a la producción y a promover las giras nacionales e internacionales de los artistas españoles?

-No, se están cerrando los plazos de convocatoria tanto al teatro como en la lírica o la danza, que se dieron el día 14. Las cifras de los millones de euros están ahí, hablamos de más de 7 millones de euros en ayudas al teatro y la música. Por lo tanto, a pesar de todo lo que se dice, las ayudas prosiguen.

-¿Les afectará, cuando se apruebe, la Ley de Mecenazgo o son dos cosas paralelas y compatibles?

-Las ayudas públicas seguirán yendo por un lado y las aportaciones privadas por otro. Lo que planteo es que la ley, que ojalá se apruebe pronto, pero que antes de poner en práctica las ventajas fiscales de esta ley hay que tener en cuenta que ya hay ventajas fiscales en este momento. Para obtener las mayores ventajas hay que tener un trabajo previo de búsqueda de mecenas, y eso hay que hacerlo ya. Me consta que el Festival de Música y Danza está haciendo muy bien este trabajo.

-¿En el caso de las subvenciones, la transparencia es la mejor manera de evitar el descontento de los artistas que se quedan fuera o esto es inevitable?

-Hay un comité técnico y no hay mayores críticas. en algún momento sí ha habido en el sentido de por qué se apoya a algunas instituciones con una subvención nominativa. Pero eso ha desaparecido excepto en las instituciones en las que formamos parte de los órganos de gobierno, como el Festival de Música y Danza. Las demás son en concurrencia y no ha habido críticas sobre a quién se hadado porquie hay un baremo que se publiac en el BOE, con lo que mayor transparencia es imposible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios