Un documental repasará la vida y obra de la rapera

Gata Cattana, del Albaicín al olimpo del rap

  • Juan Manuel Sayalonga prepara una película sobre la artista cordobesa, cuyo paso por Granada ocupará buena parte del largometraje

  • La campaña de micromecenazgo lleva ya recaudado más de 6.000 euros, la mitad del dinero necesario para costear el proyecto 

Una de las fotografías inéditas de Ana en la sala El Tren, que aparecerá en el documental. Una de las fotografías inéditas de Ana en la sala El Tren, que aparecerá en el documental.

Una de las fotografías inéditas de Ana en la sala El Tren, que aparecerá en el documental. / J. M. S.

Un 2 de marzo de 2017 fallecía Ana Isabel García Llorente, alias Gata Cattana. La muerte de la artista cordobesa dejaba huérfanos a miles de seguidores que veían en ella el relevo que la escena rapera española necesitaba. Graduada en Ciencias Políticas por la UGR, García no encarnaba el estereotipo de rimadora de versos habitual. Ácida, guerrera, políticamente incorrecta, feminista confesa, amante de los quejíos, hija de una generación perdida. Cattana fue una transgresora en su género, al que tiñó de violeta con sus letras; y al que añadió toques flamencos, electrónicos y hasta latinos sin despeinarse.

Juan Manuel Sayalonga trabaja ahora en una película sobre la vida y obra de la rapera. "Es un proyecto personal. Era amigo suyo. Un día hablando con la madre tuve un impulso y se lo propuse. Ella está encantada. Es mi particular homenaje", cuenta el director de Eterna. El documental, "un viaje con Ana, al estilo de una road movie", en palabras de Sayalonga, hará parada en los lugares donde ella vivió y recogerá los testimonios de la gente de la que se rodeó allí. "Ella estará con nosotros en todo momento. Vamos a utilizar su voz recitada. El tratamiento será muy poético", señala.

El teaser de 'Eterna'

Granada, en el corazón de Ana

El paso de Gata Cattana por esta ciudad ocupará buena parte del documental, estructurado en tres bloques -Adamuz (Cordóba), donde nace; Granada, lugar en el que cursa estudios superiores e inicia su carrera artística; y Madrid, última y más fructífera etapa de la artista-. ¿Qué significó para ella venirse a esta ciudad? "Creo que todo. Granada es su punto de inflexión a nivel artístico. Es el sitio donde ella crece y se desarrolla artísticamente, y personalmente. Ella tiene unas inquietudes y explotan en Granada, donde además tenía su público", destaca Sayalonga, que adelanta que rodarán en el Albaicín, en la sala Boogaclub y en el muro de la avenida Juan Pablo II lleno de decenas de grafitis en su honor.

Cattana se proclamó en 2014 campeona del Granada Slam Poetry, un torneo de poesía donde los oponentes se enfrentan a través de recitales dramatizados. Ese mismo año participó en el concurso nacional, celebrado en Palma de Mallorca, donde quedó finalista. El director de Eterna también menciona otro hito en la carrera de la cordobesa durante su estancia en la ciudad: allí compone el epé Anclas (2015), donde aparece el himno feminista Lisístrata. La canción, donde alude a Rosa Luxemburgo y a Silvia Federicci, critica la cosificación sexual de la mujer -"déjame ser otra cosa que no sea un cuerpo"- y los estereotipos acerca de la condición femenina -"Las mujeres no somos ni malévolas, ni malignas, [...] Las mujeres somos mujeres"-.

Uno de los grafitis en honor a la artista en Granada. Uno de los grafitis en honor a la artista en Granada.

Uno de los grafitis en honor a la artista en Granada. / G. H.

La obra y la personalidad de Gata Cattana, dice el director de Eterna, "van de la mano: lo primero no se entiende sin lo segundo". El documental lo retratará a través de las declaraciones de su madre, Ana Llorente; sus amistades más cercanas; músicos con los que trabajaba y colaboraba; e importantes personalidades del mundo del rap y la poesía. "Me quedo con su inteligencia. Sus letras no eran un mero panfleto. Ella no te soltaba un panfleto político, le llegaba a la gente de una forma más sutil y elegante", destaca.

A nivel musical, Sayalonga la define como "una visionaria del rap". "Su música está a años luz de lo que se hace hoy día. Era un soplo de aire fresco en la escena y su perspectiva era necesaria. El rap estaba lleno de mensajes muy negativos. Ella, al contrario, era muy vitalista", recalca sobre la artista, "muy protectora con los suyos, tímida en las distancias cortas y de un humor ácido".

Sayalonga, estudiante en el grado de Dirección de la Escuela de Cine y Artes Escénicas de Sevilla, ha lanzado una campaña de micromecenazgo para financiar el proyecto. Por ahora, llevan la mitad recaudado –6.500 euros de 12.000–. "Hay mucha gente implicada en el crowdfunding y lo agradezco", declara. El equipo de 10 personas se encuentra en fase de preproducción de la película, que contará con banda sonora propia.

El director sevillano Juan Manuel Sayalonga, en una foto reciente. El director sevillano Juan Manuel Sayalonga, en una foto reciente.

El director sevillano Juan Manuel Sayalonga, en una foto reciente. / G. H.

El técnico en Cámara y Post-Producción por la Escuela de Arte de Granada conoció a Ana en un foro de rap. "Nos dimos el Messenger y luego quedamos a través de amigos en común de Córdoba", narra. Ahora prepara un documental sobre la poeta donde aparecerán vídeos inéditos de ella recitando y ensayando en ambientes más íntimos. "La recuerdo paseando por calle Elvira, cantando sin pudor", hace memoria. Gata Cattana, del Albaicín al olimpo del rap, y ahora Eterna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios